Oraciones a Santa Catalina

Fue una mujer excepcional. Desde muy niña padeció de múltiples penurias por ser de clase media baja y pertenecer a una familia numerosa. Por esos las Oraciones a Santa Catalina, son sumamente apreciadas por las mujeres enamoradas.

Conoció de cerca las injusticias delante de los ojos de Dios, por lo que puede ser considerada como una gran aliada, de quien podemos confiar para que meta sus manos milagrosas en los casos relacionados con la correcta aplicación de la justicia terrenal o espiritual.

Índice
  1. Oraciones a Santa Catalina
    1. 1.- Oración a Santa Catalina por la Justicia
    2. 2.- Oración a Santa Catalina para obtener amor
    3. 3.- Oración para desesperar a un hombre por amor
    4. 4.- Oración a Santa Catalina por la Armonía Familiar
    5. 5.- Oración de Pío XII a Santa Catalina
  2. Santa Catalina: la Santa del Amor

Oraciones a Santa Catalina

Oraciones a Santa Catalina

1.- Oración a Santa Catalina por la Justicia

 

Oh mi milagrosa Santa Catalina, cosas imposibles realizaste, aun siendo la más apacible de nuestro cuidador. Hoy acudo a ti para que me devuelvas todas mis esperanzas. Suplico tu inmensa y merecida ayuda para que Dios y su hijo amado Jesús, entren a mi corazón.

Imploro tu nombre, y clamo a ti, porque sé que estas dispuesta a abrir tus brazos y acobijarme en tu regazo para alentarme y brindarle tu alivio y solución cuando ya todo parece perdido y descarriado.

Hoy me despierto pensando en ti; me levanto buscando tu amparo celestial, porque de verdad, yo no soy nada sin tu soporte y el de nuestro Dios Padre. Mi dulce y encantadora dama, la luz especial que irradias en las alturas, utilízala para alumbrar mi camino. Vivifícame y ayúdame a sanar esta pena y angustia que atormenta mi alma.

Reclamo tu gran corazón para que escuches misericordiosamente mi suplica. Mi venerada y bendita Santa Catalina, por ese poder ilimitado que dios te concedió, te suplico que me concedas tu ayuda y tu invención ante esta dificultad, esperanzados en haber colocado en tus sanadoras manos benditas mi ruego; te pido que (se dice lo que se necesita conseguir).

De forma infinita, mucho sabría agradecerte que oigas mis suplicas, porque tengo la convicción de que mi oración ha sido oída por ti, y aunque es difícil de solventar, estoy seguro que una vez en tus poderosas manos, sin duda se consumará. Por eso, nadie se decepciona al solicitar sus favores, sin importar lo imposible que sean.

¡Oh bendecida Santa Catalina!, tú que cumples hasta lo imposible, ruega a Dios Padre por mi necesidad y congoja, vuelco todas mis esperanzas en esta sencilla oración, confiando en tu siempre amorosa protección.

Mi siempre venerada y amada Catalina bendice mis días, mi vida, no permitas que me extravíe por senderos diferentes. Te alcanzaré con mucha fe, humildad y empeño todo el tiempo. Así es como era. Y así sea. Así sea. Así será. (se reza la oración de Santa Catalina para la justicia en momentos de necesidad).

2.- Oración a Santa Catalina para obtener amor

 

¡Oh milagrosa y bondadosa Santa Catalina! Tú que pudiste lograr que tantas personas se reconciliaran. Por favor, cúmpleme un pequeño favor, ayúdame a encontrar el amor, permite que mi corazón sea noble, puro y verdadero, que permitas que el amor, en mi corazón pueda entrar y colmarme de inmensa dicha y felicidad.

Deseo conocer el verdadero amor, que es el verdadero sentimiento. Santísima Santa Catalina, tú que tienes tanto poder sobre ello, cúmpleme ese favor, que mi solicitud llegue a ti, y así recibir yo tu bendición. Ama y Dueña de los amores perfectos y sin trampas ni mentiras, tú que posees la virtud y eres tan aclamada por toda la humanidad cristiana.

Santa mía y Patrona del Amor, ven hacia mí y bríndame la oportunidad de recibir tu bendición, de nuevo quiero recordarte mis plegarias a Dios para que él pueda hacer de mi vida repleta de amor, llena de paz y armonía; tú puedes hacerlo milagrosa Santa Catalina. No me abandones en esta hora aciaga.

Solo te pido que me brindes un poco de amor, más y más amor, mucha alegría y buenos deseos, buenos ideas, buenas acciones, oriéntame para triunfar en el amor, será para mí como un gran paso, un hermoso camino. Tú que todo lo puedes, concédemelo y deja que a mi llegue el real sentimiento del amor. Confió en tu poder y tu bondad. Amén.

3.- Oración para desesperar a un hombre por amor

Bendita Santa Catalina, Tú que eres tan hermosa como el sol, hermosa como la luna, y hermosa como las estrellas. Que entraste en la casa de Abraham, y aplacaste a 50.000 hombres, valientes como leones, ablanda el corazón de (decir el nombre persona) para mí.

Solo te pido que cuando (Diga el nombre de la persona) me vea, se desviva por mí, si está durmiendo, entonces que no duerma, si está comiendo, que no pueda comer. Que no tendrá sosiego, si no viene a hablarme. Sollozará por mí, por mí suspirará, como cuando la Virgen María suspiró por su hijo bendecido. (Diga tres veces el nombre de la persona, golpeando el pie izquierdo en el suelo).

Debajo de mi pie izquierdo te tengo ya sea con tres, sea con cuatro palabras, ya sea con tu corazón. Si quieres dormir, no dormirás, si has de comer, no comerás ni podrás sentarte mientras no hables conmigo y me digas que me amas, y darme todo lo bueno que tu poseas. Me amarás profundamente entre todas las mujeres del mundo, y yo siempre seré una rosa hermosa y fresca. Amén.

4.- Oración a Santa Catalina por la Armonía Familiar

¡Oh magnánima virgen Santa Catalina!, a medida que lo consideramos, vemos en ti a la Mujer enérgica y fuerte de los Libros Santos, el prodigio de tu siglo, la tea resplandeciente de la Iglesia, un ser dotado de ilimitados dones y que supo juntar las dulces y modestas dignidades de las vírgenes prudentes a la intrepidez y al valor de los héroes.

Vuelve, te rogamos, desde el cielo, tus encantadores ojos sobre la barca de Pedro, agitada por la tormenta, y sobre su respetable jefe, que ora, vela, solloza, exhorta, lucha y espera. Mostrad hasta dónde llega tu verdadero poder acerca de Dios, celándonos abiertamente sobre las virtudes evangélicas, principalmente en la humildad, la sana prudencia, la paciencia, la bondad y la adecuada diligencia en la práctica de los deberes de nuestro estado.

Mantén la armonía de nuestra gran familia y convierte a la Fe a los incrédulos de todo el mundo; Obtén para nuestra patria la paz única y verdadera, la cordura cristiana, así como también para nuestra Iglesia, concédenos el triunfo completo sobre el mal, por la Verdad, el sacrificio y la sincera caridad. Amén.

5.- Oración de Pío XII a Santa Catalina

 

Oh Santa Catalina, lirio de la virginidad y la caridad que adornaste el jardín dominicano, celo cristiano que fuiste escogida como singular patrona de Italia, de quien estamos seguros de dirigirnos a ti, suplicando por tu poderosa protección sobre nosotros y toda la Iglesia de Cristo, tu gran amada, en cuyo corazón bebiste su inagotable fuente de gracia, paz para ti y para el mundo entero.

A partir de ese corazón eterno y sagrado de donde emerge el agua viva de la virtud y la concordia en las familias, la vía honesta en la juventud, el encuentro entre los lugares en apuro, la transformación de costumbres públicas y el amor fraternal, responsable y benéfico ante el descontento y el sufrimiento; instruiste con tu ejemplo la alianza con Cristo, con el amor del país.

Si amas a Italia y al pueblo confiado a ti, si la compasión hacia nosotros te inspira, si el valor del sepulcro en la que Roma honra tu desnudez virginal, enseguida dirígenos tus ojos benignos y bendícenos en nuestro dolor, en nuestra oración y en nuestros votos, los que hemos hecho ante ti.

Batalla, auxilia, socorre y reconforta a tu patria y al mundo. Bajo tu amparo están los hijos e hijas de Italia, nuestros humildes corazones y nuestras almas irredentas, nuestros sinsabores y nuestras esperanzas, nuestra purísima fe y nuestro amor: amor y fe que fueron tuyos en vida y te hizo a imagen del Cristo crucificado en celo hacia su valerosa y enérgica novia, la santa iglesia.

¡Oh mensajera heroica y santa! De unidad y paz para la Iglesia de nuestro Cristo, que sustentas a la Sede Romana Apostólica en toda la magnificencia de su potestad y enseñanza del Heredero de Pedro, El en su inquietud universal y paternal, en sus penas y sus exhortaciones para la salvación y la paz de los pueblos; vivifica, preserva y aumenta en nosotros y en todos los fieles cristianos, Oh Patrona bendita, la devoción y sumisión que sustentaste por El y por el redil de Cristo, en la tranquilidad del mundo. Amén.

Santa Catalina: la Santa del Amor

Santa Catalina y su Pueblo en Procesión

Mejor conocida como la patrona de aquellas mujeres que se encuentran sin pareja sentimental, también los maestros y estudiantes, Santa Catalina se nos presenta colmada de virtudes y un inconmensurable amor jamás visto.

En vida, esta mujer poseía una gran sabiduría, además de una fortaleza y astucia indescriptible. Por ello, las Oraciones a Santa Catalina, tienen todo lo necesario para brindarnos la ayuda que deseamos en problemas sobre la armonía con tu pareja y la concordia en tu hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir