Oraciones De Protección Para Mis Hijos

Desde que mis hijos e hijas nacieron los he visto crecer a mi lado, llenos de amor y ternura, ¡Y qué mejor que rezar las Oraciones de Protección para mis Hijos! Esto lo certifico, porque algunos de los hijos de mis amigos, los he visto desarrollarse y entrar a caminos tortuosos, donde las incertidumbres, y las angustias, no los dejan ser hombres y mujeres de bien.

Por eso siempre es bueno clamar a Dios por nuestros hijos con algunas oraciones, humildes y sentidas. Como padre uno quiere lo mejor para ellos y se viven las experiencias más gratificantes de la vida. ¡Como no amar a nuestros hijos! Si la entereza de la fe hacia nuestro Dios Padre está en sus almas.

A continuación, publicamos en este compendio, algunas de las más importantes Oraciones de Protección para mis hijos y los tuyos. Espero que las disfruten y eleven sus plegarias al Dios Altísimo antes de acostarse por el bienestar de sus hijos.

Índice
  1. Oraciones de Protección para mis Hijos
    1. Plegaria de Protección para Mis Hijos en la Calle
    2. Oración por los hijos Descarriados
    3. Invocación al Divino Niño para la Protección de mis Hijos
    4. Oraciones de Protección para mis Hijos Perdidos
  2. Un Hijo es el Reflejo más Hermoso de sus Padres

Oraciones de Protección para mis Hijos

Plegaria de Protección para Mis Hijos en la Calle

(I)

¡Dios Padre mío e imperecedero! Hoy no puedo obviar a mis hijos en este mundo de crisis económica y pandemia mundial. Tampoco puedo olvidarme de los hijos de mi patria y del mundo, que cual semilla del mañana, son la esperanza de una mejor humanidad.

También te imploro, ¡Te imploro Padre Amado! por los que están siendo abortados, sin tener culpa de su existencia. A ti quiero clamar por ellos, porque son víctimas sin sentido, y suplicarte por los hijos de todos nosotros, quienes sufren y viven llenos de angustia, dolor, miedo, y desesperación. Dales a todos ellos la paz y la armonía de un mundo feliz.

No podemos olvidarnos Dios Amado de los hijos abandonados, castigados impunemente y rechazados por sus padres, que sin familia donde crecer y resguardarse, añorar un poco de alegría. Tampoco quienes desde pequeños no cuentan con educación, viéndose en la obligación de trabajar, siendo algunas veces explotados o esclavizados.

(II)

¡Oh magnánimo Dios Padre protégeme a mis hijos de esos peligros! Dámeles comida, techo y abrigo cuando transiten por esas calles, protégelos y presérvalos de los peligros. Igualmente protege a quienes, aun contando materialmente con todo, son abandonados frente a un televisor, una computadora o los video-juegos y ser orientados por sus padres y familiares.

Te suplico Dios Padre Eterno que protejas a mis hijos o hijas de cualquier violación a su intimidad, y a aquellos que por recibir una formación equivocada a sobre la sexualidad, pierden su inocencia y son presas fáciles de los demonios. No los dejes solos Padre amado. Asimismo, cuida aquellos hijos e hijas que crecen y son educados sin tu presencia y tus enseñanzas y han quedado huérfanos de ti, de tu amor y el cariño de sus padres.

Por todos mis hijos e hijas, y los de mis amigos, que son el futuro de cualquier país, te imploro nuevamente Padre santo tu protección eterna y le obsequies todo el amor que puedas darle, para que sus corazones y sus almas se transformen. Pido tu Misericordia, para que ninguno de ellos se nos pierda en las drogas ni en la delincuencia, puedan postrarse ante tus pies, limpios y confiados en tu poder y tu grandeza, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración por los hijos Descarriados

¡Glorificado Dios Padre!, Tu que eres el Dios de todos los Dios y el amor es la característica más hermosa de tu ser indivisible, hoy quiero adorarte y pedirte que colmes con tu misericordia a todos mis hijos e hijas, pero sobre todo que colmes a quienes están abandonados, sin cariño, sin cuidado ni protección.

Bríndales la protección necesaria a mis hijos. Resguárdalos Dios Bendito, donde quiera que estén. Hazle saber que tú eres el Padre y la Madre para ellos, y permite que su camino se encuentre con personas generosas que los acojan y les brinden lo necesario, para que vivan con dignidad y respecto ante ti.

Con sincera fe, hoy de nuevo te suplicamos la protección para todos nuestros hijos e hijas. No me los abandones Padre. Ponle a su lado a Jesús para que los guie y ampare en tu nombre. Bendícelos y acompáñalos en su soledad. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación al Divino Niño para la Protección de mis Hijos

(I)

¡Oh amado Divino Niño Jesús!, Ejemplo de mi corazón y de mi vida, mi tierno y santificado Niño, vengo hasta Ti colmado de esperanzas, para suplicar tu misericordia, porque quiero pedirte que tus abundantes tesoros los derrames sobre mis hijos e hijas, que solo desean con amor y generosidad.

¡Oh Niño amado!, haz que mis hijos e hijas se queden siempre conmigo para que se alejen del mal y se hagan semejantes a Ti, creciendo en sabiduría y gracia delante de nuestro Dios y de los hombres.

¡Siempre te adoraré con toda mi alma Divino Niño! Porque tu alma pura y noble, guía a mis hijos e hijas y los bendice en sus pasos; escúchanos y dale alivio al cristiano, concédele la gracia que tanto necesita para mitigar la desesperación que los vuelve intranquilos en la vida. Con profundo amor te suplico por mi hijos e hijas: (se nombran y se les reza un Padrenuestro)

(II)

Por ellos clamo. Por ellos imploro tu poder y tu atención Tú qué conoces muy bien mis pesares pues todo te lo confío, concédele la paz a mis hijos e hijas que viven angustiados y dale alivio al corazón mío.  Yo, no acudiré a ti en vano, pues estoy plenamente convencido de que eres el Dios de los Dioses, el Único y Verdadero, el auxilio de todos los cristianos. Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo…

Recuerda, Oh Niño Santo, que jamás nadie te ha suplicado antes sin tu ayuda recibir, por ello, totalmente arrepentido de mis pecados y repleto de amor y esperanza, acudo a ti con ilusión para que me cumplas este favor que hoy te pido: (repetir lo que se quiere obtener).

Bendice a mis hijos e hijas, Divino Niño, óyelos, Divino Niño dales consuelo, Divino Niño apóyalos, pero por sobre todas las cosas resguárdalos por tu misericordia infinita. Amén. (Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Hacer la oración y los rezos tres días seguidos).

Oraciones de Protección para mis Hijos Perdidos

(I)

¡Oh Dios Padre Misericordioso y Benevolente! El amor que sentimos por los hijos siempre es algo imposible de descifrar. Lo sabes porque estuviste pendiente de tu hijo Amado cuando a María y José se les se perdió en el Templo mientras preocupados lo buscaban por todas partes.

Pero tu Padre amado sabias muy bien que no andaba descarriado, y por el contrario les enseñaba tus enseñanzas a los fariseos, que si estaban perdidos en la interpretación que ofrecían del antiguo testamento. Si Santo Padre, tu hijo Jesús que en la cruz padeció y entregó su vida, para que todos pudiéramos ser salvados en su nombre, les demostró el profundo amor y respeto que sentía por ti

(II)

¡Y como no rogarte su protección Misericordioso Padre! No me los abandones ni un instante, porque en un descuido, pueden perderse y ser presa fácil de la maldad. Guíalos y protegerlos cariñosamente. Con tu amparo nuestros hijos e hijas podrán seguir luchando en esos parajes peligrosos, batallando de una manera digna y confiable, solo dependiendo de tus bendiciones, confiando en tus dadivas en las horas más álgidas y apremiantes.

Esta plegaria te la hago porque a diario los veos confundidos y temerosos. Y me entristece verlos sufriendo; resguárdamelos siempre para que mi conciencia pueda estar tranquila, sabiendo que tú los llevas por caminos seguros, como cuidaste en eso 40 días y 40 noches a tu hijo Jesús, quien perdido en el desierto despreció las tentaciones de Satanás. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Un Hijo es el Reflejo más Hermoso de sus Padres

Ciertamente, un hijo o una hija es la creación mas pura y hermosa de nuestro Dios. Ellos vienen a este mundo, no para ser castigados y humillados, sino para amarlos, orientarlos y motivarlos a desarrollar todas sus capacidades físicas, intelectuales y espirituales, contando siempre con la ayuda de Dios Padre.

Si tienes hijos o hijas, donde quiera que estén, no dejes de rezarle estas Oraciones de Protección para mis Hijos y clámale por su felicidad, su desarrollo y su futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir