Oraciones Para Comenzar El Dia

Comenzar el día sin elevar nuestras oraciones al Cielo, impide el dialogo y la grata conversación con el Altísimo. Estas Oraciones para Comenzar el Dia, pueden dedicarse a uno mismo, a la familia, a los hijos, al trabajo, a los amigos, incluso se agradece por aquellas situaciones o momentos difíciles que nos dan una lección de vida y reconfortan nuestro aprendizaje.

Hoy, en este breve compendio te ofrecemos algunas de las más relevantes para que las clamemos todos, cuando desde que nos levantamos y decidimos salir adelante en busca de nuestra tranquilidad y felicidad, por lo que  debemos ser agradecido con nuestro Dios Padre, creador y sustentador de toda la existencia en la tierra.

Índice
  1. Oraciones para Comenzar el Día
    1. Invocación al Dios Padre para Comenzar el Día
    2. Oración para Comenzar el Día por la Vida Natural
    3. Plegarias al Espíritu Santo para Comenzar el Día
    4. Oraciones al Altísimo para Comenzar el Día
    5. Plegarias de Esperanzas para Comenzar el Día
    6. Invocación a San Ramón Nonato para Comenzar el Día
    7. Plegaria a San Ramón Nonato para Comenzar el Día con Discreción
  2. Alabar al Altísimo para Comenzar el Día es Exaltar la Vida

Oraciones para Comenzar el Día

Invocación al Dios Padre para Comenzar el Día

¡Poderosísimo Dios! Comienzo mi día para agradecerte primeramente por permitirme vivir y mantenerme sano. Cada vez que me despierto, con una sencilla oración alabó tu gloria y el principio de la vida, donde estar sano es primordial para ser feliz.

Alabarte todos los días al despertarme debe ser una acción fija en la vida de cada uno de nosotros. El don de la vida ha sido el regalo más hermoso y significativo que nos ofrece todos los días, como aquel cuando le diste aliento de vida a nuestra raíz humana: Adam.

¡Grandioso Padre Amado! Estar sano y comenzar el día con vitalidad y alegría es algo que tenemos que agradecerte siempre por concedernos el derecho a nacer, vivir y disfrutar al contemplar extasiado tu magnánima obra y valorar todos los dones y privilegios que nos has otorgado sin condiciones.

Tu, que eres el dador de vida a todos nosotros, concédeme Dios Padre la dicha de seguir Sano y extasiarme con tu creación, que llena mi alma y mi espíritu de complacencia y le da sentido a toda nuestra existencialidad. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para Comenzar el Día por la Vida Natural

¡Benefactor Dios Padre! Mi corazón se extasía sanamente y mi regocijo es inmenso al apreciar el extraordinario don de la vida, cuando me delito con la hermosura de las flores, cuando me detengo a contemplar los animales, cuando siento la suave brisa, la llama ardiente de nuestro astro Sol o la luz de la luna. ¡Cómo no pensar en toda tu mágica creación…!

¡Oh Sempiterno Dios Padre Benefactor! Y, sin embargo, con cierto dejo de tristeza e indignación nos percatamos de algunos los hombres y mujeres que la desprecian y la destruyen, cuando la insensatez, la envidia, la inconciencia, la injusticia y otros males, se imponen ante tu obra amorosa.

Tú, que eres puro amor, que entregaste a tu amado Jesús a la muerte para salvación nuestra ¿Cómo permites que la inconciencia humana triunfe en contra de la vida? Perdónalos misericordioso Dios Padre.  Tú, magnificado y glorioso Padre Omnipotente, que nos distes el perdón mediante su muerte, solo tú eres conocedor de la verdadera esencia de la vida. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegarias al Espíritu Santo para Comenzar el Día

¡Poderoso Espíritu Santo del Dios Padre! Ho es un día propicio para exaltarte infinitamente por la vida. Pero escucha mi ruego: no nos abandones y nos dejes solo en esta vida. Fortalece nuestros espíritus atormentados para que podamos comprender de forma recóndita su real significado, tanto en lo material como en lo espiritual.

No puedo negarte Espíritu Santo, que en ocasiones creo desfallecer, pero ¿Cómo olvidarte si estoy aquí y existo por tu hermosa benevolencia? ¿Cómo negar tu existencia y tu infinita pasión hacia nosotros si estas en nosotros, como aliento de vida? ¿Cómo no agradecerte, si mi alma se conmueve ante tu presencia y mi corazón late profundamente cuando te oro, cuando te imagino a mi lado guiando mis pasos?

¡Respetado Espíritu Santo! Son tantas las cosas que agradecerte en esta vida, pero sin tu existencia ¿Cómo no respirar y disfrutar el aliento que me das y que hace sentir que existo? Bendíceme amado Espíritu Santo para comenzar mi día sano y poder rendirte mis alabanzas y plegarias. Por los siglos des los siglos. Amén.

Oraciones al Altísimo para Comenzar el Día

 Oraciones al Altísimo para Comenzar el Dia

¡Oh Excelentísimo Dios Padre!, Tu que eres el Altísimo, el dador de aliento, como se lo diste a Adam, siempre te estaré agradecido por esta vida. Mas no debo quejarme y maldecir mis días, ni mis noches, ante cualquier calamidad. Tu eres mi fundamento y piedra angular para seguir en este mundo.

Por la gloria y la magnificencia de tu espíritu, que está dotado del amor más grande y puro, hoy te imploro que me reconfortes y me colmes de miles de bendiciones para comenzar el día sano, sin contratiempos y sin pecados. Porque cuando pecamos, cuando humillamos y le hacemos daños al prójimo, estamos insultándote a ti, como lo hizo Eva cuando te desobedeció en el jardín del Edén.

Para comenzar el día, Amado Padre Altísimo, solo me queda primeramente darte las gracias inmensas por todo lo que me das sin miramientos. También tengo que agradecerte por tener la dicha de contar con mis hermanos, con mi amada compañera, con mis adorados hijos y nietos, con mi trabajo, con mis humildes posesiones y ofrecerme todos los días una mañana y un atardecer esplendoroso para invocarte y alabarte ante el mundo. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegarias de Esperanzas para Comenzar el Día

¡Oh Respetadísimo y Omnipotente Padre Creador de todo el Universo! Las esperanzas son las últimas que se pierden. Y yo nunca las he perdido. Todo lo contrario, siento que, sin tu magnanimidad, sin tu intervención prodigiosa, sin tu mano diseñadora, sin tu deseo de transformar nuestros corazones, la esencia de la vida no tendría sentido.

Tu Padre Amantísimo, que llenas mis días de bendiciones, te suplico que apartes de mi toda desesperanza en mi férrea voluntad de vivir y ser feliz. Por tus bien recibidas bendiciones, gracias Dios Padre por mantener viva mis esperanzas, mis sueños y mis deseos de comenzar cada tía con tu protección.

Padre Misericordioso y Único Dador de vida, gracias también te doy por mi familia, pues tengo la certeza y la esperanza de poder reconfortarla con un mayor bienestar y una mejor calidad de vida. En tus manos omnipotentes y sanadoras pongo mis preocupaciones y problemas.

Y en tu profunda sabiduría dejo mis planes y objetivos, confiando humildemente en tu cumplimiento. En tu amor magnificado, pongo a descansar mi vida y la de mis seres queridos. Confió en ti enteramente. Por los siglos de los siglos. Amen.

Invocación a San Ramón Nonato para Comenzar el Día

.Oraciones de Esperanzas para Comenzar El Dia

¡Oh amabilísimo San Ramón Nonato!, amabilísimo Santo respetuoso de la vida y del poder y la gloria de nuestro adorado Jesucristo, quien dio su vida por nosotros, y aun así resucitó al tercer día, demostrándonos que es el Señor y Amo Absoluto del don de la vida, hoy quiero pedir tu bendición y me permitas volver a renacer espiritualmente para regocijarme en la gloria de nuestro Dios Padre.

 ¡Oh humilde San Ramon Nonato! ¡Dichoso aquel que conoce lo que es el amor y sabe valorar la vida, sin olvidar tu inconmensurable bondad!  ¡Bienaventurados quienes han experimentado la grandeza del Don de la Vida! Pues solo aquel que la ha vivido a plenitud puede sentir el más profundo agradecimiento hacia ti, que naciste después de morir tu madre en un parto por cesárea.

Sería deshonesto pasar por alto mi agradecimiento hacia ti por contar con el amor de mi amada esposa, vientre fuerte y lleno de vitalidad, quien siempre se ha mantenido contenta, luchando a mi lado, todo ello a pesar de mis errores, fallas y pecados.

Para comenzar mis días llenos de vida, magnifico hoy tu santidad, por los éxitos en el trabajo, por mis valiosas amistades valiosas, sin dejar de agradecerte porque todo eso ha formado parte de mi existencia terrenal y me han hecho sentir vivo, como el ser humano más feliz que haya existido en esta tierra bendecida por el Altísimo. Por los siglos delos siglos. Amén.

Plegaria a San Ramón Nonato para Comenzar el Día con Discreción

¡Venerado y Alabado San Ramon Nonato! Tú que por predicar las enseñanzas de las Sagradas Escrituras y alabar a nuestro Señor Jesucristo, tuviste que soportar la imposición de una cruel tortura, llevando un candado sujetado a su boca, convertido luego como símbolo representativo de la discreción y el silencio necesario.

Hoy acudo a tu magnánima bondad, para que escuches mis plegarias con las que te ruego me concedas la virtud de la discreción, ya que soy muy intempestivo y demasiado sincero ante las realidades y ante las personas, generándome a veces fuertes conflictos, incluso en mi trabajo.

Por ello, Venerada Santidad, te ruego que intercedas por mi para equilibrar mis discursos cuando los impertinentes hablen mal de mí, de mis amigos o de mi familia cuando esté presente.

Si alguien ofende sin piedad, permite que yo esté bajo tu sacrosanta protección, y mis palabras sean acordes, sensatas y sin arrebatos, ante cualquier intento que pretenda socavar mi honorabilidad y la de los míos. Protégeme y cubre con tu túnica sagrada, con tu candado discreto en tu Santo Nombre y la gloria infinita de nuestro Dios Padre. Por los siglos de los siglos. Amén.

Alabar al Altísimo para Comenzar el Día es Exaltar la Vida

Oraciones para Comenzar el Día

A menudo nos desconsolamos mucho porque las cosas no nos salen como quisiéramos, pero comenzar el día con una oración sencilla y sincera al Dios Padre, es una de las acciones cristianas más admirable del ser humano. La esperanza por su apoyo ferviente nos debe animar a tener confianza, porque solo el Altísimo es único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias.

Él es nuestro liberador más adorado. Rezarle con una fe sincera para proteger o bendecirnos en contra de los lobos vestidos de ovejas, del odio disfrazado de amor y de la envidia trasmutada en amistad, es el arma más poderosa con la que contamos en esta vida terrenal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir