Oraciones Para La Protección

De nuevo la inseguridad y las incertidumbres cuando salimos a la calle se hacen presentes y las Oraciones para la Protección, ya sea para nuestra propia humanidad, para la familia, para los hijos, etc., representan una de las armas más valiosas y poderosas para enfrentar  los peligros del mundo.

Muchos se arriesgan a salir a la calle sin encomendarse a nuestro Dios Padre con una de estas oraciones; y después al ser robados, violados o atacados impunemente, se lamentan por siempre.

Por eso, en esa ocasión te presentamos estas sencillas y humildes oraciones para la Protección, que han salido del alma de este servidor cristiano, quien no se cansa de advertirles sobre el valor de las mismas a la hora de salir a ganarse el pan.

Índice
  1. Oraciones para la Protección
    1. 1.- Oración para la Protección contra las Influencias Malignas
    2.  2.- Oración para la Protección de los Pobres y Desamparados
    3. 3.- Oración para la Protección de los Niños de la Calle
    4. 4.- Oración para la Protección ante la Delincuencia
    5. 5.- Oración para la Protección de las Madres Trabajadoras
  2. Dios: El Escudo de Protección Ideal para la Vida

Oraciones para la Protección

Oraciones para la Protección

1.- Oración para la Protección contra las Influencias Malignas

¡Misericordioso Padre Creador del Universo! Hoy solo quiero clamarte por mi protección, porque siento influencias malignas a mi alrededor y la incertidumbre mi atormenta. Acudo a ti ante esta sensación de indefensión, porque Tu eres el Único y Verdadero Dios que escuchas las plegarias de tus hijos amados. Te ruego puedas escuchar mis plegarias y lamentos.

Señor Padre mío, tú me conoces y sabes que soy fuerte y atrevido, pero en estos momentos me siento indefenso ante tantas calamidades, problemas y adversidades a las que nos enfrentamos en medio de esta Pandemia. Sabes lo que vivo y lo que llevo por dentro, que son sobre todo son debilidades espirituales que pueden afectar mi paz y mi desenvolvimiento cotidiano.

Además, sabes muy bien lo que en verdad me preocupa, lo que ahora siento, lo que pienso y lo que necesito. Por favor, no me dejes solo. Tu compañía me da fuerza para seguir luchando ante tantos demonios. Tú sabes cuándo sollozo, cuando rio, cuando estoy en medio de la soledad. Pero ahora, te ruego me des la protección que requiero. Salvaguárdame Dios Padre, anímame a seguir adelante y acompáñame siempre.

¡Oh magnifico y sacrosanto Padre adorado! Por sobre todas las cosas, perdona mis pecados. Sabes que te amo y te necesito en mi vida por siempre. Cobija con tu sagrado manto celestial a mi familia, a mi hogar, mi empleo, mis planes e intenciones, y a todas las personas que me aman. Dame y dales salud a todos ellos.  Amen.

 2.- Oración para la Protección de los Pobres y Desamparados

 

¡Oh, Padre Benefactor y Milagroso!  Hoy no quiero pedirte protección para mí, sino para todas aquellas personas que no tienen para comer, que no tienen un hogar para resguardarse de las tempestades y del frio, y que incluso deambulan por las calles y avenidas soportando indeseables enfermedades.

Por todos ellos, quiero pedirle a tu sagrada misericordia que los mires, que los atienda todos los días, que no los dejes solos, porque ellos también necesitan de ti y de tu intersección para salir adelante en medio de estas graves dificultades que hoy agobian a todos los seres de este planeta.

Compadécete de ellos, de sus necesidades mas urgentes y bríndales un poco de amor y de consuelo. Muchos de ellos son débiles de espíritu, de fe, pero no les queda otra alternativa  que arriesgarse y lanzarse a la calle, tratando de buscar un sustento, un lugar donde dormitar y resguardarse.

Me pongo en los zapatos de esas madres y padres que, abandonados a su suerte, intentan buscar el pan de cada día, junto a sus pequeños hijos, quienes los ven hacer un gran esfuerzo para darles de comer y mantenerlos abrigados.

¡Padre Amado y Excelentísimo! A ti de nuevo clamo por su protección. Protégelos de todos los peligros, de las drogas, de la extorsión, de las violaciones, de la delincuencia, de la trata de blancas, de la explotación sexual y laboral. Reconfórtalos con tu bondad y colócales en sus caminos un guía, un líder, que los oriente espiritualmente, como solo tu sabes hacerlo, por los siglos de los siglos. Amen.

3.- Oración para la Protección de los Niños de la Calle

¡Dios Padre Santo y Perpetuo!, En estos días he leídos muchas noticias aciagas sobre los niños, y no puedo dejar de pensar en los que habitan en mi patria, hoy maltratada y destruida por la vorágine egoísta de sus gobernantes, a quienes no les importa saber que ellos representan la semilla del mañana, la esperanza de un nuevo y mejor país.

Pensando en ellos, decidí clamarte y rogarte por ellos. ¡Padre Santísimo y Reverenciado! Por esos seres que están incluso viniendo al mundo y están siendo abortados. También quiero invocarte por los que son víctimas de unos padres irresponsables e insensibles que se ufanan de los maltratos que les infringen por nimiedades, que los intimidan y los aterrorizan con sus castigos a diario.

¡Oh amantísimo Dios Padre Benefactor, te suplico encarecidamente por eso niños que sufren en el mundo los horrores de las guerras inauditas, por aquellos infantes que son humillados, hostigados o perseguidos y viven con el corazón en la mano llenos de angustia, dolor, miedo, y desesperación, sin un pan que llevarse a sus bocas.

No podemos olvidarnos Dios Amado de los pequeños que no cuentan con educación, viéndose en la obligación de trabajar y siendo mucho de ellos explotados y esclavizados. Dales a todos ellos la paz y la armonía de un mundo feliz, por los siglos de los siglos. Amén.

4.- Oración para la Protección ante la Delincuencia

¡Oh, apreciado y vetusto Dios Padre que todo los puedes y todo lo ves! En estos tiempos turbulentos y de incertidumbres, la inseguridad nos acecha por todos lados. Esta triste realidad me ha conminado a implorarte. Hoy necesito que escuches estas humildes plegarias en favor de los desprotegidos.

Sabes lo que me atormenta y me preocupa en medio de esta crisis socio-económica. Temo por mi protección y la de mi familia completa. Cuando salga a la calle, desvía el peligro y los delincuentes; presérvame siempre sano y motívame a seguir luchando contigo a mi lado, pero nunca te alejes, acompáñame siempre. Porque si tú no estás a mi lado, la desconfianza se apodera de mí y me obstruye el camino para seguir adelante.

Perdona mis pecados. Sabes que te necesito en mi existencia. Pero nunca dejes de cobijarme con tu manto sagrado, ni te olvides de mi familia, de mi hogar, de mi empleo, de mis planes e intenciones ni de las personas que a bien me aman. La protección que te imploro, extiéndela a todos tus hijos, por los siglos de los siglos. Amén.

5.- Oración para la Protección de las Madres Trabajadoras

 

¡Oh comprensivo Dios padre! Hoy quiero conversar contigo sobre las madres trabajadoras, muchas de ellas solteras, que no cuentan con el apoyo de un esposo o de una pareja para compartir sus triunfos y sus caídas.

A esas madres trabajadoras, que diariamente se enfrentan a los miles de atropellos e injusticias, Oh misericordioso Dios Padre, bendícelas y protégelas siempre; resguárdalas de todo mal, de toda mala intención, de la delincuencia, de los violadores, de cualquier calamidad que pueda poner en peligro sus vidas.

También regálale un poco de tu caridad, de tu amor puro y bondadoso. Obséquiale días de satisfacción y de gloria, e incentívalas por medio de tus ángeles, a buscarte y a orar incansablemente todas las noches antes de acostarte. Te lo imploro Padre mío, no las dejes sin amparo, sin tu   magnánima protección.

A veces me digo que de nada sirve suplicarte tanto, pero tu unigénito hijo Jesús siempre dijo a sus discípulos “pide y se te dará”. Y eso me anima a cumplir sus sagradas palabras y a suplicarte todas las noches y todos los días, con la convicción perpetua, con la fe y la esperanza puesta en tus promesas, de que nunca nos abandonaras, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios: El Escudo de Protección Ideal para la Vida

Oración para la Protección

Es reconfortante saber que tenemos la oportunidad de elevar nuestras Oraciones para la Protección al Dios Padre Todopoderoso. Es, si se quiere, una oportunidad gratis que no nos va acarrear ningún sacrificio, porque su bondad es infinita y su escudo protector es único.

Aprovéchalas y rézalas todas las noches con fe, mucha fe y el Dios Padre las escuchara. Tienes todo el día para hacerlo y encomendarte a su protección, agradecerle al Altísimo por todo lo que te ha proporcionado hasta el día de hoy.  Hazlo, inténtalo, y veras los resultados…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir