Oraciones Poderosas Para Dios

¿Cómo no orarle a nuestro Dios Padre por tantas bendiciones en esta vida? Las Oraciones Poderosas para Dios nos ayudan a reencontrarnos con su inmenso amor. Pero todas dependen de quien las clame, según sus experiencias y sentimientos. Pueden ser de agradecimiento, por la familia, por los hijos, el trabajo, los amigos, incluso se le puede orar por los problemas o impasses que nos enseñan a vivir mucho mejor.

Hoy en este compendio, te regalamos algunas de las Oraciones Poderosas para Dios más buscadas por los fieles devotos, quienes a diario luchan por salir adelante y sortear los obstáculos o calamidades. Siempre hay que orar al Dios Padre, creador y sustentador de toda la existencia en la tierra.

Índice()

    Oraciones Poderosas para Dios

    Oraciones Poderosas para Dios

    1.- Oraciones Poderosas para Dios en Tiempos Difíciles

    ¡Oh Omnipotente Dios Padre! A veces hay tiempos difíciles, donde las enfermedades, la pérdida de un ser querido, el fracaso en los negocios, la infidelidad de la persona amada, etc., te golpean fuertemente y solo contamos contigo para enfrentarlos y salir adelante.

    En estos tiempos amargos, el alma y el corazón, se constriñen por tanto pesar y nos aferramos a tu hermosa benevolencia y magnificencia para conservar nuestra estabilidad emocional y física, y así evitar las consecuencias que son determinantes para la vida en nuestros días.

    Pero Padre Amado, solo tú eres el conocedor de mis angustias, de mis desesperanzas y de mis temores más íntimos. Y hoy acudo a tu sagrado manto para que me protejas de estos tiempos indeseables, que atentan contra mi felicidad plena.

    Ahora, con la pandemia se ha desarticulado todo en nuestras cotidianas vivencias, por lo que es necesario comprender el valor de la compasión y la solidaridad por la salud, por el bienestar familiar y social, sobre todo lo existencial y espiritual.

    ¡Oh Gran Padre Creador y Benefactor! Sería un gran acto de egoísmo, olvidarme del prójimo y no rogarte por su bienestar total. Por eso, te imploro, que no nos desampares en estos tiempos difíciles de sobrellevar. Tu eres el Dios de los Dioses, el Único y Verdadero. Siempre te alabaremos por los siglos de los siglos. Amén.

    2.- Plegaria Poderosa para Dios de Agradecimiento

    ¡Amado Dios Todopoderoso! Empiezo mi día, dándote las gracias por permitirme vivir. Cada vez que abro mis ojos al despertar, con una sencilla oración te doy las gracias, pues el hecho de estar vivo ya es ganancia.

    Agradecerte todos los días debe ser algo permanente en la vida de cada quien. El don de la vida es el regalo más hermoso y significativo que nos has dado, desde aquel día en que te dignaste a darle aliento de vida a nuestra raíz humana: Adam.

    ¡Glorioso Padre Amado! Siempre te estaré agradecido por concederme el derecho a nacer, vivir y disfrutar. A tu magnánima misericordia debemos agradecer por todos los dones y privilegios que nos has otorgado para valorarla y disfrutarla. Por los siglos de los siglos. Amén.

    3.- Invocación Poderosa para Dios por mis Hijos

    ¡Bendito Dios Padre! Para nadie es un secreto que los hijos son nuestra extensión de la vida y la felicidad que anhelamos para ello solo los padres la entienden. Por eso hoy clamo a tu misericordia para que todos puedan postrarse ante tus pies, limpios y confiados en tu poder y tu grandeza, sin que se nos pierdan en las drogas ni en la delincuencia.

    ¡Te Suplico Padre Amado por mis hijos! A ti quiero clamar por su protección, Dales la paz y la armonía de un mundo feliz.  No me los dejes solos, ahora que la crisis social y económica en nuestro país se hace más fuerte.

    Te suplico de nuevo por tu protección eterna para todos mis hijos e hijas, y los de mis amigos, y le obsequies todo el amor para que sus almas se transformen y alcancen su bienestar y felicidad. Por los siglos de los siglos. Amén.

    4.- Oración para Dios por Todos los Hijos del Mundo

    ¡Amadísimo Dios Padre Celestial! No quiero ser egoísta en estos tiempos difíciles, cuando solo pensamos en nuestros hijos. Por eso, no te olvides de todos los hijos del mundo, porque ellos son la semilla del mañana, la esperanza de un mundo mejor.

    Tampoco de los hijos abandonados, víctimas de la irresponsabilidad de sus padres, quienes sufren y viven con rencor, miedo y angustia. Esos hijos que desde pequeños se ven obligados a trabajar, siendo algunas veces explotados o esclavizados, dales la dicha de contar con alimentos, techo y abrigo cuando transiten por esas calles solitarias y se enfrenten a sus peligros.

    Igualmente protege a quienes, aun contando materialmente con todo, son abandonados libremente frente a un televisor, una computadora o los video-juegos sin ser orientados en tu amor por sus padres y familiares.

    Ampáralos de cualquier violación a su intimidad, y a aquellos que, por recibir una formación equivocada sobre la sexualidad, pierden su inocencia y son presas fáciles de los demonios.

    No me los desampares Padre Amado, ni a quienes crecen y son educados sin tu presencia y tus enseñanzas y han quedado huérfanos de ti, de tu amor y el cariño de sus padres. Por los siglos de los siglos. Amén.

    5.- Plegaria para Dios por los Emigrantes

    ¡Bendito Padre Amado! Hoy deseo alabarte y pedirte protección para todos los emigrantes. Ampáralos a todos luego de tomar la decisión de emigrar de nuestro país.

    Resguárdalos Dios Amado, donde quiera que estén. Hazle saber que tú eres indispensable para ellos, y permite que en su camino se encuentren con buenas personas que los acojan y les brinden lo necesario, para que vivan con dignidad y respecto ante ti.

    Te ruego con sincera fe, que los protejas a todos cuando transiten por esas calles solitarias. No los dejes desampares por donde caminen. Padre Amantísimo, colócale a su lado a Jesús para que los guie y cuide en tu nombre. Bendícelos y acompáñalos en su camino solitario. Por los siglos de los siglos. Amén.

    6.- Oraciones Poderosas para Dios por la Salud

    ¡Oh Magnánimo Dios de los Dioses! Hoy me desperté aturdido con malos pensamientos. Acudo a ti para rogarte por todas aquellas personas que sufren por problemas de salud, por sus dolores, por sus dolencias físicas y sus dificultades diarias ante tantas enfermedades que agobian nuestro planeta tierra.

    Infúndeme tu poder para poder sanar con mis palabras de aliento los cuerpos y espíritus de cada persona y permite que de mí solo broten palabras de vida, de compasión y aliento. ¡Oh Todopoderoso Rey! que sean palabras para desterrar la muerte, la envidia, el odio, las malas intenciones y todo aquello que haga daño al prójimo.

    Que solo sean palabras para bendecirlos donde tu resplandeciente poder se manifieste, absoluta y plenamente, al expresarme en tu nombre, colmando de inmensas bendiciones, en riquezas espirituales y materiales, a todo aquel que me escucha.

    De nuevo, Dios Padre Bendito, en este día tan esplendido y majestuoso donde el encuentro contigo me quita la desesperación y calma mis angustias, te clamo esta oración para enaltecer tu energía espiritual de amor y sabiduría.

    Elevo ante tu grandioso poder mis manos abiertas, proclamando a los cuatro vientos la grandeza de tu piedad, con la que nos sentimos dichosos por tus favores cumplidos. Por los siglos de los siglos. Amén.

    7.- Oraciones  Poderosas para Dios por la Prosperidad

    ¡Siempre Eterno Dios Todopoderoso! Las angustias y la incertidumbre a diario nos abruman.  De allí que te implore, confiado en tu inmenso poder, para que desaparezcas nuestras deudas y apremios.

    Señor de la Vida y la Paz, hoy he decidido ser próspero. Lo decreto. Todo esto a pesar de que cada día que pasa vemos que la situación se vuelve más complicada y sumamente difícil de sobrellevar.

    Gran Diseñador de todo el Universo, tú que sabes que todas las crisis son para aprender, te ruego que me ayudes a controlar mis gastos e invertirlos estratégicamente. Estoy convencido que lo puedo lograr y sé que tú estás ahí haciendo que brote una cosecha de bendiciones para todos nosotros.

    Elevo mis plegarias a tu poder celestial deseando recibir esa nueva cosecha de bendiciones que has preparado para fortificar nuestra prosperidad; sé que muchas bendiciones más, vienen en camino para solventar mis problemas económicos.

    Solo me queda decirte: Gracias Padre Misericordioso, infinitas gracias por socorrerme y darme lo que te pido. Ayúdame a tener siempre puesta mi fe en tu poder eterno; para que las situaciones de iliquidez monetaria desaparezcan desde hoy. Por los siglos de los siglos. Amén.

    La Oración Mas Poderosa para Dios está en nuestra Fe

    Ciertamente, si no hay fe ¿Cómo creer en el Poder de Dios? Siempre es bueno hablar con Dios y encomendarse a su misericordia. Algunas veces nos desconsolamos mucho porque las cosas no salen como quisiéramos, pero nos olvidamos de la importancia de la fe.

    La esperanza y el apoyo ferviente de nuestro Dios Padre nos dan aliento para seguir adelante, porque solo él, es el único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias a cualquier hora del día, aun en los tiempos más difíciles.

    Dios es nuestro liberador más grande y la mejor oración viene de ti si lo haces con amor y fe. Rezarle para todos nuestros actos y decisiones, es el arma más poderosa con la que contamos para combatir las adversidades y agradecerle por un día más de vida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir