Oraciones  a San Agustín

Las Oraciones a San Agustín son adecuadas para esos días de angustias, cuando sientes que vas a fallar y llevas una vida llena de inconvenientes. Es allí cuando puedes ponerte en sus manos para recuperar la paz.

Todos hemos vivido esas situaciones complejas que desequilibran nuestra tranquilidad, y sentimos que esas amargas experiencias son más fuertes que nosotros y no podemos ser capaces de superarlas.

Es ese el error, ya que la depresión causada por esas desgracias no nos dejan analizar los hechos con claridad y enfrentarlos; por ello, la fe es un gran apoyo y puede ser el camino de luz hacia la salida y el regreso seguro de la paz en nuestras vidas.


Índice

    Oraciones  a San Agustín

    Oración a San Agustín para Recuperar La Paz

    Oración a San Agustín para Recuperar La Paz

    ¡Oh Glorioso San Agustín! Nuestro Dios Padre, que conoce los relucientes caminos y también los senderos torcidos de los hombres, hoy nos embelesamos con los prodigios que la gracia divina ha desempeñado en ti, convirtiéndote en el testigo perfecto y apasionado de la verdad y la bondad puesta al servicio del prójimo.

    Hoy me coloco en tus manos para que me orientes hacia los caminos de paz, y me enseñes a no abandonar jamás mi búsqueda de la verdad, con la seguridad de que finalmente mis esfuerzos serán enaltecidos ante el encuentro agradable con la Suprema Verdad, que siempre será la fuente de toda verdad sostenida.

    Te suplicamos humildemente ¡Oh Magnánimo San Agustín! Que no te olvides de nosotros, pobres pecadores,  para que por tus virtudes y plegarias podamos ser librados de todos los males, tanto del alma como de nuestro cuerpo, y nuestras buenas obras y virtudes aumenten a diario para gloria de Dios.

    Que nuestro Dios Padre, en su misericordia nos permita por siempre; y nos regales algo de ese amor con el que siempre resplandece, para que nuestras almas se iluminen con su divino amor, siendo merecedores de alabar a Jesús por una interminable eternidad. Amén.

    Invocación a San Agustín para Protección de la Familia

    Oración a San Agustín para Protección de la Familia

    ¡Oh Bendecido San Agustín! Hoy he decidido orarte para que me colmes de alegría y bendigas con mucho amor a mi familia, pues sabes que una verdadera familia no solo la forma el padre, la madre, los hijos, la hermana o hermano, esposo o esposa, sino quienes repletos de humildad creen y confían en ti.

    En esta hora de necesidad espiritual, elevo a ti esta oración pidiendo una bendición para que (aquí se dice lo que se solicita). Te doy gracias desde este instante porque sé que con tu bondad infinita me cumplirás al oír mi ruego desesperado.

    ¡Oh Benevolente Dios Padre!, oye mi plegaria en los labios de San Agustín, líbrame de todos los males; desaparece las desgracias. Dame tu conocimiento divino para convertirme en un instrumento ideal y apoyarte en tus designios, porque sé cuan benevolente eres si sólo cumplimos los mandamientos de las sagradas Escrituras, y así vivir de acuerdo con ella.

    Siempre te agradezco por las bendiciones que me has brindado, hoy y las que recibiré en mi futuro, porque estoy seguro que nos bendecirás aún más. Ruego también por los que no tienen un trabajo estable y no disfrutan de buena salud, de paz y prosperidad. Llénalos Padre Amado Celestial con tu luz sanadora, en nombre de Jesús, por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegaria a San Agustín para la Protección y la Paz

    Plegaria a San Agustín para la Protección y la Paz

    ¡Oh Venerado San Agustín! Las incertidumbres y la inseguridad nos acechan. Por eso hoy necesito que eleves ante nuestro amado Dios Padre mis suplicas para poder desecharlas. Amadísimo San Agustín, tú estás consciente de lo que vivo y llevo en mi alma, que pueden afectar mi paz y mi normal desenvolvimiento ante la vida.

    De igual manera, no desconoces lo que me atormenta y me preocupa en medio de esta crisis socio-económica. Temo por mi protección y la de mi familia completa. Tú sabes cuándo lloro, cuando rio, cuando estoy en medio de la soledad. Presérvame siempre sano amado San Agustín; protégeme y motívame a seguir luchando contigo a mi lado, pero nunca te alejes, acompáñame siempre.

    Y, sobre todo, no dejes nunca que las tentaciones me traicionen, porque te llevo siempre muy adentro y te necesito por siempre en mi existencia, en mi vida. No dejes de cobijarme con tu manto protector, especialmente a mi familia, a mi hogar, mi empleo, mis sueños, mis planes e intenciones y a toda la gente que me ama. La protección que te imploro, extiéndela a todos tus hijos, por los siglos de los siglos. Amen.

    Invocación a San Agustín por los Líderes de mi Comunidad

    Invocación a San Agustín por los Líderes de mi Comunidad

    ¡Siempre glorificado San Agustín! Tú eres uno de nuestros guías más venerado. Por eso te ruego que protejas a nuestros líderes comunitarios, a nuestros gobernantes y a todo aquel que pretenda orientar la vida de los ciudadanos en aras de un mejor vivir.

    ¡Oh Amado San Agustín! Ante tantas calamidades y problemas de gobernanzas, hoy acudo ante ti para que intercedas ante nuestro Dios Padre Celestial, y por medio de tu amado hijo, le pidas sabiduría y entereza para que bendiga a nuestros líderes, presidente, gobernadores y alcaldes.

    Aquí en mi comunidad son ellos los conductores materiales. Te pido con esta plegaria que los colmes de amor, sabiduría y paciencia ante tantas desavenencias, porque todos estamos montados en sus buses, viajando en este trance y deseando ser bien servidos por su labor. Ampáralos Señor. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Súplica a San Agustín por los Migrantes y Peregrinos

    Suplica a San Agustín por los Migrantes y Peregrinos

    ¡Oh Bien Amado San Agustín! De ti siempre necesitamos tu protección y conducción. ¡Amado Dios Padre Celestial! Escucha las palabras de nuestro San Agustín, porque en el  transitar de nuestros senderos todos somos pasajeros.

    Ciertamente, todos andamos de peregrinos, tratando de cumplir nuestras metas en aras de alcanzar un mayor bienestar y nuestra felicidad. ¿Pero quién nos conduce hacia eso? Tu Padre idolatrado, el Único y Verdadero Dios que lo puede hacer. Y a ti te agradecemos infinitamente.

    En esta hora viene a mi mente, aquello que el maestro Jesucristo te recalcó, cuando expresó que “Todo lo que ustedes desearían de los demás, háganlo con ellos”. Por todo lo que nos has dado, solo nos queda darte las gracias, misericordioso y magnánimo Dios Padre Celestial.

    Concédeme además Amado San Agustín, a través de tu intersección, la voluntad de dirigir mi propia vida por los senderos del Señor y de motivar a otros a encontrar también la tan anhelada felicidad en el cumplimiento de tu gran mandato: que nos amemos los unos a los otros, como nos enseñaste. Por los siglos de los siglos. Amen.

    Plegaria a San Agustín para la Prosperidad de los Negocios

    Oración a San Agustín para la Prosperidad de los Negocios

    ¡Oh Glorioso San Agustín!, tú que fuiste perseverante y seguiste a Jesús impartiendo sus enseñanzas en tantos caminos y pueblos, Tú que con la ayuda y la Misericordia del Altísimo lograste ganar paz en la tierra y gloria en el cielo, hoy en esta breve súplica te imploro que las ventas se incrementen en mi negocio.

    ¡Fiel Creyente en nuestro Señor Jesucristo! Tú que, aun siendo un humilde hombre, te aferraste a los senderos del gran Maestro hasta el final de tus días  terrenales; apiádate de mí San Agustín, y permite que la prosperidad en mis negocios se fortalezca, para beneplácito de mis finanzas y mi familia, que vive de ellas.

    Amado Benefactor, tú que te inspiraste gracias al Espíritu Santo y te entregaste al Maestro Jesús, proclamando las Buenas Nuevas de su Palabra, apiádate de mí y dadme la paz que tanto necesito. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración a San Agustín para la Prosperidad y la Paz

    Oración a San Agustín para la Prosperidad y la Paz

    ¡Oh Santificado San Agustín!, Hoy, inspirado en tus milagros y predicas, te imploro con mi corazón abierto que intercedas por mí y le supliques al Dios Padre Amado que todo lo puede que me apoye y me ayude en las ventas de mi negocio (decir el nombre del negocio que se tiene o se desea emprender).

    ¡Bendito San Agustín! Por toda la bondad y la misericordia que siempre demostraste cuando la gloria del Dios Padre te deslumbró, hoy coloco toda mi fe en ti, pongo mis esperanzas e ilusiones en tus manos y confío ciegamente en la hermosa misericordia del Señor, para que se multipliquen las ventas y fructifiquen pronto todas las inversiones que he realizado.

    Auxíliame Amado San Agustín a superar esta crisis económica y concédeme la alegría de ver la prosperidad en mi humilde, lícito y reputado negocio ante toda la colectividad. No me desampares, porque sabes bien que de ello depende la paz y la estabilidad emocional de toda mi familia. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegaria a San Agustín para Vender con Éxito los Bienes

    Plegaria a San Agustín para Vender con Éxito los Bienes

    ¡Oh Bondadoso San Agustín! tú que con la ayuda y la Misericordia del Altísimo lograste ganar paz en la tierra y gloria en el cielo, hoy en esta breve súplica te imploro para poder vender mis bienes, lo más pronto posible.

    ¡Oh Magnánimo y Bendito Discípulo! Tú que, aun siendo un simple y humilde seguidor de Jesús,  nunca dudaste en abandonar todo y seguiste los senderos del gran Maestro; apiádate de mí San Agustín, y permíteme vender mis bienes para que la prosperidad me colme, y sea placentero para mis finanzas y mi familia.

    Respetado Benefactor, tú que proclamaste la Buena Nueva de su Palabra, hoy inspirado te imploro que intercedas por mi ante el Dios Padre Amado y me ayude a (decir lo que se desea vender).

    Por toda la misericordia y piedad demostrada ¡Amantísimo San Agustín!, Hoy colocó toda mi fe y mis esperanzas en tus manos y confío ciegamente en tu intermediación y en la hermosa misericordia del Señor, para que se concrete esta venta tan deseada.

    Apóyame siempre ¡Oh Amantísimo San Agustín! con la venta lícita de mis bienes y así poder superar esta crisis económica. Concédeme la prosperidad que tanto espero. No me desampares, porque sabes bien que de ello depende la paz y la estabilidad económica y emocional de toda mi familia y la mía propia. Amén.

    San Agustín: Amor a Dios como Salida Confiable

    San Agustín: Amor a Dios como Salida Confiable

    Para conseguir la tan anhelada paz puedes acobijarte con las Oraciones de San Agustín, doctor de la iglesia católica que tuvo que sortear el sufrimiento que lo llenó de depresión y dolor, pero halló en Dios una salida confiable para enfrentar sus problemas.

    A los 31 años y gracias a una experiencia sobrenatural se percató de que “todas las sombras de duda se disiparon”, y decidió reconocer a Dios como parte de toda su vida; siendo el ideal para encomendar tu petición de paz. Su muerte se dio el 28 de agosto de 430 d.C., fecha en la que se le conmemora.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir