Oraciones al Jesús Sacramentado

A diario siempre le estamos pidiendo ayuda a nuestro amado Jesucristo, pero muy poco disponemos de tiempo para orarle con fe y esperanza. Las Oraciones al Jesús Sacramentado, son muy comunes entre todos los católicos del mundo. Le pedimos ayuda, especialmente en casos muy apremiantes o urgentes, por un familiar o un hijo enfermo, por un buen trabajo, por un buen amor, incluso se le pide ayuda hasta por pasar un examen en el liceo o la Universidad.

Aquí te presentamos algunas de estas Oraciones al Jesús Sacramentado, y esperamos que las leas con atención y apartes un poco de tu tiempo para orarle a nuestros Dios Padre, de quien sabemos que te escucha y nunca nos abandona.


Índice
  1. Oraciones al Jesús Sacramentado
    1. Oración al Jesús Sacramentado Contra los Vicios
    2. Plegarias al Jesús Sacramentado para pedir por la Salud
    3. Oración al Jesús Sacramentado para pedir por mis hijos
    4. Plegarias al Jesús Sacramentado por los Enfermos
    5. Invocación al Jesús Sacramentado para Conservar el Trabajo
    6. Plegarias al Jesús Sacramentado ante las Urgencias
  2. Jesús Sacramentado: Nuestra Salvación Segura

Oraciones al Jesús Sacramentado

Oraciones al Jesús Sacramentado

Oración al Jesús Sacramentado Contra los Vicios

¡Oh Amantísimo Jesús Sacramentado! Hoy te pido que me ayudes y bañes mi atormentado ser con tu luz, para que mi vida se convierta en un hermoso resplandor de rectitud y de felicidad, acorde con los principios de tu invaluable amor y de tu misericordiosa gracia.

Querido señor mío, quédate en mi corazón, para que mis acciones sean fieles a mi esencia integral y quienes estén conmigo puedan sentir tu presencia, para gloria tuya. Bien sabes que dispuesto estoy a recibir tu magnánima ayuda para librarme de los vicios que me atacan y que son un obstáculo para mi salvación.

¡Oh Grandioso Jesús Sacramentado! Ayúdame a convertirme en un ser honesto y sereno, defensor de lo justo y lo equitativo en todas las decisiones que he de tomar en mi vida. Permite, que mis ideas y pensamientos guarden coherencia con mi sentir. Ayúdame a irradiar la luz que emana de tu espíritu, apártame de la corrupción, del rencor, de la envidia y de la ira injustificada; deseo que actúes en mi vida y solventes mis ingentes problemas sin solución (aquí se exponen las dificultades más apremiantes y se le pide su poderosa ayuda).

Escucha mi plegaria, ¡Oh Misericordioso Jesús Sacramentado!, mi salvador crucificado; en ocasiones me desespero y deprimo a diario por las dificultades que me llenan de desesperanza, pero hoy sé que cuando estás a mi lado, la tranquilidad, sensatez, y paciencia me acompañan siempre, frente a las cosas que no puedo cambiar.

Finalmente, benevolente Jesús Sacramentado, ayúdame en mis urgencias; enséñame a perdonar y a olvidar las injurias y lograr la armonía, la fe y la paz que sobrepasa todo entendimiento. Amen.

Plegarias al Jesús Sacramentado para pedir por la Salud

Oraciones al Jesús Sacramentado para pedir por la Salud

¡Bendito Jesús Sacramentado! que siempre estás pendiente de nuestras plegarias y nuestros pesares, tu que desde el firmamento celestial nos observas a diario, nos guías y orientas amorosamente en cada proyecto, en cada camino emprendido.

Amado Jesús Sacramentado, hoy acudo a tus pies y ante tu esplendorosa misericordia te aclamo y te venero incansablemente para que me concedas la ayuda que tan ardientemente hoy deseo que me cumplas para poder dormir tranquilo y en santa paz.

¡Oh Victorioso Jesús Sacramentado! acudo a tu regazo, convencido de que tú nos apoyarás. Por eso, concédeme esta ayuda, y aleja las enfermedades y dolencias de mí ya desgastado cuerpo. Aleja todos esos males que me agobian y dame la paz, la fuerza y la voluntad de seguir viviendo para servirte ardientemente aquí y donde me encuentre siempre. Amen.

Oración al Jesús Sacramentado para pedir por mis hijos

Oraciones a Jesús Sacramentado para pedir por mis hijos

Amado por siempre, ¡Oh Jesús Sacramentado y Benevolente! Sabes muy bien el amor que un padre tiene por sus adorados hijos. Lo sabes muy bien porque como hijo de nuestro Dios Padre, viviste los sufrimientos en la cruz, donde padeciste y entregaste tu cuerpo, tu vida, para que todos pudiéramos ser salvados en tu nombre.

Aquí estoy Jesús Sacramentado, para rogarte como humilde favor. No descuides a mis hijos que andan por el mundo, huyendo de estas adversas circunstancias que hoy afronta nuestro país. No me los abandones ni un instante, porque en un descuido, pueden perderse, y yo amado Señor Jesucristo no estoy allí a su lado para guiarlos y reprenderlos cariñosamente.

Sé que, con tu poderosa ayuda, ellos estarán bien y podrán luchar en otros parajes, en otros pueblos, de una manera digna y confiable, solo dependiendo de tus bendiciones y confiados en tu poderosa intervención en los momentos más álgidos y peligrosos.

Ayúdamelos benevolente Jesús Sacramentado. Este favor te lo ruego encarecidamente, porque yo amado Jesucristo me siento impotente, por las circunstancias que hoy me impiden estar con ello. Pero si tú los proteges yo estaré en paz con mi conciencia, sabiendo que los puedes cuidar, como amaste te amo y te protegió nuestro Dios Padre de las tentaciones de Satanás, en eso 40 días y 40 noches que estuviste vagando por el desierto sin comer ni dormir, cual emigrante perdido entre las montañas. Por los siglos de los siglos. Amen.

Plegarias al Jesús Sacramentado por los Enfermos

Plegaria a Jesús Sacramentado por los Enfermos

¡Amado Jesús Sacramentado! Tú que eres nuestro gran Señor, hoy quiero rogarte por todas aquellas personas que sufren calladamente sus enfermedades y penas existenciales, sus problemas diarios y sus dolores físicos por tantas pestes que nos agobian nuestro planeta tierra.

Permite amado Jesús Sacramentado que de mis labios solo emerjan palabras de aliento y de compasión para cada persona a la que hoy tenga que hablarle, pero que no sean palabras de muerte; todo lo contrario, que sean oraciones para bendecirlos; para que todo, absolutamente todo lo que hoy les diga, sea de abundancia de bendiciones, en riquezas espirituales y materiales.

De nuevo mi alma te alaba en este esplendido día. Encontrarme contigo Señor Jesús Eterno es muy alentador; tu embrujo santo me quita el sosiego y calma mis ansiedades. ¡Oh alabado Jesús Sacramentado! Elevo mis manos hacia tu trono celestial, donde te encuentras con mi Dios Padre Todopoderoso, pues solo necesito de tu ayuda, para (aquí se dice la ayuda deseada) y aunque no me la cumplas, siempre expresaré tu grandeza en todos los horizontes y mi eterno agradecimiento por tanta ayuda que me has dado hoy, ayer y siempre. Por los siglos de los siglos. Amen.

Invocación al Jesús Sacramentado para Conservar el Trabajo

Oración al Jesús Sacramentado para Conservar el Trabajo

¡Oh, Jesús Sacramentado! Hijo amado de nuestro Dios Padre, humilde trabajador que te esforzó en crear nuestro mundo Con sublime humildad hoy imploro ante tu trono celestial para pedirte una ayuda, pues deseo (aquí se dice la ayuda solicitada). Solo a ti puedo acudir en esta aciaga hora que me agobia y no me deja vivir en santa paz.

Permite que pueda ejercer un trabajo digno y compensador; que mis debilidades no sean un impedimento para conservar mi Trabajo. Tóma mis manos amado Señor, y guíame en este trance, oriéntame Jesús Sacramentado, que aceptaré cualquier bendición que tu tengas para mi futuro. Permite mi Señor que pueda disfrutar de todas tus bendiciones.

¡Excelentísimo Jesús Sacramentado!, Solo sé que te venero y adoro, y siempre te alabaré con orgullo ante todas las personas con las que tenga que me relacione a diario para difundir tus enseñanzas y realzar los valores como la solidaridad, la paz, la motivación, la concordia, la armonía y muy especialmente la fe hacia ti, que es la que me embriaga cuando te pienso y siento tu presencia.

Con cualquier expresión mía, que solo broten de mi corazón palabras de amor hacia ti, de gozo, para tratar de contagiarlos y entusiasmarlos con tus palabras vertidas en las Sagradas Escrituras; porque estoy seguro que tú Señor colocaras en mi boca las palabras adecuadas y me bendecirás con un buen trabajo a futuro. Por los siglos de los siglos. Amen.

Plegarias al Jesús Sacramentado ante las Urgencias

Oración al Jesús Sacramentado para las Urgencias

Cuando las Urgencias me acechan, acudo a ti Jesús Sacramentado amado. Jamás se nos ha olvidado que un día dijiste “Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirán los caminos”, Por eso en este momento de angustia imploro tu ayuda; y cumpliendo tu palabra, te pido con suma humildad que me ayudes con esta urgencia (se dice aquí la ayuda deseada) que espero sea cumplida gracias a mi Oración.

Con la más profunda fe y esperanza, ayúdame para que (se debe pedir el favor deseado), pues Jesús nos dijo que todo lo que le pidas al Dios Padre en su nombre, él lo concederá, hoy te invoco con gran humildad para que me concedas urgentemente la ayuda que te piso con esta oración.

¡Oh Glorificado y enaltecido Jesús Sacramentado! En ti confió ciegamente, fervorosamente de hinojos ante tus pies me postro con humildad, porque siempre nos dijiste que “el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra nunca pasará”. Por ello confío plenamente en que esta ayuda que estoy pidiendo, no pasara desapercibida en tu morada celestial la escucharás con amor. Por los siglos de los siglos. Amen.

Jesús Sacramentado: Nuestra Salvación Segura

Jesús Sacramentado: Nuestra Salvación Segura

Verdaderamente la mejor ayuda para nuestra salvación es la Oración. Sin embargo, no todos saben orar. Y orar es solo una simple conversación que se entabla calladamente entre dos seres: Dios y cada uno de ustedes. Es una interacción secreta y apasionada.

No obstante, si oramos con profunda fe y de forma cotidiana al Jesús Sacramentado, hijo amantísimo de nuestro Dios Padre, su ayuda y sus bendiciones siempre nos vendrá siempre desde el cielo. Más no es solo pedir ayuda. Hay que darla también a los más necesitados y humildes. Esas acciones son las que le complacen a nuestro Dios Padre y a su hijo Jesús y le regocijan desde el cielo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir