Oraciones Para Trabajar

A diario, sobre todo en las noches antes de irnos a dormir, recurrimos a las Oraciones para Trabajar. Son estas plegarias o ruegos dedicados a pedir ayuda, bien sea para lograrlo, conservarlo o crecer a nivel profesional en el ámbito laboral.

Esto está sucediendo en muchos hogares a nivel mundial, por cuanto la pandemia y la crisis financiera de cada país ha incidido negativamente en este renglón de la actividad productiva del país, lo que preocupa a quien actualmente se encuentra trabajando. Son altos los porcentajes que ahora se observan con respecto a la manera como han disminuido las plazas de trabajo en todos los países.

Sin embargo, los católicos, como trabajadores, cuentan con San Cayetano, su "Santo Patrono", uno de los más populares en el mundo, quien era abogado y nació siendo un noble, pero murió siendo Santo, dedicando su vida al prójimo y destacándose por su manera austera de vivir.

A este Santo Patrón los fieles le piden pan y trabajo, por su entrega a las personas más necesitadas y, sobre todo, por su manera austera de vivir, entregando al prójimo todo lo que tenía.

Índice
  1. Oraciones para Trabajar
    1. Oraciones para Trabajar y Conservarlo
    2. Plegaria a San Cayetano para Conseguir Trabajo
    3. Plegaria a San Cayetano por el Trabajo y la Prosperidad
    4. Invocación al Dios Padre para Prosperar en el Trabajo
    5. Oración al Dios Padre para conservar el Trabajo
    6. Oraciones para Preservar el Trabajo
  2. Oraciones para Trabajar por la Gloria de Dios

Oraciones para Trabajar

Oraciones para Trabajar y Conservarlo

¡Oh Magnánimo Jesús, Amado Hijo de nuestro Dios Padre! Hoy sentí que la situación de crisis por la que estamos atravesando en este momento, puede tocarme al impactar en nuestros trabajos. Por eso, he decidido acudir a tu bendita misericordia y suplicarte por mi trabajo.

¡Santísimo Padre! No permitas por nada del mundo que me quede sin trabajo en esta hora, donde todo se ha puesto tan difícil y cada dia la vida se nos hace mas cuesta arriba. No lo permitas Señor. Protégeme a mi y a todos los trabajadores de mi patria.

Sabes muy bien, que de allí generamos nuestro sustento para poder cumplir en nuestros hogares con nuestras obligaciones familiares. Aleja de mi y de todos nosotros esa calamidad. Hazlo por nuestros hijos, hijas, esposas, madres, hermanos y abuelos, que también necesitan de mi.

Sagrado Señor, en San Cayetano tuvimos una santidad que fue proclamada nuestro Patrono y con el nos encomendamos y le pedimos que interfiera por nosotros ante tu sagrado reino celestial. Por tu infinita bondad, no nos abandones nunca. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Plegaria a San Cayetano para Conseguir Trabajo

¡Oh Magnánimo y bondadoso San Cayetano, Padre amantísimo de la Providencia!, Por haber vivido tantas angustias y calamidades en tu transito terrenal, por favor, no consientas que en mi sagrado hogar que es un templo a tu santidad, me falte el sustento en lo temporal y humano.

¡Oh misericordioso y amado San Cayetano!, Providencia mía en tiempos de paz o de angustia, no te apartes de mí lado. Hoy te pido (Aquí se pide la gracia que se desea conseguir). Esta solicitud te la hago aferrado a nuestro Padre Jesucristo, a María siempre virgen y a ti, magnifico y Glorioso San Cayetano, para que juntos intercedan por nosotros ante la divina y sagrada Providencia.

No me apartes de tu corazón y de tu infinita bondad, así como lo hiciste en tu tiempo para ayudar al prójimo, por tu entrega a las personas más necesitadas y, sobre todo, por tu manera austera de vivir, entregando todo lo que tenía, sin escatimar esfuerzos.

¡Milagroso Santo, San Cayetano Bendito!, abogado leal y fiel a nuestro Señor Jesús y a nuestro Dios el Altísimo, tú que repartiste todas tus riquezas a los más necesitados por la justicia divina, ¡concédeme la dicha de lograr mi humilde propósito laboral y pueda salir adelante para superar este atormentado trance!

Solo te pido un poco de tu misericordia y bondad, para este humilde fiel devoto y creyente, que hoy requiere que le metas la mano y lo ayudes a conseguir un buen trabajo, con el cual pueda satisfacer las necesidades de sus seres amados. Por los Siglos de los Siglos. Amén.

Plegaria a San Cayetano por el Trabajo y la Prosperidad

¡Oh glorioso San Cayetano!, impide amado Santo que en mi hogar me falte la subsistencia y tu mano piadosa derrame sus donaciones en lo temporal y en lo humano.

Te imploro todo lleno de amor a Jesús Sacramentado que (Aquí se pide la gracia que se desea conseguir) por la enorme confianza que tengo depositada en ti, tú que habitas cerca del Altísimo, muestrales mis humildes suplicas y pídele misericordia hacia mí.

Bendecido San Cayetano, tú que te encuentras Al lado de Jesús, a quien tanto amaste y adoraste, suplícale por mis problemas laborales y procura que me extienda sus manos ante la falta de trabajo y prosperidad a quienes te invocan por sus penas y angustias.

Hoy me aproximo a ti colmado de esperanzas pidiendo con humildad y confianza tu ayuda. Échame tu bendición para superar esta mala racha, ante la falta de un buen trabajo, aceptable y digno, que me genere dinero suficiente para saldar las deudas y pagos que cada día se acumulan más, llenándome de desesperanza y ansiedad, ya que no puedo solucionarlos por mis medios y tanta carencia.

Oh, Bendito San Cayetano, perdona mi insistencia, pero hoy acudo a ti para suplicarte y pedirte que me auxilies, pues estoy seguro que tu apacible y valiosa intermediación será siempre bien recibida en los Cielos.

En ti, santísimo San Cayetano, Patrono de los necesitados, he decidido depositar mis esperanzas y sueños, buscando la estabilidad económica que en estos difíciles momentos tanto requiero, gracias a tus obras y milagros en mi vida y alcánzame del cielo eternizado lo que tanto ansío (pedir con muchísima fe lo que se quiere obtener). Amén.

Invocación al Dios Padre para Prosperar en el Trabajo

Aquí vengo a arrodillarme ante tus pies Dios Padre Amado para agradecerte primeramente por la dicha de poder contar con un trabajo honesto y con el cual he podido satisfacer mis necesidades mas apremiantes, especialmente la de mis hijos.

Pero hoy no vengo a renegar de todo lo que me has dado con tus bendiciones. No Padre Amado. Solo quiero rogarte que me des la dicha de tener una mayor prosperidad en mi trabajo, que todos reconozcan mis habilidades, mis competencias y conocimientos y que se me valore de una forma más justa.

Hoy, me siento subutilizado en el trabajo, y estoy seguro que puedo dar mucho más de lo que actualmente le doy y aportarles diferentes ideas y nuevas propuestas a mis patrones, a mis jefes, para beneficio de la empresa y de todos los trabajadores, que se que me lo van a agradecer a futuro.

Ayúdame Padre Amado con esta humilde suplica. Estoy seguro que tu lo puedes hacer, porque eres el ser mas grandioso y omnipotente que existe en el universo. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Oración al Dios Padre para conservar el Trabajo

¡Oh, Todopoderoso Señor Padre! Con sublime humildad a tu trono celestial he clamado a tu trono celestial para rogarte que permitas que con estas manos yo pueda trabajar; que mis manos no sean un impedimento para conservar un buen trabajo. Tómalas amado Padre, purifícalas de todo lo que me impide aceptar cualquier bendición que tu tengas hoy para mi vida.

También, deja Señor que en este día pueda disfrutar de todas las bendiciones que me tocan por ser tu hijo(a). Obsérvalas detenidamente gran Maestro y Dios Omnipotente, te presento estas manos vacías y cólmalas con tu magnánimo poder.

¡Gran Señor, mi Bendito Padre!, yo solo sé que te adoro y te alabo incansablemente cada día, dame siempre tu sagrada bendición y te glorificaré por siempre ante todas las personas con las que tenga que relacionarme durante todo el día, y así poder transmitir y difundir valores como la paz, la solidaridad, la motivación, y especialmente, la concordia, la armonía y la fe que me embriaga cuando pienso en ti y siento tu presencia.

Con cualquiera de las expresiones que les exponga a través de una palabra, que solo broten de mi corazón palabras de amor hacia ti, de felicidad, de gozo hacia los demás; para contagiarlos de ese interés y entusiasmo, esperando que sea un día maravilloso, porque estoy seguro que tú Señor tomarás estas manos y me las bendecirás con un buen trabajo a futuro. Por los Siglos de los Siglos. Amén.

Oraciones para Preservar el Trabajo

¡Oh, Dios Todopoderoso, ¡humilde trabajador que te esforzaste en crear nuestro mundo! Con sublime humildad he clamado ante tu trono celestial para pedirte una ayuda, pues deseo (aquí se dice la ayuda solicitada). Solo a ti puedo acudir en esta aciaga hora.

Permite que pueda ejercer un trabajo digno y compensador; que mis debilidades no sean un impedimento para conservar mi Trabajo. Tómalas amado Padre, guíame en este trance, oriéntame Padre Adora y aceptaré cualquier bendición que tu tengas para mi futuro. Permite mi Señor que pueda disfrutar de todas tus bendiciones.

¡Excelentísimo Padre!, Solo sé que te venero y adoro, y siempre te alabaré con orgullo ante todas las personas con las que tenga que me relacione a diario para difundir tus enseñanzas y realzar los valores como la solidaridad, la paz, la motivación, la concordia, la armonía y muy especialmente la fe hacia ti, que es la que me embriaga cuando te pienso y siento tu presencia.

Con cualquier expresión mía, que solo broten de mi corazón palabras de amor hacia ti, de gozo, para tratar de contagiarlos y entusiasmarlos con tus palabras vertidas en las Sagradas Escrituras; porque estoy seguro que tú Señor que tu colocaras en mi boca las palabras adecuadas y me bendecirás con un buen trabajo a futuro. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Oraciones para Trabajar por la Gloria de Dios

Oraciones para Trabajar por la Gloria de Dios

Las Oraciones al Dios Padre, a Jesucristo o a cualquier otra santidad pueden ser muchas y diversas. Pero no hay como las Oraciones para Trabajar, cuando pensamos en todo el trabajo que tuvo que realizar Dios, el Altísimo, para completar su creación en seis días.

Por eso, en esta sección te ofrecemos algunas de estas Oraciones para que todo este bien en el trabajo, para que las ores todas las noches, y agradezcas a Dios por todo lo que te ha dado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir