Versículos Bíblicos De Amistad E Interpretación

Entre los seres humanos, el concepto de amistad viene a ser uno de los obsequios más hermoso para dar y recibir. En esta ocasión ofrecemos estos Versículos Bíblicos de Amistad, entendiendo que nuestro Dios Padre nos creó para que nos relacionáramos. No lo hizo para que estuviésemos separados de los otros seres humanos, lo que se evidencia desde el Génesis.

Fue en la creación divina cuando nuestro Dios Padre nos dijo que todo lo que había hecho era bueno, sintiéndose satisfecho con sus resultados. Pero al crear a Adán, notó que éste estaba solo y requería compañía. Fue así como se dio inicio a la amistad entre los seres humanos, porque para que ésta exista deben interactuar dos personas.


Índice()

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Génesis 2:18

    “Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada».”

    Y esa compañía le fue otorgada por medio de una mujer, para que compartiera sus vivencias cotidianas y se identificara con sus sentimientos. Así como Adán, a todos nos hace falta otras personas en nuestras vidas, con quien compartir nuestros triunfos y fracasos.

    La alegría y satisfacción nos colma cuando nos reunimos. Y Aunque tengamos una familia, en diversas fases de nuestra existencia, nuestro Dios Padre nos acerca personas que se vuelven especiales. Esos son nuestros amigos y amigas. Es agradable mirar hacia atrás y recordar esos amigos que nos acompañaron en esos tiempos lejanos y específicos.

    No podemos obviar que el concepto de la amistad está presente en las Sagradas Escrituras, y específicamente en el libro de Proverbios podemos ubicar buenos consejos sobre cómo seleccionar y tener buenos amigos. Reflexionemos sobre estas recomendaciones y aprendamos a ser y tener amigos genuinos que nos bendigan y nos aporten felicidad.

    Proverbios 13:20

    “El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado”.

    Un amigo es un ser especial a quien le permitimos tener acceso a áreas de nuestra vida donde no a todos los dejamos entrar. Sus actitudes nos impactan y casi siempre terminamos adoptando conductas que están en esos amigos. Por eso debemos saber escoger a esos amigos.

    Orarle y pedirle a Dios para que dirija nuestros pasos, no está demás. Debemos clamarle para que nos guíe hacia esas personas que estén dispuestos a compartir nuestro amor por su magnanimidad y nuestro deseo de agradarle.

    Proverbios 16:28

    “El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos.”

    Cuando se ama y se respeta la amistad, siempre hay que abogar a favor de nuestros amigos y jamás contarle a nadie sus confidencias ni fomentar chismes o habladurías sin base sobre ellos. Esto, porque ciertamente siempre es muy triste la traición de alguien a quien amamos y consideramos nuestro gran amigo.

    De allí la necesidad de ser fieles y nobles con nuestros amigos, sin permitir que gente malintencionada nos den comentarios malsanos sobre ellos. Hay que hablar directamente con nuestros amigos cuando algún extraño nos haga comentarios en su contra.

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Proverbios 17:9

    “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.”

    Debido al pecado originario de Adán y Eva, nos consideramos seres imperfectos, que cometemos errores y tenemos diferencias, no solo de opinión, sino también de acciones y comportamientos. Por ello, necesitamos estar dispuestos a perdonar, si aspiramos que una amistad se fortalezca y se mantenga viva.

    Es nuestro deber esforzarnos en entender las explicaciones de nuestros amigos y juntos estar en batalla para fortalecer la amistad. Si pretendemos siempre tener la razón o que nuestros amigos realicen las cosas como nosotros lo creemos, entonces puede que nuestro cariño o amor hacia ellos no sea real ni tan grande, dañando la amistad entre ambos.

    Proverbios 17:17

    “En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano.”

    Los amigos verdaderos siempre son solidarios en las buenas y las malas, estando a nuestro lado y dándonos palabras emotivas para que sigamos batallando hasta lograr nuestras metas.

    El amigo real, cuando te siente como hermano, siente la "obligación" de apoyarnos en todo, pues se siente como parte de sus obligaciones, pero nos regocija sobremanera cuando un amigo está a nuestro lado voluntariamente y nos apoya en los tiempos de adversidad.

    Proverbios 18:24

    “Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.”

    Los amigos sinceros y leales siempre quieren nuestro bienestar y hacen lo posible por ayudarnos y bendecirnos. Estos Versículos Bíblicos de Amistad lo confirman. No son relevantes las adversidades o dificultades por las que esté atravesando el otro, lo apoyan animándolo y dándole la ayuda necesaria, ya que le importa hasta los problemas que el mismo pueda provocar.

    De lo contrario, no sería un buen amigo, pues solo intenta obtener beneficio de la otra amistad, lo que resulta una contradicción del verdadero concepto de la amistad. David y Jonathan, representan un ejemplo fiel de la amistad entre dos hermanos.

    Proverbios 19:4

    “Con las riquezas aumentan los amigos, pero al pobre hasta su amigo lo abandona.”

    Aquellos supuestos amigos que se nos aparecen cuando cobramos nuestros sueldos y desaparecen cuando se acaba el mes y los recursos económicos, no son amigos sino personas interesadas.

    Un amigo verdadero no está pendiente de nuestra posición social y menos de nuestra cuenta bancaria. Un amigo real y leal nos valora por nuestras cualidades humanas y por lo que somos, no por lo que poseemos materialmente o dejamos de tener.

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Proverbios 22:24-25

    “No te hagas amigo de gente violenta, ni te juntes con los iracundos, no sea que aprendas sus malas costumbres y tú mismo caigas en la trampa.”

    Es muy sabio y necesario saber escoger los amigos, sobre todo si poseen valores afines, ya que siempre imitamos tanto lo bueno como lo malo de las personas que en verdad nos importan. Si deseamos agradar a Dios y hacer su voluntad debemos buscar personas que quieran lo mismo y actúen como Jesucristo siempre lo ha querido. Así nos motivaremos mutuamente a crecer y a proyectar el carácter de nuestro amado Jesús.

    Proverbios 25:17

    “No frecuentes la casa de tu amigo; no sea que lo fastidies y llegue a aborrecerte.”

    Aunque sea leal y muy especial, siempre hay que respetar el espacio personal de nuestros amigos y su privacidad. Ser amigo no nos otorga el permiso para interferir en todo o reclamar que nos hagan partícipes de los aspectos de su vida. No es buena ese tipo de señales, cuando una persona llama e insiste constantemente o desea visitar a cualquier hora sin preguntarse si es no un buen momento. Esto es un buen indicio de inseguridad y deseo de controlar a la gente.

    Proverbios 27:6

    “Más confiable es el amigo que hiere que el enemigo que besa”.

    En ocasiones, hay amigos que se ven en la obligación de expresarnos verdades que son muy dolorosas, pero el hecho simple de atreverse a decirlas con amor nos muestra que valoran sobremanera a la otra persona.

    Un amigo leal y verdadero siempre nos advierte cuando tomamos la decisión equivocada o nuestra actitud o comportamiento no es el adecuado, es decir, no es una acción o actitud positiva. Darnos consejos es una forma de ayudarnos para que podamos dar lo mejor de nosotros.

     A veces sucede lo contrario, solo pretendemos que nos exalten y se nos den reconocimientos por todo lo que hacemos, entrando a un círculo vicioso de auto-engaño, lo que a la larga nos afecta mucho emocionalmente y nos vuelve más inseguros de nosotros mismos.

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Proverbios 27:10

    “No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. (…) Más vale vecino cercano que hermano distante.”

    Encontrar buenos y leales amigos y aprender mucho con personas de otra generación, fortalece la amistad, pues esta no debe limitarse solo a los que tienen nuestra edad. Los que prueban su lealtad con el pasar de los años son los mejores amigos, pues nos muestran que puedes contar con ellos en cualquier momento. Este tipo de amigos, a veces, más valioso que nuestra propia familia.

    Proverbios 27:9

    “El perfume y el incienso alegran el corazón; la dulzura de la amistad fortalece el ánimo.”

    La amistad es y debe ser como un barniz, como un aceite sanador, que colma nuestras vidas dándonos consuelo, alivio y paz a nuestros atormentados corazones. Las palabras y actitudes de eso amigos leales nos pueden dar nuevas energías e ímpetu para enfrentar los problemas y obstáculos en nuestras vidas.

    Proverbios 27:10

    “No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema. Más vale vecino cercano que hermano distante.”

    A un verdadero amigo nunca se le deja desamparado, y mas si es amigo de la familia. Por eso no es bueno ni aconsejable pretender siempre solucionar nuestros problemas a costilla de nuestros amigos, pues eso a la larga desagrada. Es preferible, sin molestar, tener un buen vecino al lado, que un hermano que nunca te llama ni te visita, o en pocas palabras, que no está pendiente de ti. Eso es una relación reciproca.

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Santiago 4:4

    “¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.”

    No hay cosa mas cierta. Somos adúlteros, traidores, desleales con nuestro Dios Padre, cuando desconocemos a nuestros reales amigos, y los despreciamos por amar las vanidades del mundo, echando a un lado una verdadera amistad.

    Eclesiastés 4:12

    “Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!”

    Y finalmente para estos Versículos Bíblicos de Amistad, Eclesiastés nos recuerda el valor de la verdadera amista, pues uno solo ser derrotado en una lucha, pero dos pueden aguantar y soportar, y mas si contamos con ese “tercer hilo”, representado por el poder Omnipotente de nuestro Dios Padre y de nuestro Señor Jesucristo. Aleluya.

    Versículos Bíblicos de Amistad: Perfecta relación con nuestro Dios

    Versículos Bíblicos de Amistad

    Para el mundo de la cristiandad, no hay mejor amistad que aquella que establecemos con nuestro Dios Padre y Jesucristo. Es la autentica amistad, cuyas bendiciones nos pueden ayudar a mantener mejores relaciones humanas con nuestros amigos, tal y como se reflejan en estos Versículos Bíblicos de Amistad.

    La amistad no es algo que se decreta con una palabra. Jamás. La amistad siempre se demuestra, tanto en las buenas como en las malas, pero para el ello el valor de la humildad y la compasión primero deben estar en nuestras almas, para así poder amparar o ayudar a nuestros amigos aquí en el plano terrenal, porque allá en el cielo tengo a mis dos grandes amigos espirituales.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir