Oraciones Para La Buena Suerte

La buena suerte es un instante mágico que a veces la construimos nosotros con nuestras estrategias de vida, por nuestro olfato intuitivo hacia el futuro. Hoy, por supuesto, los tiempos han cambiado drásticamente, pero la suerte sigue allí, merodeándonos, buscando sus beneficiarios. Por esta razón, las Oraciones para la Buena Suerte se han incrementado en todos lados.

También es cierto que en su interior, muchos hogares han entrado en crisis por la falta de recursos o dinero. Diferentes problemas deben enfrentar a diario, de diversa índole, pero un golpe de buena suerte siempre es una esperanza que se busca a graves de diferentes juegos de envite y azar, cuyas ganancias nos pueden ayudan a saldar nuestras grandes preocupaciones y angustias.

Por eso, ante tantas necesidades y carencias monetarias, les recomendamos estas sencillas Oraciones, que pueden ser clamadas al Dios Padre, a su hijo amado Jesucristo o a cualquier santo, como San Expedito o Santa Barbara, para que intercedan por nosotros en esos días de mala suerte.

Índice
  1. Oraciones para la Buena Suerte
    1. 1.- Oraciones para la Buena Suerte al Despertar
    2. 2.- Plegarias a San Expedito para la Buena Suerte
    3. 3.- Oraciones para la Buena Suerte y la Prosperidad
    4. 4.- Invocación a Santa Bárbara para la Buena Suerte
    5. 5.- Plegarias para la Buena Suerte en Casos de Urgencias
  2. La Buena Suerte nos viene de la Oración hacia Dios

Oraciones para la Buena Suerte

Oraciones para la Buena Suerte

1.- Oraciones para la Buena Suerte al Despertar

¡Milagroso Señor Jesucristo! Tú que eres el hijo amado del Dios Padre, hoy quiero clamarte de rodilla por todas aquellas personas que como yo viven angustiados por la mala suerte y la falta de dinero para cancelar y solventar los apremios de este día.

Gran Maestro, sabes muy bien que la crisis económica no tiene compasión con los pobres, quienes son los que más padecen sus consecuencias funestas, haciéndolos llegar incluso al suicido ante la impotencia y la depresión, al no poder cubrir las necesidades de nuestros seres amados.

Bendíceme Señor y atrae hacia mi persona la buena suerte y si poder ver otros horizontes de prosperidad donde el dinero fluya lícitamente y pueda generarlo de manera honesta y justa, para complacencia mía, sin olvidarme de darte las gracias todas las noches.

De nuevo, una vez más te imploro Buena Suerte en estos días lleno de optimismo, porque el encuentro contigo Señor, me quita el sosiego y calma mis angustias. Oh Señor, elevo mis esperanzas hacia tu reino celestial de lograr una suficiente fortuna, porque sé Padre amado que me cumplirás

Permite que de mis labios solo broten palabras de alabanzas y agradecimiento hacia ti cuando te alabe ¡Oh magnifico Señor!, que sean palabras para bendecirte por todo, y que absolutamente todo lo que exprese en tu nombre, me traiga buena suerte, abundancia de bendiciones, en riquezas espirituales y materiales. Amén.

2.- Plegarias a San Expedito para la Buena Suerte

¡Oh Justo San Expedito! De hinojos ante tus pies, humildemente te imploro para que me auxilies con un toque de buena suerte en este instante aciago. Hoy las necesidades urgentes me agobian y solo se pueden solventar con dinero, de lo cual carezco y me hace sobrevivir en estado de preocupación y de angustia continua.

Te imploro me des la buena suerte para levantarme económicamente. Santo Piadoso, aquí estoy clamándote para que alivies mis carencias y miserias. Por eso te pido que con tu caridad me concedas la dicha de (Mencionar ahora la petición).

Enséñame a usar mi inteligencia, mi coraje, mi fuerza e incrementar mi voluntad, para que esta mala racha desaparezca pronto y todo quede en un simple recuerdo, como una vivencia amarga que tuve que transitar para aprender y ser cada día mejor ser humano.

Escucha mis plegarias, atiende desde tu sagrada morada mis ruegos por tantas urgencias económicas acumuladas, ante la falta de dinero. Solventa mis carencias para que se me abran los cielos en pro de un futuro exitoso y provechoso.

Te antemano, te extiendo mi agradecimiento profundo; gracias San Expedito, pues estoy seguro que tú estás conmigo, oyendo mis lamentos, pero sé que mi buena suerte se iniciará desde este mismo momento, llevando tu nombre al que lo precise. Amén. (Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Gloria)

3.- Oraciones para la Buena Suerte y la Prosperidad

¡Oh Eterno Dios Padre de Jesús! Nunca olvidaremos que un día dijiste “Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirán los caminos”, todo por medio de la intercesión de María, tu santísima madre. Por eso cumpliendo tu palabra, te llamo, te busco, y te pido con suma humildad y sincero amor que colmes de buena suerte y que mis deseos de ganarme la lotería sean concedidos por medio de mis oraciones.

Con el más ferviente amor y la más profunda fe y esperanza, Amado Dios Padre, solo te pido como favor que me bendigas con suficiente dinero y prosperidad a partir de este momento, para cumplir con mis compromisos y mis deudas.

¡Oh Amantísimo Dios Padre!, que dijiste que todo lo que le pidas al padre en mi nombre, él te lo concederá, por intercesión de María, tu santísima madre, hoy te suplico calladla y humildemente me concedas urgentemente un toque de buena suerte con esta oración.

¡Oh Misericordioso Dios Padre Todopoderoso! Hoy confió fervorosamente en ti porque nos dijiste que “el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra nunca pasará”. Y estoy seguro que es así, que nunca pasará. Por eso, por la intercesión de María, su santísima madre, confío plenamente en que esta plegaria para la buena suerte no pasará desapercibida y será escuchada en tu morada celestial. Por los siglos de los siglos. Amén.

4.- Invocación a Santa Bárbara para la Buena Suerte

¡Poderosa Santa Bárbara!. Hoy quiero pedirte que me concedas Buena Suerte en todo lo que emprenda; que me ayudes a vencer en esta batalla, como lo hiciste tú que no caíste en la tentación del mal, tú que alejaste con tu amor, toda fatalidad, saliendo victoriosa, te ruego que intervengas ante Dios para que me ayude a recuperar mi Buena Suerte y sobrellevar este momento sin dinero, el cual me ha puesto el Altísimo como prueba.

Te imploro, que el Dios Padre, me conceda la Buena Suerte y la fuerza suficiente desde su morada para que el bien sea el triunfador y lograr conseguir el Premio Mayor en la Lotería. Regálame tu increíble fortaleza para seguir insistiendo, porque se que seré favorecido por Ti.

En esta mala hora, mi suerte no ha sido buena y la falta de dinero me agobia. Por ello, te pedimos fortaleza ante tanta adversidad, y con humilde sensatez sabremos esperar la Buena Suerte para saldar nuestras deudas y compromisos.

¡Santa Bárbara Bienaventurada! Protégeme de las angustias, tempestades financieras y todas las calamidades de este mundo, permite que (hacer de nuevo la Suplica para la Buena Suerte)

Intercede por mí ante el Señor para que me favorezca en la tan anhelada prosperidad y la fortuna en esta vida, y así vivir en santa paz y armonía al llegar al fin de mis días en paz, pero en su divina gracia. Por los siglos de los siglos. Amén.

5.- Plegarias para la Buena Suerte en Casos de Urgencias

¡Oh Amantísimo Dios Padre de Jesús! Nunca se nos ha olvidado que un día dijiste “Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirán todos los   caminos”. Por eso hoy, cumpliendo tu palabra, te ruego con sincera humildad y amor que favorezcas mi Buena Suerte y que mis deseos sean concedidos, gracias a mis plegarias.

¡Oh Amado Dios Padre! Con la más profunda fe y esperanza, solo te pido que la Buena Suerte me acompañe (aquí se debe pide la suerte deseada), porque Jesucristo nos dijo que todo lo que le pidas al Padre en mi nombre, él te lo concederá. Por eso ahora te suplico callado y humildemente me otorgues urgentemente lo que en esta oración te he pedido.

Confío devotamente en tu piedad porque un día nos dijiste que “el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra nunca pasará”. Por eso, por la intercesión de María, su santísima madre, confío plenamente en que mis deseos de buena suerte no pasaran desapercibidos y mi oración será siempre oída allá en el cielo. Por los siglos de los siglos. Amén.

La Buena Suerte nos viene de la Oración hacia Dios

Nos pasamos la vida luchando, trabajando y soñando con ganarnos el Premio Gordo de la Lotería y mejorar nuestras condiciones de vida, pero a veces nos olvidamos que la mejor ganancia para un ser humano cristiano es la paz y el amor que nos concede nuestro Dios Padre

Si fervientemente, deseas que nuestro Dios Padre conceda tus suplicas para la buena suerte, no dejes de exclamar sus oraciones y pedirle con fe. Jamás el Dios Padre nos abandona en momentos de tribulaciones y angustias.

Estas sencillas Oraciones para la Buena Suerte, no puedes déjalas pasar por alto. Rézalas todas las noches y sentirás lo grande y bondadoso que es nuestro gran Dios Padre, el Altísimo, el Único, el Verdadero Dios. Por los siglos de los siglos. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir