Oraciones Para Invocar Al Espíritu Santo

¿Cómo no agradecer al Espíritu Santo por tantas cosas en las que ha intervenido para ver cumplidas nuestras suplicas en esta vida? Son tantas cosas por las que agradecerles que mi lista quedaría corta en este breve compendio. Las Oraciones para Invocar al Espíritu Santo varían dependiendo de las experiencias y sentimientos de cada ser humano.

La familia, los hijos, el trabajo, los amigos, incluso se le puede agradecer por los problemas o impasses que nos enseñan a vivir mucho mejor. Aquí, en este breve resumen, te expongo algunas de las más relevantes para los hombres y mujeres, que a diario nos esforzamos por salir adelante y buscar la felicidad. Siempre hay que ser agradecido con nuestro Dios Padre, creador y sustentador de toda la existencia en la tierra.

Índice()

    Oraciones para Invocar al Espíritu Santo

    Oraciones para Invocar al Espíritu Santo

    Oración para Invocar al Espíritu Santo por Agradecimiento

    ¡Oh amabilísimo Espíritu Santo Misericordioso! Sagrada entidad de la Santísima Trinidad, tú que preservaste la vida y las glorias de tus amados discípulos, y que, aun así, lograste resucitar al tercer día a nuestro Amado Jesucristo, demostrando que eres la esencia del don del amor y la vida, hoy te quiero agradecer de corazón por preservarnos como tus hijos privilegiados.

    ¡Bienaventurado aquel que sabe lo que es amar y sabe valorar la vida, sin olvidarse ni despreciar tu inconmensurable bondad! ¡Bienaventurados quienes han vivido y han experimentado tu gloriosa presencia! Solo aquel que lo ha vivido plenamente puede sentir el más profundo agradecimiento hacia ti.

    Bendito Espíritu Santo, no quiero minimizar este agradecimiento hacia ti por la dicha indescriptible de poder contar con el amor en mi amada esposa, a la que siempre se ha mantenido a mi lado, todo ello a pesar de mis errores, fallas y pecados; también por mis adorados hijos, por mis hermanos, familiares y amigos, incluso por mi estable trabajo.

    Sean bienvenidos a mi vida los días alegres, los éxitos en el trabajo, las amistades valiosas con las que cuento. Por esas razones también quiero agradecerte, porque han formado parte de mi existencia terrenal y me han hecho sentir el ser humano más feliz que haya existido en esta planicie terrenal. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegaria para Invocar al Espíritu Santo por Protección

    ¡Espíritu Santo que anidas y nos iluminas entre el Dios Padre y su Hijo amado Jesucristo!  Mis angustias ante tantos peligros me abruman. Por eso, hoy quiero aferrarme a ti, para suplicarte que escuches mis plegarias y lamentos en pro de mi protección.

    Santísima entidad, conoces y sabes lo que vivo y lo que llevo por dentro, que a veces son debilidades espirituales, sociales, intimas, que pueden afectar mi paz y mi desenvolvimiento ante la vida. Y eso precisamente es lo que me vuelve tan desprotegido.

    Desde tu Santidad sabes lo que me preocupa, lo que ahora siento, lo que pienso, lo que necesito y lo que añoro. Pero también sabes cuando sollozo, cuando rio, cuando estoy en medio de la soledad. Dame tu protección y salvaguárdame Espíritu Santo Protector, anímame a seguir luchando y acompáñame siempre.

    Pero por sobre todas las cosas, perdona mis pecados, porque el amor que siento por el Dios Padre y por su Hijo Jesús es inexplicable. Cobija con tu manto a mi familia, a mi hogar, mi empleo, mis sueños, mis planes e intenciones y a toda la gente que me ama. Dame y dales salud a todos ellos Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración para Invocar al Espíritu Santo por nuestros Hijos

    ¡Oh Respetado y Adorado Espíritu Santo! Hoy acudo hasta tu esencia bendita para pedirte que derrames tu protección sobre nuestros hijos, que solo desean amor y generosidad. Permite que se alejen del mal y se hagan semejantes a Jesús, creciendo en sabiduría delante de los ojos de Dios.

    Siempre te alabaré pues tu poder misericordioso siempre está allí latente ante el Dios Padre, para guiar a nuestros hijos, señalándole cada paso; escuchándolos y dándole alivio para mitigar la desesperación que los vuelve intranquilos en la vida. Con profundo amor te suplico por ellos.

    Por ellos imploro tu poder y tu atención Tú qué intuyes mis pesares, concédele la cordura y la nobleza a nuestros hijos e hijas que viven angustiados, y así nosotros tendremos el alivio en nuestros corazones angustiados.  No acudiremos a ti en vano, pues estamos convencidos de que tu esencia está con Dios para auxilio de todos los cristianos.

    ¡Oh Reverenciado y Entrañable Espíritu Santo! A ti que jamás nadie te ha suplicado antes sin tu ayuda recibir, por ello, totalmente arrepentido de mis pecados y repleto de amor y esperanza, te ruego con ilusión para que me cumplas este favor que hoy te pido que (decir lo que se quiere obtener).

    Siempre encamina a nuestros hijos e hijas en los senderos del amor, óyelos y dales consuelo, pero por sobre todas las cosas, resguárdalos por tu misericordia infinita. Amen.

    Letanías para Invocar al Espíritu Santo por el Matrimonio

    Letanías para Invocar al Espíritu Santo

    ¡Sacrosanto y Venerado Espíritu Santo! En esta hora funesta de hinojos ante tus pies, quiero pedir tu ayuda y que intercedas por mi para poder salvaguardar mi relación matrimonial con (se dice el nombre de la persona), con quien he compartido tantos años.

    Imploro también me protejas con tu magnánimo poder y se resuelvan todas las diferencias con mi esposo(a), a quien amo con toda mi alma y le deseo todos los días buena estabilidad física y espiritual, confiado(a) en que tú lo(a) ampares de los peligros que ahora abundan.

    ¡Benevolente Espíritu Santo Amado! Te imploro escuches mi ruego con atención y protejas nuestro matrimonio, que ha sido atacado por las mentiras, las calumnias y las malas intenciones de personas envidiosas que siempre han deseado nuestra separación.

    ¡Oh Magnánimo Espíritu Santo! No permitas que nuestra relación matrimonial se acabe por esas intenciones malsanas. La angustia y la inseguridad me están destruyendo y solo espero tu apoyo e intersección en estos momentos de desesperación, para poder dormir en paz.

    Estoy consciente de que no soy perfecto(a) y que soy pecador, pero hoy mi arrepentimiento es sincero y solo busca restaurar el bienestar de mi matrimonio, por el bien de mis hijos. Bendecido Espíritu Santo, intercede para que el Dios Padre me concede esta suplica, pues sé que para el Altísimo nada es imposible. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración para Invocar al Espíritu Santo por la Salud

    ¡Sagrado Espíritu Santo! Sabes que con la salud no se juega; por eso te clamo para intercedas ante nuestro Dios Padre y le pidas que pose sus manos en la frente de esa persona que amo tanto, para que restaure su delicada salud.

    Pósate sobre esa persona y siente el pulso incesante de su corazón, que late ardoroso por la vida. Que busca vivir y hoy se halla envuelto en una terrible enfermedad. Interfiere Espíritu Santo Benefactor para que sea sanado, gracias a la misericordia de nuestro Señor Jesucristo. Examínalo detenidamente; toca su ardiente frente y siente lo que oculta su corazón.

    Sánale de cualquier daño producido por su enfermedad. Y si el pecado lo conserva así, indúltalo de todo mal. Te imploro por (nombre y apellidos) para que recobre la salud lo antes posible y vuelva a alegrar a sus familiares que lo quieren de regreso a su hogar.

    ¡Oh Espíritu Santo Benevolente! Pídele al Dios padre que lo absuelva de todos sus pecados y limpia su alma. Escucha mis clamores y embriágalo con tu luz redentora para que te reciba en su corazón y pueda contemplar las grandes cosas que le tienes reservadas a él. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegarias para Invocar al Espíritu Santo por la Pandemia

    ​¡Oh Espíritu Santo Protector! Fortalecidos con tu sagrada esencia, hoy unidos como hermanos, te suplicamos que por tu misericordia no admitas que el Coronavirus penetre a nuestras casas. A ti clamamos en esta aciaga hora para que perdones nuestros pecados y podamos ver tu amor en todo su esplendor.

    Coloca un muro de Ángeles, con San Rafael, San Miguel y San Gabriel a la cabeza, alrededor de cada familia y cada hogar del mundo y que se hagan vivas las santas palabras de las Sagradas Escrituras en el Salmo 91.10: “No te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada, pues a sus Ángeles mandará cerca de ti para que te guarden en todos tus caminos”.

    Clámale al Dios Padre, para que impida que este mal se propague más, por el contrario, pídele que se esfume y que por el no sufran más personas. Humildemente te rogamos también por todos esos seres que ya se encuentran contagiados por este diabólico virus, para que pose sobre ellos su mano sanadora, se recuperen y sigan adelante, viendo tu infinita bondad. Amén.

    Invocar al Espíritu Santo es Dialogar con Dios y Jesucristo

    Letanías para Invocar al Espíritu Santo

    Ante tantas calamidades, a veces nos desconsolamos porque las cosas no salen como quisiéramos, pero comunicarnos con Dios, a través de la invocación del Espíritu Santo, tiene un gran significado, cuando buscamos la paz espiritual y emocional en nuestras vidas.

    Ese es uno de los actos más hermosos del ser humano. La esperanza no tiene porqué desanimarnos, porque solo el Dios Padre, es el único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias. Y para ello contamos con la ayuda del Espíritu Santo.

    Dios es nuestro liberador más grande. Rezarle con mucha fe es el arma más poderosa con la que contamos.  Y agradecerle por un día más de vida, te puede colmar de miles de bendiciones.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir