Oraciones Para Salir De Deudas

Este sistema de cosas, a través de los medios de comunicación y la industria cultural del mundo, promueven el gasto innecesario y el endeudamiento de cada habitante, como parte de un modelo económico, donde los más perjudicados son los que poseen menos recursos, y son los que recurren a las Oraciones para Salir de las Deudas.

Estas Oraciones son muy comunes entre todos los católicos, que en su afán por alcanzar una mayor comodidad en el hogar, se ven en la necesidad de endeudarse. Aquí te presentamos algunas de estas oraciones para Salir de Deudas, esperando que las leas con atención y apartes un poco de tu tiempo para orarle a nuestros Dios Padre, de quien sabemos que te escucha y nunca nos abandona.

Índice
  1. Oraciones para Salir de Deudas
    1. 1.- Plegaria a Dios para Salir de Deudas
    2. 2.- Oración a Santa Rita para Salir de Deudas
    3. 3.- Oración a Santa Bárbara para Salir de Deudas
    4. 4.- Oración para pedir Ayuda y Salir de Deudas
    5. 5.- Oración Poderosa a Dios para Pagar las Deudas
  2. La Deuda mas Hermosa, la tenemos con Jesucristo

Oraciones para Salir de Deudas

Oraciones para Salir de Deudas

1.- Plegaria a Dios para Salir de Deudas

¡Dios Padre Creador del Universo! Ante este difícil momento por el que atraviesan mis finanzas por las deudas, que atentan contra el sustento económico de mi familia, solo me queda acudir a tu benevolencia y pedirte encarecidamente me sostengas en tus brazos divinos.

¡Padre Amantísimo y Supremo!, Te imploro que escuches mi lamento para que me des valor y paciencia, resistencia y cordura. Tu conoces muy bien lo que me atormenta, que a veces son debilidades superables. Pero cuando se trata de las deudas vemos que nuestro dinero no alcanza para nada, los planes se nos retuercen en la cara y nos vemos atrapados y solos, pensando en el sustento de nuestras familias.

¡Bendito Dios Padre! El no poder pagar mis deudas es algo que me avergüenza, pero a mi familia no la puedo echar a un lado Por eso, ampárame y dame luces en esta hora crucial de mi existencia terrenal. Salvaguárdame y anímame a seguir luchando y acompáñame siempre.

Cobija con tu manto mis finanzas para seguir dándole bienestar a mi familia y enséñame a desviar los compromisos y saldar todas mis deudas con la frente en alto y así seguir contando con un hermoso hogar, con mi empleo, y seguir forjando mis sueños, mis planes y mi felicidad.

Dámeles protección a todos y haz que prospere económicamente. Revierte todas las deudas y apremios Transfórmalos en instante de plena felicidad. Por los siglos de los Siglos. Amen.

2.- Oración a Santa Rita para Salir de Deudas

¡Oh, Santa Rita de Casia, ¡Patrona de lo Imposible! Acudo a tu amada piedad por las deudas que no me dejan dormir y me otorgues consuelo en estos días. Sé favorable a nuestra solicitud, mostrándome el poder de Dios. Sé generosa con nosotros, como lo has sido en tantos casos maravillosos.

Para la más grande gloria de Dios, por la divulgación de tu propia devoción, y por el consuelo de aquellos que confían en ti, apiádate de mí y favoréceme con prosperidad en mis negocios, en mi trabajo y en mi familia. Por eso te ruego que (mencione ahora su petición).

Te prometo que si nuestra petición es concedida, alabar por siempre tu nombre, difundiendo en todo el mundo tu favor concedido, para bendecir y cantar tus alabanzas por siempre. Confiando en los méritos y potestad ante el Sagrado Corazón de Jesús. Por los siglos de los siglos. Amén.

¡Oh Santa Rita de Casia!, quien en tu infinita ternura has sido bondadosa para escuchar mis plegarias, y le otorgas conocimiento y esfuerzos, en recompensa a tu compasivo amor y firme confianza en tu promesa, ten piedad de nuestra adversidad y socórrenos para pagar todas las deudas.

Es hora de que el no creyente sepa que Tú eres la recompensa del humilde, la defensa de los desesperanzados y la fuerza de aquellos que confían en Ti, a través de Jesucristo, nuestro Señor.  Por los siglos de los siglos. Amén.

3.- Oración a Santa Bárbara para Salir de Deudas

Grandiosa Santa Bárbara, ayúdame a vencer en esta batalla donde las deudas se han convertido en mi peor enemigo. Tú que no caíste en la tentación del mal, te ruego que intervengas ante Dios Nuestro Señor para que me ayude a sobrellevar este momento y poder saldar todas mis deudas.

Te suplico, que el Dios Padre, me conceda la fuerza suficiente desde su morada para que triunfe la prosperidad en mi vida y… (se hace la Suplica requerida). Regálame tu increíble fortaleza para soportar los chantajes y demandas que ponen en peligro la estabilidad de mi hogar. 

En esta hora aciaga y desesperante, donde la falta de dinero me agobia, te pedimos ser fuertes como tú ante tanta adversidad, y con humilde sensatez sabremos esperar la prosperidad para alcanzar la eterna bienaventuranza.

Santa Bárbara milagrosa y bendita, protégeme de las tempestades y todas las calamidades generadas producto de las deudas, y permite que… (hacer de nuevo tu Suplica)

Intercede por mí ante el Señor para que me ayude a alcanzar la tan anhelada prosperidad en esta vida, y así vivir en paz y armonía al llegar cada final de mes y sentir tu divina gracia. Por los siglos de los siglos. Amén.

4.- Oración para pedir Ayuda y Salir de Deudas

Santísimo Padre Amado, cuando las deudas nos acechan, acudo a ti porque jamás se nos ha olvidado que un día dijiste “Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirán los caminos”, Por eso imploro tu ayuda; y cumpliendo tu palabra, te imploro con suma humildad que me ayudes con esta urgencia (se dice aquí la ayuda deseada) que espero sea cumplida gracias a mi Oración.

Con la más profunda fe y esperanza, imploro tu ayuda porque Jesús nos dijo que todo lo que le pidas al padre en su nombre, él lo concederá. Glorificado Dios Padre Todopoderoso, en ti confió ciegamente, porque siempre nos dijiste que “el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra nunca pasará”.

Por ello confío plenamente en que esta ayuda que estoy pidiendo, no pasara desapercibida en tu morada celestial la escucharás con amor. Amén.

5.- Oración Poderosa a Dios para Pagar las Deudas

Dios Todopoderoso y siempre Eterno. Cada día que pasa vemos que la situación se vuelve más complicada y sumamente difícil de sobrellevar. Por eso suplico a tu inmenso poder para que no permitas pagar nuestras deudas y poder vivir con tranquilidad.

Gran Maestro Diseñador de todo el Universo, tú que sabes que todas las crisis son para aprender, imploro a tu magnánimo poder para enseñarme a controlar mis gastos e invertirlos sabiamente. Estoy convencido de tu grandioso poder y sé que tú estás ahí haciendo que brote una cosecha de bendiciones para todos nosotros.

Por eso, mis manos abiertas las elevo a tu poder celestial para recibir esa nueva cosecha de bendiciones que has preparado para este magnífico día y sé que muchas bendiciones más, vienen en camino para solventar mis problemas económicos.

Solo me queda decirte: Gracias Dios Padre Misericordioso, infinitas gracias por socorrerme y darme lo que me das para pagar mis deudas. Ayúdame a tener siempre puesta mi fe en tu misericordioso poder eterno; que las situaciones de iliquidez monetaria por las tantas deudas desaparezcan desde hoy. Por los siglos de los siglos. Amén.

La Deuda mas Hermosa, la tenemos con Jesucristo

Oraciones para Salir de Deudas

Sin temor a equivocarnos, creo que la Deuda más Hermosa, la tenemos con nuestro Señor Jesucristo, quien “pagó” con su vida en la cruz para que podamos salvarnos del pecado.

Y aunque clamemos otras oraciones, debemos estar claro en que el Poder de nuestro Dios Padre Todopoderoso es Único e Irrepetible y es el arma más poderosa para pagar nuestras deudas con él.

A ese Poder Misericordioso debemos acudir para que tranquilice y purifique nuestros atormentados espíritus por las deudas. Para Dios nada es imposible con su milagroso poder sanador. Lo material siempre pasa, pero el amor hacia Él, nunca muere.

Te ofrecemos en esta ocasión este ramillete de hermosas oraciones Para Salir de Deudas. Esperamos que te gusten, las leas y las pongas en práctica, reflexionando y valorando siempre su gran poder inconmensurable, que no tiene medida. Siempre agradece a Dios por obsequiarnos su inmenso Poder y él te recompensará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir