Oraciones Para Calmar La Ansiedad

Pueden ser diversas las cosas que nos pueden producir ansiedad. Para calmarla lo primero que debemos hacer cada mañana es respirar profundo y agradecerle infinitamente a nuestro Dios Padre por tantas bendiciones otorgadas en esta vida. Pero estas Oraciones para Calmar la Ansiedad dependen de quien necesite orarlas para darle tranquilidad al alma y corazón.

Hoy te ofrecemos estas Oraciones, que pueden ser elevadas al cielo por diferentes motivos (inseguridad, protección, familia, hijos, trabajo, amigos, etc.), es decir, problemas que a diario nos enseñan a vivir mucho mejor. Aunque siempre buscamos minimizar nuestra ansiedad, nunca olvidemos ser agradecido. Aquí te expongo algunas de las más buscadas por los devotos, que a diario añoran esa paz y esa tranquilidad.

Índice
  1. Oraciones para Calmar la Ansiedad
    1. Plegaria de Agradecimiento a Dios para Calmar la Ansiedad
    2. Oraciones para Calmar la Ansiedad al Iniciar el Día
    3. Oración Para Calmar la Ansiedad por Nuestros Hijos
    4. Oraciones para Calmar la Ansiedad ante las Enfermedades
    5. Plegaria Para Calmar la Ansiedad ante las Adversidades
    6. Oraciones para Calmar la Ansiedad de los Emigrantes
    7. Plegaria para Calmar la Ansiedad por la Prosperidad
  2. Si deseas Calmar tu Ansiedad, Órale al Dios Padre Eterno

Oraciones para Calmar la Ansiedad

Oraciones para Calmar la Ansiedad

Plegaria de Agradecimiento a Dios para Calmar la Ansiedad

¡Sacrosanto y Amado Jesucristo! Todos los días me levanto con una necesidad inmensa de ser feliz y de iniciar cada mañana con una actitud y una aptitud optimista, que a más de uno le llama la atención mi algarabía. Pero la ansiedad, la angustia o las preocupaciones siempre afloran.

Muy adentro siento que esta felicidad es efímera, pues a pesar de mi actitud alegre y optimista, los diferentes problemas afectan nuestra tranquilidad, pero tu Padre Amado, siempre me infundes tantas ganas de vivir y de aprehender, que eso mitiga todo lo demás.

¡Oh Amado y Benefactor Dios Padre! Si esto es estar loco, entonces te agradezco por concederme tantas locuras para calmar mis ansiedades, en mi paseo terrenal, donde tu magnificencia se muestra incólume y nos producen la   tranquilidad donde quiera que me encuentre.

Sin embargo, Padre Amado, muchos reniegan hasta del aire que respiran ante cualquier dificultad, niegan tu magnanimidad y la grandeza de tu creación, es como despreciarte por pequeñeces de la vida.

Consérvame siempre así donde quiera que esté, porque yo calmo mi ansiedad al pensar en ti y eso se refleja en mi alegría, en lo proactivo, lo asertivo, lo simpático y lo dispuesto que estoy a cualquier hora para dar lo mejor en cualquier actividad, sobre todo para exaltar tu santo nombre y tu gloria; por los siglos de los siglos. Amén.

Oraciones para Calmar la Ansiedad al Iniciar el Día

¡Amantísimo Dios Omnipotente! Hoy te doy las gracias inmensas por permitirme despertarme vivo y agradecerte por todo, por el valor que me das para calmar mis ansiedades ante tantas adversidades.

Por tu magnánima misericordia debemos buscar la calma de nuestras ansiedades, poniéndolas en tus poderosas manos, para estar tranquilos y confiar en tu palabra y en tus promesas. Por todos esos dones y privilegios que nos has otorgado para valorarla y disfrutarla, nos sentimos confiados. Amén.  

Oración Para Calmar la Ansiedad por Nuestros Hijos

Oraciones para Calmar la Ansiedad

¡Dios Padre! En este instante necesito calmar mis ansiedades y solo con este clamor lo puedo lograr, al aferrarme a tu misericordia para que nuestros hijos puedan postrarse ante tus pies, limpios y confiados en tu poder y tu grandeza, como buenos creyentes de tu gloria.

Padre Amado, es tanta la confianza que tengo en ti que para calmar nuestras ansiedades en tus manos encomiendo a mis hijos, pues tú las alejas, desviándolos de los vicios, de las sectas satánicas, de la delincuencia y todo lo malo que abunda fuera del hogar. Eso es más que suficiente para calmar mis ansiedades.

Como siempre, los peligros acechan, ahora más. Por eso no te pido que los bañes con tu agua bendita, porque ellos son la semilla del futuro, la esperanza de una humanidad de una mayor calidad humana. Eso calma nuestras ansiedades. Pero como padres también tenemos que orientarlos cuando estén frente a un televisor, una computadora o los video-juegos.

Mis ansiedades se calman al saber que tú los proteges de cualquier violación a su intimidad, pues han recibido una formación adecuada sobre la sexualidad, además tus enseñanzas están consolidadas en ellos, gracias a tu amor y el cariño de sus padres; por los siglos de los siglos. Amén.

Oraciones para Calmar la Ansiedad ante las Enfermedades

¡Oh Dios de los Dioses! Me desperté tranquilo, confiando en tu poder y pensando en tu gran obra y en tus dones. Por eso quiero clamarle a tu magnánimo poder para que me le concedas la necesaria tranquilidad a todas aquellas personas ante sus dificultades de salud.

Bondadoso Dios Padre, infúndeme tu aliento y energía amorosa para poder ofrecerle a cada persona enferma mis palabras de calma y permitir que de mi boca solo broten palabras de vida, más no de muerte, para bendecirlos y expresarnos en tu nombre con riquezas espirituales y materiales, a todo aquel que nos escucha.

Por eso, una vez más Dios Padre, en este deseo de calmar las ansiedades buscamos el reencuentro contigo para que mates la desesperación y angustia de las personas enfermas por estos males que hoy nos agobian a todos.

Con esta plegaria queremos enaltecer tu nombre y clamar por tu energía espiritual de amor y sabiduría, proclamando a los cuatro vientos la grandeza de tu piedad, con la que nos sentimos dichosos y tranquilos por tus favores cumplidos; por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria Para Calmar la Ansiedad ante las Adversidades

Oraciones para Calmar la Ansiedad

¡Sacrosanto Padre Amado! Te doy las infinitas gracias por todos los regalos que nos has dado. Pero la algarabía y la satisfacción se desvanecen cuando surgen los problemas y la ansiedad nos derrumba a pleno día.

Padre Amado, allí es cuando reflexiono sobre lo mal agradecidos que somos y dejo de quejarme al sentir la suave brisa, la llama ardiente de nuestro astro Sol, cuando bajo la luz de la luna, pienso en ti y en toda tu esplendorosa creación…

¡Protector de mis andanzas! ¿Cómo calmar mi ansiedad? Orándote por tu magnifica e incomparable creación, con los pies bien puestos sobre la tierra, sin dejar de valorar todo lo que encierra la vida, todo lo positivo donde se impone el amor, tu esencia espiritual.

Amado Dios, tú que sacrificaste la vida de tu Jesús por nosotros. Tú, magnificado y Glorioso Dios Padre, que nos distes su vida a través de su muerte, solo tú eres conocedor de la verdadera esencia de la vida y ya eso es suficiente para calmar mis ansiedades cotidianas. Amén.

Oraciones para Calmar la Ansiedad de los Emigrantes

¡Bienaventurado Jesucristo Amado! Para calmar nuestras ansiedades no hay nada mejor que hacerlo rezando estas oraciones, pero hoy lo hago por todos los emigrantes del mundo, quienes se inclinan ante tus pies donde se hallen para alabarte y pedirte tu protección.

Ampáralos a todos ellos y calma sus ansiedades bien fundadas, pues decidieron partir en medio de tantas incertidumbres y expectativas para buscar mejores condiciones de calidad de vida que nuestro país no les puede ofrecer.

Hazle saber que tú eres indispensable para ellos, y permite que en sus senderos puedan calmar sus angustiosas ansiedades donde quiera que se encuentren. Atraviesa en sus caminos buenas personas que los acojan y les brinden lo necesario, para que vivan con dignidad y respeto ante ti.

Hoy te clamamos con sincera fe para que le concedas la tranquilidad tan deseada a todos los emigrantes del mundo que transitan por esas calles solitarias. No los dejes solos por donde caminen. Padre Amantísimo, ponte a su lado y acompáñalos para que los guíes en tu nombre. Bendícelos y acompáñalos por su felicidad y la de los suyos. Amén.

Plegaria para Calmar la Ansiedad por la Prosperidad

Oraciones para Calmar la Ansiedad

¡Majestuoso Dios Todopoderoso! Estoy seguro que para calmar la ansiedad es espera de la prosperidad, no hay nada mejor que alabar tu santo nombre e invocar tu inmenso poder para saldar nuestras deudas y apremios.

Pero Dios Padre Amado hoy lo decreto, calmaré mis ansiedades a pesar de que cada día que pasa vemos que la situación se vuelve más complicada y difícil de aguantar. Estoy consciente de que todas las crisis te dejan aprendizajes, pero hay que asumirlas sin tantas ansiedades, con sensatez y con serenidad.

Amado Diseñador de todo el Universo, guíanos en el control de nuestros gastos y prioridades, pues estamos seguros que eso lo podemos lograr, pero sin tribulaciones, sin altibajos y sé que tú estás ahí regando una cosecha de bendiciones para todos nosotros.

Hoy elevo al firmamento celestial y a tu poder omnipotente mis suplicas para calmar mis ansiedades, esperando tus apreciadas bendiciones las que has preparado para este magnífico día y sé que muchas bendiciones más, vienen en camino para darme la prosperidad que necesito.

Solo me queda agradecerte Dios Padre Misericordioso, por siempre socorrernos y darnos valor y serenidad para calmar nuestras angustias, en aras de la tranquilidad que tanto buscamos para ser feliz, con la fe puesta en tu misericordioso poder eterno; por los siglos de los siglos. Amén.

Si deseas Calmar tu Ansiedad, Órale al Dios Padre Eterno

Oraciones para Calmar la Ansiedad

Para tener un día calmado, sin ansiedades, hay que ser siempre optimista, pero proactivo y emprendedor. Es una buena actitud para matar la vaguedad y los escenarios futuros llenos de pesimismo. Pero poniéndonos bajo la gloria de nuestro Dios Padre.

Debemos resaltar que la importancia del poder de la información radica en su buen manejo. Quien lo haga, tendrá el poder de tomar decisiones acertadamente, porque el apoyo del Dios Padre siempre nos dará el aliento para seguir adelante, porque es el único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias a la hora de calmar nuestras ansiedades. Orarle con mucha fe, es el arma más poderosa que tenemos para agradecerle y calmar las ansiedades que nos agobian en nuestros días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir