Oraciones A San Ramón Nonato

A San Ramon se le llama “Nonato” (no-nacido) porque nació después de morir su madre en un parto por cesárea. Por eso las Oraciones de San Ramón Nonato son las más buscadas por las mujeres  embarazadas.. Se cuenta que de joven se dedicó a rescatar cristianos cautivos que fueron llevado presos a Argel (África), donde eran torturados y condenados a muerte. 

Luego de ser pagada su libertad a los musulmanes y regresar con vida, el Santo Padre lo llamó a Roma para que dirigiera la Iglesia. Por ello, emprendió el largo viaje a pie, muriendo en el camino al ser atacado por fiebres muy altas, pero ya se había ganado su gran corona en el cielo.

Por esta razón las Oraciones de San Ramón Nonato las rezan las embarazadas, para que les conceda la gracia de dar a luz sin peligro ni tormentos.

Índice
  1. Oraciones a San Ramón Nonato
    1.  Oración para la Protección de la Vida
    2. Invocación a San Ramon para un Parto feliz
    3. Plegaria especial para las Embarazadas 
    4. Invocación a San Ramon Nonato para los futuros Padres
    5. Oración para bendecir el Vientre de las Embarazadas
  2. San Ramon Nonato: El Santo del Candado

Oraciones a San Ramón Nonato

 Oraciones a San Ramón Nonato

 Oración para la Protección de la Vida

 

(I)

¡Oh! Milagroso San Ramón, a cuyo poder sujetó Dios la tierra y sus diferentes elementos, así como la salud y las enfermedades, la vida y la muerte, encontrando en tu fuerte intercesión, abogado de las doncellas, sucesión de las casadas.

Tu que eres escudo protector de quienes se ven desacreditados por la mentira, cosecha de los labradores, puerto de los náufragos, emancipación de los cautivos, vista de los ciegos y en fin de todos los males, Escúchame, Santo protector.

(II)

Por aquel tu ardoroso anhelo de recibir el Santísimo Sacramento, que constriñó a Jesús a dar de sus sagradas manos la Comunión, hoy te suplico intervengas por mí para poder frecuentar esta invitación y recibirle por siempre al final de mi vida.

Permite finalmente Santo milagroso y bondadoso, sobre todo que pueda ser también ser merecedor de la gracia especial que nos bendice con su energía espiritual y pedirte fervorosamente en este aciago momento y la imperecedera felicidad de la gloria.  Amén.

Invocación a San Ramon para un Parto feliz

 

¡Oh excelso patrono, San Ramón!, tú que eres un de caridad para los pobres y necesitados, aquí estoy ante tus pies postrado humildemente y ante tu indiscutible santidad para implorar nuevamente tu apreciado auxilio en mis necesidades y aflicciones cotidianas.

Así como era tu mayor dicha socorrer de inmediato a los pobres en la tierra, auxíliame en este día, te suplico con mi corazón abierto a tus designios, oh glorioso San Ramón. En esta mi dolorosa aflicción. A ti, oh glorioso salvador y benefactor hijo de Dios, recurro a ti para que bendigáis a esta hermosa criatura que llevo en mi seno.

Resguárdame a mí y al hijo que albergo en mis entrañas ahora y durante el parto que se ya se acerca. Te juro y prometo educarlo según las leyes y mandamientos divino de nuestro Dios Padre Presta atención a mis sencillas invocaciones, escuchas mis plegarias constantes, protector mío, San Ramón Nonato, y conviérteme en la madre más feliz de este fruto que daré a luz gracias a tu poderosa intercesión. Amen.

Plegaria especial para las Embarazadas 

 

(I)

¡Oh, Santísimo San Ramon Nonato! hoy me han dado la noticia más hermosa que se le puede dar a una mujer. Orgullosa y altiva te expreso mi enorme satisfacción al saber que pronto daré a luz. Confiada en tu bondad y en tus milagros portentosos, a ti vengo encinta de gran benignidad con la que tratáis a vuestros devotos.

Acepta, Santo mío, estas plegarias que de muy buena fe y gana te brindo, en memoria de tus oraciones tan eficaces y meritorias, que alcanzaron de Dios el que te haya investido como especial patrón de las embarazadas. Aquí estoy, Santo mío y resguardado de mi alma; soy una de ellas que se presenta sumisa y humilde bajo tu portentosa protección y amparo, suplicándote.

(II)

Rogándote que, así como se mantuvo siempre gloriosa tu paciencia en todos aquellos meses en que fuiste tan particularmente martirizado con el encierro y otras penas que pasaste dentro de ese sombrío calabozo y en el mes noveno fuiste liberado de todas aquellas prisiones.

Asimismo, Santo y procurador mío, Yo te suplico humildemente me concedas  de mi Dios y Señor Jesucristo que la criatura que está enclaustrada en mi vientre se conserve con sana vida y salud durante los ocho meses, y que en el mes noveno nazca sin complicaciones, libre a la luz de este mundo.

(III)

Haz Tu, Santo mío, que así como el día que salió tu alma de su cuerpo y fue día Domingo, que el día de mi parto sea un día sea de regocijo y alegría, con todas aquellas situaciones que más conviene a la mayor gloria de Dios y la salvación de mi alma y la de mi hijo. Amén.

Aquellos que lo asumen como una prueba más, para confirmar su amor y unión, que luchen con sensatez y seguridad, y confirmar lo mucho que se puede amar a una persona con quien estamos y sea la prueba de amor más leal.

Invocación a San Ramon Nonato para los futuros Padres

 

(I)

¡Oh, amado San Ramon Nonato, acudo a ti con mucho amor ante esta necesidad y sobre todo con fe, confiados en que veremos un hermoso milagro, ¡por medio de tu intervención ante Dios Padre! Venerado patrono de las embarazadas, hoy quiero que conozcas las necesidades y preocupaciones que hay en mi corazón.

Quiero que consideres las  intenciones que tengo en mi corazón; con este propósito por cumplir en mi vida. Deseo en este trance natural que la vida nos ofrece tus bendiciones para mi vientre, que sea fértil y sea capaz de crear y brindarnos una vida a este mundo.

Solo deseo suplicarte, ¡Oh grandioso San Ramón Nonato! que esa vida sea valorada para darle todo lo que  aspira y necesita para que sea en el futuro sano y feliz, porque mi corazón alberga mucho amor junto a mi pareja para que mi bebe nazca con salud y mucho amor.

(II)

Siempre ha sido una aspiración desde hace tiempo, poder consagrar nuestra unión con un fruto del amor que ahora nos une y unirá siempre. Hemos prometido frente Dios el amor eterno y así será siempre, una promesa preciosa y apreciable para nosotros, que pronto nos graduaremos de padres, con a responsabilidad indiscutible.

¡Amado y bienaventurado San Ramón, tú fuiste un prodigioso milagro en su momento que la ciencia no valida! Muchísimas veces se nos ha recalcado tu alumbramiento fue un caso sumamente difícil, pero además de inexplicable, fue una bendición y un regalo manifiesto de Dios, que nunca nos abandona.

Todo lo contrario, siempre está amorosamente pendiente de todos nosotros, como siempre lo haces tú, milagroso San Ramon Nonato, Santo Integro y poderoso que se ha llenado de gloria y de santidad por tu prodigiosa obra y servicio a Dios el Altísimo.

Oración para bendecir el Vientre de las Embarazadas

 

(I)

¡Oh, prodigioso y amado San Ramon Nonato, hoy acudo a ti con mucho amor ante esta gran necesidad y sobre todo con fe, confiados en que veremos un hermoso milagro, ¡por medio de tu intervención ante Dios Padre! Patrono de las mujeres embarazadas, hoy te invito a conocer las necesidades, preocupaciones y angustias que habitan en mi corazón.

Quiero que consideres las buenas intenciones que tengo en mi corazón, en mi alma, con este propósito que quiero cumplir en mi vida. Requiero en este trance natural que la vida nos ofrece de tus bendiciones para mi vientre, que sea biológicamente fértil y sea capaz de crear y brindarnos una vida a este mundo.

Solo deseo suplicarte, Oh grandioso San Ramón Nonato que esa vida sea valorada para darle todo lo que su cuerpecito aspira y todo aquello necesario para que sea en el futuro sano y sumamente feliz. Para fortalecerlo con mi corazón y mi alma que alberga mucho amor junto a mi pareja para que nazca con salud y mucho amor.

(II)

Siempre ha sido un sueño, una aspiración desde hace tiempo, poder consagrar nuestra unión con un fruto del amor que ahora nos une y unirá siempre. Hemos prometido frente Dios el amor eterno y así será siempre, por los siglos de los siglos. Es una promesa preciosa y apreciable para nosotros, que pronto nos graduaremos de padres, con a responsabilidad indiscutible.

¡Amado y bienaventurado San Ramón, tú fuiste un prodigioso milagro en su momento que la ciencia no valida! Muchísimas veces se nos ha recalcado tu alumbramiento fue un caso sumamente difícil, pero además de inexplicable, fue una bendición y un regalo manifiesto de Dios, que nunca nos abandona.

Todo lo contrario, siempre estás pendientes de nuestras calamidades de nosotros, como lo haces tú, milagroso San Ramon Nonato, Santo Integro y poderoso que se ha llenado de gloria y de santidad por tu prodigiosa obra y servicio a Dios el Altísimo. Amén.

San Ramon Nonato: El Santo del Candado

San Ramón Nonato es el patrono de las embarazas. Pero también se le invoca en contra de los chismes, ya que durante su arresto, los guardias islámicos, le colocaron un cerrojo o candado que solo se lo retiraban para comer, por sus intentos de convertir al cristianismo. a esclavos y mahometanos.

También puedes leer: Oraciones A San Martín de Porres

De allí el interés por las milagrosas Oraciones de San Ramon Nonato, que se han extendido por gran parte del planeta tierra. Si estas embarazada y aspiras a un parto sano y feliz, recurre a este querido patrono de las mujeres del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir