Oraciones Poderosas De Sanidad

A menudo, cuando nos enfermamos física y espiritualmente, lo mejor es acudir a nuestro Dios Padre y su hijo amado Jesucristo, a través de las oraciones para aliviarnos en su nombre, quien en su paso por este mundo curó a muchas personas. Estas Oraciones Poderosas de Sanidad, están basadas en esas prodigiosas palabras del Altísimo “Pide y se te dará”.

No podemos olvidar que su poder se ha manifestado abiertamente para quienes creen en Él. Por eso, en esta oportunidad, te ofrecemos algunas oraciones de sanación cristianas, para que las lleves contigo. Estoy seguro que impactaran en tu futuro y su sanación.


Índice
  1. Oraciones Poderosas de Sanidad
    1. Oraciones Poderosas de Sanidad para un Amigo Enfermo
    2. Oraciones Poderosas de Sanidad contra el Covid19
    3. Oración Poderosa de Sanidad contra el Miedo
    4. Oración Poderosas de Sanidad contra la Soledad
    5. Oración Poderosas de Sanidad para un Ser Amado
    6. Oración Poderosas de Sanidad para Todos
    7. Oración Poderosas de Sanidad para el Cuerpo y el Espíritu
  2. La Sanidad Corporal y Espiritual se logra con las Oraciones

Oraciones Poderosas de Sanidad

Oraciones Poderosas de Sanidad

Oraciones Poderosas de Sanidad para un Amigo Enfermo

Amantísimo y Venerado Dios Padre, mi amigo (se dice su nombre) está enfermo y requiere de tu bondad. Y aquí estoy yo para pedirte que poses tus manos en la frente a esa persona que tanto aprecio y siente lo que oculta su corazón que late ardoroso por la vida. Que busca vivir y hoy se halla envuelto en una rara enfermedad.

Libéralo de cualquier enfermedad. Y si el pecado lo conserva así, indúltalo Padre Amantísimo. Te lo imploro por ese mi gran amigo que siempre ha sido leal (nombre y apellidos) para que recobre la salud lo antes posible. Te pido por sus familiares que lo quieren sanado.

Perdónale de sus pecados y limpia su alma Dios padre. Embriágalo con tu luz para que te reciba en su corazón y pueda contemplar las grandes cosas que le tienes reservadas a él. Nuevamente, gracias padre, te pido por la salud de (nombre y apellidos) y no lo desampares en esta mala hora, porque tú me lo has enseñado. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oraciones Poderosas de Sanidad contra el Covid19

Oraciones Poderosas de Sanidad contra el Covid19

​¡Oh, Benevolente y Amado Señor Jesús! Protector de nuestras fuerzas y ánimos, hoy unidos como hermanos, te suplicamos que por tu misericordia no admitas que el Coronavirus penetre a nuestras casas u hogares.

¡Amado Dios Padre! Tú que todo lo puedes, hoy quiero suplicarte que en este difícil momento por el cual todos estamos pasando, que perdones nuestras culpas, pecados y ofensas para que podamos ver tu amor en todo su esplendor.

Construye un muro de ángeles y polo en torno a cada familia del mundo. Que se haga viva tu santa palabra en el Salmo 91.10: «No te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada, pues a sus ángeles mandará cerca de ti para que te guarden en todos tus caminos».

No consientas Señor que este mal se propague más, por el contrario, haz que se esfume y que por el no sufran más inocentes. Te pedimos humildemente además por todos esos seres que ya se encuentran contagiados por este diabólico virus, para que poses sobre ellas tu mano sanadora, se recuperen y sigan adelante, viendo tu infinita bondad. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración Poderosa de Sanidad contra el Miedo

Oraciones Poderosas de Sanidad contra el Miedo

Amadísimo Padre, mi corazón y me mente turban con temores e incertidumbres. Ocasionalmente estoy paralizado, me siento sin fuerzas para continuar. Estos temores, estos miedos, son angustiosos, permanecen junto a mi día y noche. No obstante, estoy en tu verdad. Tú nos dices que no temamos, porque has dominado al mundo.

Por ello hoy me aferro a Ti, confiando plenamente en tus ofrecimientos de que nunca me dejarás solo. En esos días de miedo paralizante, yo (se dice el nombre) tomo tu mano aguerrida y piadosa. Sé que Tú moras en todas las promesas que se hallan al comienzo de una nueva vida. Tú eres mi Redentor, me encomiendo a ti, resguardado bajo el manto de tu amor y al abrigo de tu gracia. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración Poderosas de Sanidad contra la Soledad

Oraciones Poderosas de Sanidad contra la Soledad

¡Amado y Gentil Señor! Hoy necesito de tu ayuda, porque por primera vez tengo mucho miedo en esta vida que llevo. Requiero de tu fuerza para combatir el miedo. Padre mío, Tú has dicho que el miedo trae martirio. También has dicho que no me has cedido un espíritu de temor.

Sabes bien que este pánico es por culpa de mi enemigo. Tú me has expresado    que me has concedido el poder, el amor y una mente sana. Señor, ayúdame a cultivar mi mente y a cómo entrar a ellos. Señor, requiero tus enseñanzas hoy más que nunca para dominar este miedo.

Magnánimo Señor, no sé qué necesito para negarme a escuchar el miedo. Por la fe que te tengo, declaro al mundo que voy a poseer menos miedo por la noche cuando vaya a la cama y cuando me levanté por las mañanas. Maestro, el miedo ha comenzado una guerra incesante conmigo, sé que de nuevo vendrá en mi contra, pero por la fe que tengo, sé que lo venceré.

No quiero vivir consternado si no se triunfa en una batalla, pero yo declaro que con tu poder le voy a ganar la guerra. Señor, de pie voy a estar en tu santísimo nombre para decir palabras certeras y convincentes contra el miedo, agradeciéndote infinitamente estaré para que me guíes este día. Y me proveas de fortalezas. Por los siglos de los siglos. Amén​.

Oración Poderosas de Sanidad para un Ser Amado

Oraciones Poderosas de Sanidad para un Ser Amado

Mi querido Padre Celestial, hoy te agradecemos por darnos la alegría de vivir. Tenemos mucha fe y confianza en ti. Estamos seguros de que tú serás quien alivie nuestras heridas. Con humildad y fe, hoy te pedimos por (nombre de la persona) y te suplico que intercedidas y renueves su salud completamente.

Siempre has sido nuestro divino y santo doctor por excelencia. Padre mío, renuévale cada tejido, cada arteria, también cada órgano dañado, cada hueso fracturado, cada articulación infuncional, depura sus músculos con tu mano santa, límpiale de toda suciedad el cuerpo a esta persona querida, en el nombre de nuestro Eterno Jesús y por tu inmenso poder.

Misericordioso Dios Padre, te rogamos le des fuerzas a este hermano(a) que ha estado enfermo(a), que él(la) tenga firmeza con su fe en ti, ofrécele deseos de una vida alegra, pon en su mente toda capacidad de pensar en bendiciones, para que así alejes todas las malas ideas y a quien venga a hacerle daño o incomodarlo.

Cerca de esta persona Señor, apóyalo con tu palabra y fortalécele su espíritu. Mi Jesucristo, que tu santo espíritu curador sea la medicina de sus heridas, devuélvele el consuelo a sus dolores y malestares, por tu cariño y misericordia, pues solo tú eres quien frota su mano para devolverle la salud, con nuevas energías y bendiciones a su cuerpo. amén.

Oración Poderosas de Sanidad para Todos

Oraciones Poderosas de Sanidad para Todos

¡Oh, mi Maestro Jesucristo! Tú que has sido el protector y sanador de las almas perdidas; tú que siempre nos perdonas y nos resguardas amorosamente de la condenación eterna; concédenos la dicha de contar con un corazón limpio lleno de paz. Auxílianos para poner nuestra confianza en tu magnifica misericordia. Tú eres el curador más grande.

Por ese motivo, te imploro que me cures de todos esos males. Resguardarnos, atiéndenos. Tú siempre conoces todos nuestros pensamientos, nuestros suspiros y lamentos internos. Eres extraordinario y haces todas las cosas piadosas por nosotros. Alívianos Señor de todas esas pestilencias y dolores, si es tu voluntad.

Amado Dios Padre, tú que eres juez justo, santo y verdadero, Padre de las Alturas que nos has dado la vida y tienes todo el poder en sus manos para sanarnos o llevarnos a tu encuentro, si así lo determinas.

Tú que eres el gran protector en toda la tierra y el universo, el dador de la vida, el que sólo nos ofrece cosas buenas, quien nos obsequia y nos libera de la preocupación y el dolor. Señor, tú que estas lleno de gracia y de bondad, perdona nuestras faltas.

Hazle saber al mundo que tu espíritu piadoso e inmenso es el que nos colma de misericordia y amor, y que además retribuye la sanidad a las naciones, lo asumimos con nuestra entera confianza para que nos sanes y preserves del enemigo y de la muerte prematura. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración Poderosas de Sanidad para el Cuerpo y el Espíritu

Oraciones Poderosas de Sanidad para el Cuerpo

¡Oh, Dios Padre Santo!, Mi cuerpo está deteriorado y requiere fortificarse. Mi mente también está dolida por las angustias y tareas diarias, obséquiale descanso. Su espíritu, busca remozarse con tu poder. Busco que mi carga sea liviana y que mis males se esfumen.

Por medio de estas Oraciones Poderosas de Sanidad invoco tu poder curador, para que sane íntegramente todas las partes de mi cuerpo. Hoy invoco tu figura celestial, y te invito a quedarte en mi corazón por siempre. Dadme la vida eterna junto a ti, te entrego completo mi ser a tu causa.

Te agradezco mi Dios Padre, esta oportunidad para restablecer totalmente mi cuerpo y espíritu. En las noches, busco ser nuevo en todo, para florecer y dar lo mejor de mí al prójimo, para que el amor que me otorgas se exprese a otros mediante mi alma. Sáname Padre Eterno, que por siempre yo estaré agradecido. Por los siglos de los siglos. Amén.

La Sanidad Corporal y Espiritual se logra con las Oraciones

Las Oraciones Poderosas de Sanidad, ya sean para un familiar, amigo o pareja querida cercana que se encuentra enferma, es un acto sagrado para nuestro Señor Jesucristo, para que milagrosamente él sea quien intervenga entre su salud y su enfermedad, y les dé la bendición a nuestros amados familiares.

Con estas Oraciones Poderosas, podrás pedirle a Jesús que interceda ante el Dios Padre para que ayude a la persona que se encuentra enferma (bien sea corporal, mental o emocionalmente), y así de esta manera su energía encarnada en el amor invada sus pensamientos y nos llene de alegría ante la recuperación divina de nuestro compañero enfermo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir