Oraciones a San Próspero

Las Oraciones a San Próspero nos revelan a un teólogo y escritor francés del siglo V de Aquitania, que a su vez se desempeñó como sacerdote en el sur de Francia. Su día de fiesta suele celebrarse el 25 de junio de cada año.

Se sabe que fue elegido por el Papa Santo Celestino I para presidir los comités del gobierno de la Iglesia. Asimismo, en el año 440, el Papa León I lo quiso tener a su lado como su Secretario.

En los instantes de miserable racha, puedes ofrecerle una plegaria a San Próspero. De todos los santos, él puede ayudarte a lograr la prosperidad que tanto has anhelado en tu vida.


Índice

    Oraciones a San Próspero

    Oración a San Prospero Para pedir Ayuda

    Oración a San Próspero para Pedir Ayuda

    ¡Oh Magnánimo Buen Próspero!, Tú que has sido escogido por nuestro Dios Padre como fiel mensajero de su Reino y leal portador de bienestar y prosperidad. Hoy acudo ante tus pies y de hinojo te hago esta humilde plegaria para que atiendas mi llamado sincero.

    Antes tantas dificultades que hoy enfrentamos en nuestros pueblos abatidos por los malos gobernantes y las erradas políticas de bienestar social, en este momento me encomiendo a tus cuidados y coloco en tus poderosas manos mi petición… (Aquí se hace la petición)

    ¡Oh Amadísimo San Próspero! Sabes bien que el Evangelio de Nuestro Señor nos enseña que nada es imposible si se indaga con una fe justa y licita, y tú eres un testigo de que con la gracia y el poder de nuestro Dios Padre podemos alcanzar esa prosperidad y ese bienestar, haciéndonos merecedores de bienes espirituales y materiales.

    Suplícale a la Sagrada Providencia, proveedora de todo bien, para que yo tenga una fe recta, una esperanza cierta, un amor perfecto, acierto y conocimiento para cumplir los mandamientos de nuestro Dios Padre. Por los siglos de los siglos. Amén (Por tratarse de una novena, debe repetirse la oración durante nueve días).

    Plegaria de Agradecimiento por la Prosperidad y Paz en el Hogar

    Plegaria de Agradecimiento por la Prosperidad y Paz en el Hogar

    ¡Bien Amado Dios Padre! Todos los días me levanto con una necesidad inmensa de ser feliz y de iniciar cada mañana con una actitud y una aptitud bien optimista, que a muchos asombra por mis deseos de congraciarme contigo, con mis padres y con mis familiares y mis amigos. Por ello, hoy te pido que escuches la plegaria que San Próspero recita en tus oídos.

    ¡Oh Amadísimo San Próspero” Siento muy adentro que esta felicidad no es normal, pues a pesar de los problemas, de las calamidades, de las necesidades, de las angustias, etc., yo mantengo en mi espíritu un equilibrio y una paz increíble, y tu Padre Amado, eres quien me infunde tantas ganas de vivir y de aprehender todo lo hermoso de esta existencia terrenal.

    ¡Oh Omnipotente Dios Padre! Si ciertamente he llegado a la locura, entonces te doy las gracias por concedérmela con firmeza y de esta forma tan agradable, pues magnifican mis pasos por la tierra, donde tu santificada excelsitud me ha alcanzado dándome la tan ansiada tranquilidad en mi hogar, aunque muchos despotrican hasta del aire que hoy respiran.

    Infinitas gracias Padre Bendito. Gracias San Próspero. Perpetúa siempre así mi hogar, pues esta enorme tranquilidad se refleja en mi firme alegría, en lo proactivo, lo asertivo y lo dispuesto que estoy a cualquier hora para dar lo mejor de mí en todo lo que me requieran, sobre todo para exaltar tu santo nombre y tu gloria. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación a San Próspero Para Iniciar el Día

    Invocación a San Próspero Para Iniciar el Día

    ¡Oh Amadísimo San Próspero! Gracias por ayudarme e interceder por mi cuando lo requiero. En las mañanas, cuando abro mis ojos al despertar, inicio el día con una sencilla plegaria para agradecer al Dios Padre por todo. Ya eso para mí es más que suficiente para tranquilizarme en esta vida ante tantas adversidades que atentan contra nosotros mismos.

    Desde nuestro origen humano, vertido en la simiente de Adam, siempre estaremos agradecidos. Por ese motivo, y por tu generosa bondad, debemos estar confiados en tu palabra y en tus promesas. Por todos esos dones y privilegios que nos has otorgado para valorarla y disfrutarla, nos sentimos confiados y tranquilos. Por los siglos de los siglos. Amen.

    Oración a San Próspero ante las Adversidades

    Oración a San Prospero ante las Adversidades

    ¡Amado Padre Bendito! Hoy deseo agradecerte por todo lo que me has bendecido y pedirte que me des tranquilidad ante tantas adversidades y calamidades que se han presentado en estos últimos días en que la crisis económica se ha incrementado sin compasión.

    Aun así, hoy acudo a mi santo amado, San Próspero, pues a pesas de esos infortunios, no puedo dejar de agradecerle su apoyo y poder contemplar tanta belleza junta entre la naturaleza. La inmensa alegría y la satisfacción es algo  inconmensurable al sentir la suave brisa, la llama ardiente de nuestro astro Sol, cuando bajo la luz de la luna, pienso en ti y en toda tu esplendorosa creación…

    ¡Oh Bendito San Próspero!, Protector de mis andanzas! Bien sabes que la  magnífica e incomparable creación terrenal, me alienta a seguir valorando todo lo que encierra la vida, todo lo positivo de nuestra existencialidad en la que se impone su esencia espiritual: el amor.

    Tú Amadísimo y Benevolente San Próspero, que en vida fuiste amor eterno y espiritual, que sacrificaste tu vida por hacerle el bien al prójimo, perdónalos, Nuestro Dios Padre Amado ya lo hizo, con la muerte de su hijo amado Jesús; y solo tú eres conocedor de la verdadera esencia de la vida y eso me tranquiliza para siempre. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegaria para Pedir Prosperidad para los Hijos

    Plegaria para Pedir Prosperidad para los Hijos

    ¡Benevolente San Próspero! En esta hora necesito tener tranquilidad y solo con esta plegaria lo puedo lograr, al asirme a tu bondad para que nuestros hijos puedan postrarse ante tus pies, limpios y confiados en tu poder y tu grandeza, como buenos hijos creyentes de tu gloria.

    Tanta es la confianza que tengo en mi Dios Padre, que en tus manos San Próspero puedo encomendar a mis hijos, pues tú los alejas de los vicios como el aguardiente y las drogas, de la delincuencia, de las sectas satánicas, y de todo lo malo que predomina en las calles. Te pido prosperidad y un corazón para poder dormir y despertar sin sobresaltos ni angustias. Nunca los dejes solos. Saber que tú me los vigilas, eso ya me tranquiliza.

    Hoy que la crisis socio-económica se ha vuelto más fuerte, los peligros nos acechan por cualquier parte. Por eso te agradezco que no me los descuides. Sabes que son la simiente del mañana, y la esperanza de un mundo que puede cultivar una mayor calidad humana.

    ¡San Próspero Misericordioso! Nos sentimos tranquilos al pensar en el bienestar de nuestros hijos! Estoy seguro y convencido de que tú intercedes por ello para resguardarlos con la venia de nuestro Señor Jesucristo, pero nosotros como padres también tenemos el deber de orientarlos y ampararlos frente a una computadora, un televisor o los videojuegos.

    Omnipotente Dios Misericordioso y Amado. Oye mis súplicas en labios de San Próspero. Mi alma estará siempre tranquila si tú proteges a mis hijos de cualquier violación a su intimidad, pues una formación adecuada han recibido sobre la sexualidad y tú presencia y enseñanzas están fortalecidas en ellos, gracias a tu amor y al cariño constante de sus padres.

    Sabes bien, que hoy la prosperidad y la seguridad de nuestros hijos la colocamos en tus milagrosas manos, para que les ofrezcas todo tu amor y tus enseñanzas y sus almas puras se transformen y alcancen su completa felicidad. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación por la Prosperidad de los Emigrantes

    Invocación por la Prosperidad de los Emigrantes

    ¡Bendecido Próspero! Para tener estar tranquilo quiero pedirte mediante esta plegaria que le des mucha prosperidad a todos los inmigrantes del mundo, de quienes estoy seguro, que en medio de sus tristezas y tribulaciones, se inclinan ante tus pies donde se encuentren para alabarte y pedirte tu protección.

    Resguarda a quienes decidieron partir de sus cálidos hogares en busca de una mejor calidad de vida en otros países, que el nuestro en este momento no les puede ofrecer. Muéstrale que nuestro Dios Padre es imprescindible para ellos, y permite que en sus trayectos la paz los acompañes y encuentren personas  buenas que los reciban y les brinden lo necesario, para que vivan con dignidad y respecto ante ti.

    Hoy te suplico con sincera fe para que le concedas a todos los inmigrantes del mundo que transitan por esas calles solitarias la prosperidad y tranquilidad que tanto desean. No los dejes solos por donde transiten. Padre Excelentísimo, camina a su lado y acompáñalos y guíalos en tu nombre. Bendícelos Siempre- Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración para Pedir Prosperidad y Salud

    Oración para Pedir Prosperidad y Salud

    ¡Oh Grandísimo Dios del Universo! Hoy me desperté tranquilo, siempre confiando en tu poder y pensando en tu hermosa y gran obra. Por eso quiero clamarle a tu magnánimo poder para que me les concedas la necesaria prosperidad y salud a todas aquellas personas que sufren.

    Por favor oye a tu siervo San Próspero e infúndeme su energía amorosa para ofrecerle a cada quien mis palabras de amor y bondad y permitir por su tranquilidad que de mi boca solo broten frases de vida, de aliento, para que te bendigan y se expresen en tu nombre por las riquezas espirituales y materiales que han logrado aquellos que nos escuchan.

    Por ese motivo, Dios Padre, en esta búsqueda de la prosperidad y la salud anhelamos el reencuentro contigo para que aniquiles la desesperación y angustia de las personas enfermas, que no poseen la salud deseada, ante estas enfermedades que hoy a todos nos agobian.

    Con este ruego queremos exaltar tu nombre y clamamos por tu energía espiritual de bondad y sabiduría para llenarnos de salud, proclamando al mundo la grandeza de tu piedad, con la que siempre nos sentimos dichosos por tus favores cumplidos. Por los siglos de los siglos. Amén.

    San Próspero: Compañía Frecuente de los Monjes

    San Próspero: Compañía Frecuente de los Monjes

    San Próspero debió ser educado con una buena y sólida formación, pues al parecer a menudo frecuentaba la compañía de los monjes, ubicada en el Monasterio de San Víctor, en Marsella, al sur de Francia.

    No obstante, algunos escritos reseñan que nunca ingresó al mundo de los clérigos, permaneciendo siempre en el estado seglar, incluso existen evidencias prudentes que nos llevan a deducir que estuvo casado.

    De hecho, se le atribuyó el «Poema de un Esposo a su Esposa», lo que nos demostraría, sin duda alguna, sobre su estado matrimonial, lo que también podría explicar la profundidad de pensamiento y las serenas actitudes de vida cristiana que en él se hicieron presentes. Más no puede afirmarse con su autoría.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir