Oraciones A Dios Para Dar Gracias

De verdad, que son tantas cosas por las que le debemos dar gracias a Dios, que nuestra lista quedaría muy corta. Empezando por el hecho milagroso de darme la vida. ¿Cómo negarnos a darles las gracias a Dios por tantas cosas bellas que nos ha obsequiado? Una sola oración no bastaría para eso. ¿Por qué? Porque las Oraciones a Dios para Dar Gracias varían dependiendo de las experiencias y sentimientos de cada ser humano.

La familia, los hijos, el trabajo, los amigos, los hermanos, los triunfos, etc., incluso se le puede agradecer por los problemas o impasses que nos han dejado una enseñanza para aprender a vivir mucho mejor.

Aquí, en esta breve reseña, expongo algunas de las más selectas para los hombres y mujeres, que a diario nos maravillamos y alabamos la gloria de Dios Padre, mientras nos esforzamos por sobrevivir y buscar la felicidad. Siempre debemos darles al creador y sustentador de toda la existencia en nuestro planeta tierra.

Índice
  1. Oraciones a Dios para Dar Gracias
    1. Oración a Dios para dar Gracias por la Vida
    2. Plegaria a Dios para dar Gracias por la Naturaleza
    3. Invocación a Dios para dar Gracias por nuestra Vida Espiritual
    4. Oración a Dios para dar Gracias por Todo
    5. Plegaria a Dios para dar Gracias por la Esposa
    6. Invocación a Dios para dar Gracias por la Familia
    7. Oración a Dios para dar Gracias por su Protección
  2. Darle las Gracias a Dios es un Gesto de Reconocimiento a la Vida

Oraciones a Dios para Dar Gracias

Oración a Dios para dar Gracias por la Vida

¡Inconmensurable Dios Misericordioso! En primer lugar, a ti debo darte las gracias por permitirme vivir. Siempre que me despierto, elevo a los cielos una sencilla oración para agradecerte y me digo “Milagro, estoy Vivo”. Y eso ya es ganancia.

Darte las gracias cada mañana debe ser una oración constante en la vida de cada uno de nosotros, porque el don de la vida es la dadiva más hermosa y significativa que tú nos has regalado desde aquel día que le diste aliento de vida, no solo a Adam, sino también a los animales, plantas, insectos, etc.

¡Grandísimo Padre Benevolente! Por siempre te daré las gracias; por concederme el derecho a nacer y vivir. A tu ferviente misericordia debemos agradecer todos los días por los singulares dones y privilegios que nos has otorgado

Y, sin embargo, Padre Amado, hay gente en este mundo que la desprecian. Que no la valoran y hacen de sus vidas un saco de remiendos. Perdónalos Padre Adorado. A esas personas, dale la sabiduría y el conocimiento necesario para redimirse ante ti, que eres el Dios Verdadero. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Plegaria a Dios para dar Gracias por la Naturaleza

¡Bendecido Padre Amado! Siempre que detallo la belleza de las flores, mi corazón se regocija. Mi alegría es inmensa cuando recorro las calles y avenidas y contemplo el increíble espectáculo de la vida, cuando disfruto la belleza de los colores de la naturaleza; cuando me extasío viendo los animales e insectos, cuando siento la suave brisa o el fuego del Sol o cuando bajo la luz de la luna, pienso en ti y toda tu mágica creación…

¡Oh Benevolente Dios Padre, Protector de mis andanzas! Y, sin embargo, a veces la tristeza me arropa cuando vemos a alguien despreciar el valor de la vida, cuando la insensatez, la envidia, la inconciencia, la injusticia y otros males, se imponen ante el amor y la belleza de tu creación.

Tú, que estás repleto de puro amor, que sacrificaste a tu amado hijo Jesús por nosotros, perdónalos Padre Bondadoso. Tú, Magnifico y Glorioso Padre Eterno Omnipotente, que nos distes la salvación de nuestras vidas a través de su sufrimiento en la cruz, solo tú eres conocedor de la verdadera esencia que encierra el sentido de la vida. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación a Dios para dar Gracias por nuestra Vida Espiritual

¡Magnánimo y Omnipotente Dios Padre! Cualquier día es propicio para darte infinitamente las gracias permitirme vivir. Pero te ruego que no nos dejes solo en esta vida tan complicada. Fortalece nuestras almas atormentadas para que podamos comprender de forma profunda su verdadera sustancia, su real significado, tanto de lo material como de lo espiritual.

Hay momentos en que me siento desfallecer, pero Tú, Padre Dador de Vida, ¿Cómo olvidarme de tu milagrosa creación si estoy aquí y existo por tu hermosa benevolencia? ¿Cómo obviar tu existencia y tu inconmensurable pasión hacia nosotros si nos creaste a tu imagen y semejanza? ¿Cómo no darte las gracias si por ti mi alma se remueve ante tu presencia y mi corazón late profundamente cuando te oro, cuando te pienso, cuando te imagino a mi lado guiando mis pasos?

Son tantas las cosas por la que hay que darte gracias en esta vida, que lo que nos queda es pedirte Perdón una y mil veces, por tanta inconciencia y desatino contra tu perfecta y hermosa creación. Solo tú pudiste haber sido capaz de tanta amor y benevolencia. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración a Dios para dar Gracias por Todo

 

¡Oh Benevolente y Grandioso Dios Padre! Tú que eres el Altísimo, el dador de aliento, como se lo diste a Adam, siempre te daré las gracias por todos los dones que no has obsequiado en esta vida. Mas no debo quejarme por mis días, por mis noches, ante cualquier calamidad, porque siempre una enseñanza me queda. Tu eres mi soporte, mi base, mi fundamento y piedra angular en este mundo.

Te doy las gracias por la gloria y la magnificencia de tu espíritu convertido en amor verdadero, que está dotado del más grande y puro; Padre Amado solo te pido que me reconfortes y me colmes de miles de bendiciones en medio de mi cotidianidad. Porque cuando pecamos, cuando humillamos y le hacemos daño al prójimo, estamos matando la vida, como lo hizo Eva en el jardín del Edén.

En esta hora, Padre Amantísimo y Promotor de la vida, te doy las gracias por todo lo que me has dado sin miramientos. Te doy las gracias por todos los dones de la vida que me has brindado, por mis hijos y nietos, por mis hermanos, por mi amada esposa, por mis amigos También te agradezco por mi trabajo, por mis humildes posesiones materiales y ofrecerme todos los días una mañana y un atardecer para invocarte y alabarte ante todos los seres de este planeta sin hipocresía. Porque la gloria solo es y será tuya. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria a Dios para dar Gracias por la Esposa

¡Oh Amadísimo Dios Padre Misericordioso! Tú que preservaste la vida y las glorias de tus amados discípulos, y que, aun así, resucitaste al tercer día a nuestro Amado Jesucristo, demostrando que eres el Señor y Amo Absoluto del don de la vida, hoy te quiero dar las gracias de corazón por hacernos tus hijos privilegiados.

¡Ay, dichoso aquel que sabe lo que es amar y sabe valorar la vida, sin olvidarse ni despreciar tu inconmensurable bondad! ¡Bienaventurado los que han vivido y han experimentado tu presencia espiritual! Solo aquel que lo ha sentido y vivido puede sentir el más profundo agradecimiento hacia ti, Padre Amado.

No quiero dejar pasar por alto mi agradecimiento hacia ti por tener la fortuna de haber encontrado el amor en mi amada esposa, a la que siempre se ha mantenido a mi lado, todo ello a pesar de mis errores, fallas y pecados.

Con ella he compartido momentos muy alegres, hermosos e inolvidables, como los viajes, las fiestas familiares, los éxitos en el trabajo, las amistades valiosas con las que cuento y que han formado parte de mi existencia terrenal y me han hecho sentir el ser humano más feliz que haya existido en esta tierra. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación a Dios para dar Gracias por la Familia

¡Oh Padre Creador de todo el Universo! Sin ti, sin tu intervención prodigiosa, sin tu mágica mano diseñadora, sin tu deseo de transformar la tierra, la vida no tendría sentido. Tu Padre Amantísimo, que llenas mis días de bendiciones, te suplico que apartes de mi todo mal, todo embrujo perverso y maléfico.

Por tus hermosas bendiciones que a diario nos dispensa desde el cielo, con esta oración quiero darte las gracias Padre Amadísimo por cada instante de mi vida, por cada segundo vivido, por cada sueño que me obsequias y por cada bendición que me das. Gracias por mi sinigual familia y por la gente que me ama y me aprecia con sus afectos. Mi familia lo es todo. Sin ellos me sentiría perdido.

Padre Misericordioso y Único Dador de vida, en tus manos omnipotentes y sanadoras pongo mis preocupaciones y problemas. En tu profunda sabiduría dejo mis planes y objetivos, En tu amor magnificado, asiento mi vida y la de mis seres queridos y la de mi familia. Confió en ti enteramente. Por los siglos de los siglos. Amen.

Oración a Dios para dar Gracias por su Protección

¡Amantísimo Dios Padre! En esta ocasión, solo quiero agradecerte por oír mis plegarias y lamentos. Señor Padre Misericordioso, tú me conoces y sabes lo que vivo y lo que llevo por dentro, que a veces son debilidades espirituales que pueden afectar mi paz y mi desenvolvimiento ante la vida.

También conoces lo que me preocupa, lo que ahora siento, lo que pienso, lo que necesito y lo que añoro. Tú sabes cuándo sollozo, cuando rio, cuando estoy en medio de la soledad. Por todas esas cosas, cuídame, salvaguárdame, anímame a seguir luchando y acompáñame siempre en esta lucha diaria.

Pero por sobre todas las cosas, te doy las gracias por perdonar mis pecados, porque te amo y te necesito en mi vida para siempre. Cobija con tu manto a mis hijas, a mi familia, a mi hogar, mi empleo, mis sueños, mis planes e intenciones y a toda la gente que me ama. Dame y dales salud a todos ellos. Porque tu eres el Único Dios, el Verdadero, por los siglos de los siglos. Amen.

Darle las Gracias a Dios es un Gesto de Reconocimiento a la Vida

Oración a Dios para dar Gracias

A veces el desconsuelo se da cuando las cosas no salen como queremos; pero, aunque no se den hay que darle las gracias a Dios y aprehender la importancia de la sabiduría; ese es uno de los actos más hermosos del ser humano.

La esperanza es lo último que se pierde, pero solo nuestro Dios Padre sabe por qué no se cumplen nuestros deseos. Él es el único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias.

Solo hay que entender que el liberador más grande que tenemos en esta tierra es Dios. Agradecerle y Rezarle con mucha fe es un acto de humildad y de reconocimiento a tu gran poder y magnanimidad.

Contra los lobos vestidos de ovejas, del odio disfrazado de amor y de la envidia disfrazada de amistad, Él es el arma más poderosa con la que contamos y Jesucristo nuestro Protector más cercano. Por eso, darle las gracias a Dios por un día más de vida, te puede colmar de miles de bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir