Oraciones A Dios En Momentos Difíciles

Nadie escapa de los momentos difíciles en la vida. Muchos tienen la firmeza y la sensatez para afrontarlos con vigor y serenidad. Pero otros no la tienen y recurren a las Oraciones a Dios en  Momentos Difíciles, para calmar su alma y sobrellevar cada circunstancia adversa.

Ya sea ante cualquier situación, por más difícil que sea, podemos contar con nuestro Dios Padre para enfrentarlas serenamente y sin desespero o depresión. Recurre a ellas, que Dios estará esperando por tus plegarias para bendecirte y colmarte de felicidad.

Índice()

    Oraciones a Dios en Momentos Difíciles

    Oraciones A Dios En Momentos Difíciles

    1.- Oración a Dios en Momentos Difíciles de Angustias

    ¡Oh Misericordioso Dios Padre! A veces los momentos difíciles te golpean fuertemente y solo contamos contigo para enfrentarlos y salir adelante. En este momento de angustia, donde mi alma y mi corazón, se constriñen por tanto pesar, me aferro a tu hermosa benevolencia y magnificencia para conversar contigo abiertamente y confesarme.

    Son momentos que destruyen toda tu estabilidad emocional y física, cuyas acciones son determinantes para seguir adelante construyendo nuestros días. Pero Padre Amado, solo tu eres el conocedor de mis preocupaciones, de mis congojas, de mis desesperanzas, de mis temores más íntimos.

    ¡Padre Amado y Misericordioso! Hoy acudo a tu sagrado manto espiritual para que me cubras y me apartes de todas esas situaciones amargas y traumáticas que obstruyen mi felicidad plena.

    Ahora, que la pandemia ha desarticulado todo en nuestras vidas, que ha hecho claudicar todas nuestras cotidianas vivencias y comprender el valor de la solidaridad, de la humildad del cuidado de nuestra salud, de nuestro bienestar familiar y social, sobre todo lo existencial y espiritual, me atrevo a pedirte, no te pido solo para mí y mi familia, sino también para toda la humanidad.

    ¡Oh Gran Creador y Benefactor! Sería un grave error, una inconciencia y un gran acto de egoísmo, olvidarme del prójimo y no rogarte por su bienestar total. Somos tus hijos y a ti imploramos siempre, porque eres el Dios de los Dioses, el Único y Verdadero. Siempre te alabaremos por los siglos de los siglos. Amén.

    2.- Oración e innovación a Dios en Momentos Difíciles de Salud

    ¡Oh Grandiosos Dios Padre Misericordioso!, Tu que le diste sentido a la existencia humana y se la conferiste como un Don bendito, resucitando a tu hijo amado al tercer día, demostrándole que eres el Señor y Amo Absoluto de nuestro Universo, hoy primeramente quiero agradecerte que te conduelas de tantos hombres y mujeres que sufren momentos difíciles muy duros, pero también quiero pedirte que fijes tu mirada y tu consideración en estos momentos difíciles por la que atraviesa mi salud.

    ¡Bienaventurado quien conoce y sabe lo que es el amor, que sabe entregarlo sin egoísmo, que sabe lo que es amar y sabe valorar la vida, sin olvidarse ni despreciar tu inconmensurable misericordia! ¡Que estén en hora buena los que han vivido y han experimentado tu presencia espiritual! Solo aquel que lo ha vivido puede sentir el más profundo agradecimiento y devoción hacia ti, Padre Amado.

    ¡Padre Excelentísimo y Dador de vida! Prolóngame la vida. Prolóngame la Salud en estos difíciles momentos. No quiero dejar pasar por alto mi agradecimiento hacia ti por la fortuna indescriptible de haber encontrado el amor en mi amada esposa, a la que siempre se ha mantenido a mi lado, todo ello a pesar de mis errores, fallas y pecados.

    Te lo pido con toda la convicción del mundo de tu generosidad y bondad, ¿Por qué de que sirve la vida si no han una salud plena? Padre legítimo y servicial, necesito que vuelvan a mí los días alegres, los éxitos en el trabajo, las amistades valiosas con las que cuento.

    Necesito y requiero urgentemente de tu intervención celestial para que sane mi cuerpo y mi espíritu. Pero por encima de todo, también quiero agradecerte, porque todo eso ha formado parte de mi existencia terrenal y me han hecho sentir el ser humano más feliz que haya existido en este hermoso planeta. Amén.

    3.- Oración o plegaria a Dios en Momento Difíciles para el Espíritu

    ¡Omnipotente y magnánimo Dios Padre! Hoy es un día donde me veo obligado a acudir a ti por el difícil momento en el que me encuentro. La inconsistencia espiritual me agobia, me confunde y me aturde. Por eso te pido que oigas mi ruego: no nos abandones y nos dejes solo en estos peligrosos momentos. Fortalece nuestras almas atormentadas para que podamos entender de forma profunda su verdadera esencia espiritual, su real significación para fortificar nuestros caminos.

    A veces espiritualmente, siento que desfallezco. Sin embargo, tengo un apoyo fundamental. Tú, Padre precursor y dador de vida, ¿cómo olvidarme de ti si estoy aquí y existo por tu manifiesta benevolencia? ¿Cómo negarme a tu existencia y tu infinita pasión si nos creaste a tu imagen y semejanza? ¿Cómo no agradecerte en estos difíciles momentos, si por ti mi alma se remueve ante tu presencia y mi corazón se acelera cuando te oro e imagino que estas a mi lado gobernando mis pasos?

    Son tantos los momentos difíciles que se nos presentan a tus hijos, pero a la vez son tantas las cosas por las que hay que agradecerte, que mis palabras se quedarían cortas. De nuevo, ayúdame Dios Padres en este momento difícil, en el cual mi espíritu se debilita y siente ahora más que nunca que te necesita, por los siglos de los siglos. Amén.

    4.- Oración a Dios para los Momento Difíciles en Económico

    ¡Dios Padre Amantísimo y forjador del Universo! Ante este difícil momento por el que atraviesan mis finanzas para mi sustento económico y el de mi familia, solo me queda acudir a tu benevolencia y pedirte encarecidamente me sostenga en tus brazos divinos. Por eso hoy solo quiero que escuches esta plegaria para que mes valor y paciencia, resistencia y cordura.

    Señor Padre, tú me conoces muy bien lo que vivo y lo que llevo por dentro, que a veces son debilidades espirituales que pueden afectar mi paz y mi desenvolvimiento ante la vida. Pero cuando se trata de las deudas y gastos cotidiano y vemos que el dinero no alcanza por esta mega inflación, los planes se nos retuercen en la cara y nos vemos atrapados y solos, pensando en el sustento de mi familia.

    ¡Bendito y Santificado Dios Padre!, Tú que conoces lo que me preocupa, lo que ahora siento, lo que pienso, lo que necesito y lo que añoro. Ampárame en esta hora crucial de mi vida. Tú sabes cuándo sollozo, cuando rio, cuando estoy en medio de la soledad. Protégeme, salvaguárdame, anímame a seguir luchando y acompáñame siempre.

    Pero por sobre todas las cosas, perdona mis pecados, porque te amo y te necesito en mi vida para siempre. Cobíjame con tu manto, resguarda mis finanzas para seguir dándole bienestar a mi familia, seguir contando con un hermoso hogar, con mi necesario empleo, y seguir forjando mis sueños, mis planes y mi felicidad. Dámeles protección a todos y haz que prospere económicamente. Revierte esto difíciles momentos. Transfórmalos en momentos de plena felicidad. Por los siglos de los Siglos. Amén.

    5.- Plegaria a Dios por los Momentos Difíciles ante la Inseguridad

    ¡Oh mi omnipotente Padre Creador de todo el Universo! Cada vez que salgo a la calle, me encomiendo a tu protección y amparo. Sin ti, sin tu intervención prodigiosa, sin tu mágica mano protectora y conservadora, ¿Cómo transformar esta tierra y nuestras vidas? Tu Dios Padre Salvador, que llenas mis días de bendiciones, te suplico que apartes de mi todo mal, todo mal augurio que pueda poner en peligro mi vida y la de los míos.

    Pon tus bendiciones sobre mi alma y corazón. Y aleja de mis los difíciles momentos que experimento cuando estoy por las calles de mi ciudad. Esa sensación de inseguridad me acecha a cada instante. De antemano te pido que me protejas, al igual que a mi familia y a todos los hombres y mujeres que deambulas por esas calles, por esos caminos y senderos misteriosos.

    Padre Único Dador de vida, en tus manos omnipotentes me encomiendo en la calle y pongo en tus manos mis preocupaciones y problemas. En tu profunda sabiduría dejo mis planes y objetivos. En tu amor magnificado, reposo y me siento seguro, caminando junto a mis seres queridos. Confió en ti enteramente. Por los siglos de los Siglos. Amén.

    En los Momentos Difíciles solo Dios es la Respuesta

    Oraciones Para Momentos Difíciles

    Ciertamente, en esos difíciles momentos que padecemos desde nuestra llegada al mundo, solo el Dios Padres en la Única respuesta sabia y verdadera para continuar con nuestras vidas. Que se haga tu voluntad Padre Amado. Tu eres quien lo ordena y lo cumple.

    Pero una buena oración en Momentos Difíciles, clamada con fe y esperanza en el Dios Padre no esta demás, porque el todo lo ve y todo lo escucha. Anímate y órale en estos momentos de angustias y veras como se transforma para tu bienestar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir