Oraciones a San Benito y San Alejo

Las Oraciones a San Benito y San Alejo, nos revelan la grandeza y magnanimidad de dos santidades muy buscadas en Latinoamérica, por sus dones y milagros concedidos a muchos cristianos católicos, que con mucha fe y esperanza le han orado fervientemente para buscarle solución a sus males.


Índice

    Oraciones a San Benito y San Alejo

    Oraciones a San Benito y San Alejo

    Oración a San Benito para Pedir Ayuda

    ¡Oh amante de humildad y maestro de doctores! Sanidad para los enfermo y perseguidor de los vicio. Tu que eres mi huerto de rosa alfa, de saeta y divino amor colmado de lirios de la pasión de cristo. Ruega por nosotros San Benito para que podamos ser merecedores de alcanzar las promesas y gracias de nuestro señor Jesucristo.

    ¡Oh Glorioso y Magnánimo San Benito! Tus que fuiste el Esplendor de la Orden Franciscana, ejemplo de virtudes, espejo de santidad, refugio de afligidos y medico celestial, que le das la vista a los ciegos, salud a los enfermos, te suplico Santo mío, te dignes en aceptarme como uno de tus siervos y ruegues a  la Divina Majestad me asista siempre con su ayuda y así salir de la culpa si estoy en ella o para persistir en la gracia.

    Concédeme también Santo Milagroso y Benevolente la entera salud y la gracia especial que hoy te pido en esta oración, te suplico… (Aquí se hace la solicitud). Si esta conviene para la gloria de Dios y el bienestar de mi alma o si no aceptar una perfecta resignación ante su divina voluntad. Amén. (Se deben rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias).

    Invocación Poderosa a San Alejo para la Protección

    Oración Poderosa a San Alejo para la Protección

    ¡Oh, Glorioso y Misericordioso San Alejo! Virtuoso y venerable santo. Tú que te inspiraste en nuestro señor y te fuiste muy lejos de tus familiares, sabiendo renunciar de buena gana a todo lo bello que te rodeaba y así llevar una vida de opacidad, soledad y mendicidad.

     ¡Oh! Bondadoso San Alejo Bendito, Tú que tienes el poder de alejar la maldad, la destrucción y todas las cosas malas que pueden acechar a los siervos del Señor, hoy te imploro con toda mi humildad y resignación, que siempre me protejas y me ampares de toda la maldad del mundo.

    Otórgame mucha energía, fuerza y mucho valor, tan supremo y celestial, que pueda usarlo con sabiduría y bondad, para poder vencer a mis enemigos y triunfar en esta batalla ante aquellos que me ignoran y me ven con indiferencia, con la intención de perjudicarme a cada instante.

    ¡Fiel y Bondadoso San Alejo Bendito! Tú que con tu perpetua humildad encontraste el favor de la sagrada Siempre Virgen María, ahora que preciso de tu misericordiosa bondad, ayúdame por favor y no me dejes solo en estas horas aciagas, y aparta de mi al enemigo y a todo mal de mis mañanas para contemplar y rendirle tributo y alabanza a la gloria de nuestro Dios Padre. Amén.

    Plegaria a San Benito Contra los Enemigos

    Oración a San Benito Contra los Enemigos

    ¡Oh Bendito y Bondadoso San Benito! Tu que eres el amo sublime de todas las virtudes, cáliz purificado de la gracia de Dios. Aquí me tienes de hinojos y me entrego a ti para pedirte a tu de corazón que intercedas por mí ante nuestro Dios Padre.

    Hoy te imploro que en todos los momentos de peligro que me rodean diariamente, mee protejas de mis enemigos en todas sus formas y vuélveme invisible ante ellos; y si pretendo actuar en su contra, cólmame de inspiración para poder imitarte en tu infinita misericordia.

    Deseo que tu sagrada bendición me guie siempre. Auxíliame y ayúdame a escapar de todo lo desagradable a ti y ante nuestro Dios Padre y así evitar  todas las tentaciones posibles para no caer en pecado.

    Te ruego con suma humildad que intercedas por mí ante el Dios Padre Altísimo, para que en su infinita misericordia metas sus sagradas manos por  mis necesidades, en las pruebas que nos pone la vida, en las desgracias y en las adversidades que puedan agobiarnos. Amén.

    Oración a San Benito Contra la Desesperación

    Oración a San Benito Contra la Desesperación

    ¡Oh, Milagroso San Benito! Tú que siempre mantienes un corazón lleno de amor, piedad y compasión hacia los desesperados y los que no tienen  esperanzas.

    ¡Tú mi apreciado San Benito Bendito! Nunca nos dejas sin alivio a los tuyos. Hoy te imploro que intercedas por mí, con el deseo y la confianza de que oirás mis suplicas y vendrás hacia mi con tu auxilio, que tan dignamente te imploro (se hace aquí una petición); siempre y cuando sea para la gloria de Dios, el bien de mi espíritu y del prójimo.

    Con la fe puesta en tu misericordia, socórreme ¡Oh milagroso San Benito!, pues yo viviré y moriré como uno de tus más dignos fieles y de nuestro Dios Padre, resignándome siempre a tu entera voluntad y consentir tus designios hasta lograr la vida eterna en el cielo. Amén.

    Plegaria Poderosa a San Alejo Contra el Mal de Ojos

    Oración Poderosa a San Alejo Contra el Mal de Ojos

    ¡Oh Gran Amigo y Poderoso San Alejo!, Tu que siempre has estado pendiente de tus fieles y leales seguidores, hoy te imploro con toda la fe del mundo  que alejes de mi entorno y de mi hogar a Satanás el mentiroso, cúbreme de todos sus maleficios, porque es un ser ruin y traicionero.

    ¡Venerado y Bondadoso San Alejo!, aleja el mal de ojo y mantén lejos de mí la presencia de los traidores, los difamadores y a todo ser que solo haga daño. Resguárdame de quienes pretendan mirarme mal y verme rendido y hundido. Te clamo para que me alejes de la envidia, del mal y de la imperfecta injusticia,

    Aléjame también de los celos y rencores, de quienes me rechazan en cualquier lugar para acrecentar mi soledad. A ti también te pido que me vuelvas invisible y me ocultes donde ninguna maldad me alcance, ni siquiera aquellos que desean mi perdición.

    Invocación a San Benito para Tener Bienestar en el Trabajo

    Oración a San Benito para Tener Bienestar en el Trabajo

    ¡Oh Magnánimo y Glorioso San Benito! Ejemplo digno e hijo de nuestro Dios Padre, fiel guardián de quien a ti hoy acude, regálame energías de vida para conservar mi cuerpo sano, voluntad para conservar mi espíritu limpio de pecado y motivado para trabajar.

    Por la gracia divina de nuestro Señor Jesucristo, hazme en la faena diaria un ser dedicado, amable y respetuoso para quienes me necesite, especialmente con mis superiores, y en mi sitio de trabajo dame alegría y fe para alabar ante todos tu magnificencia.

    Por tu fuerza asombrosa, humilla a quienes se acerquen ante mí con malicia, resguárdame del envidioso, del traidor, del mentiroso, del mal compañero, del rencoroso, de los chismosos y de la difamación, para que la maldad no me pueda tocar ni afectar.

    ¡Oh Benevolente San Benito!, que mi mente se mantenga lúcida y centrada en el bien para hacer cada día menos pesado el trabajo, dando lo mejor de mí, y sintiéndome orgulloso de mi desempeño y dedicación, siempre con agradecimiento por mi rutina cotidiana. Amén.

    Plegaria Poderosa a San Alejo para Cumplir Favores

    Oraciones A Dios Padre Para Pedir Un favor

    ¡Oh Piadoso y Bondadoso San Alejo Bendito! Tu que eres un ejemplo digno e hijo de nuestro Dios Padre, soldado leal y fiel de los que te oran y siguen, otórgame la vida suficiente para conservar mi espíritu y mi cuerpo sin pecado y motivado en cada labor que emprenda.

    ¡Oh Gloriosísimo y Amado San Alejo!, tú que has sido llamado al encuentro con el hijo de nuestro Dios Padre Dios, te imploro me acerques a él y a María Siempre Virgen, para que con su agraciada bondad me cubra con todos sus valiosos dones de amor, guiándome y librándome de todo el mal terrenal y espiritual.

    Ayudarme a alcanzar la gracia que hoy repleto de humildad vengo a rogarte (debes hacer aquí la petición). ¡Bendecido y Alabado seas San Alejo! Por la gracia divina de la Santísima Virgen María, por su amado hijo Jesucristo y por la gracia magnificente del espíritu santo, te ruego un poco de compasión para  mí y escuches mi acongojado clamor. Amén.

    Invocación a San Benito para Purificar el Espíritu

    Oración a San Benito por Purificar nuestro Espíritu

    ¡Oh Piadoso y Bondadoso San Benito! Tu que eres un ejemplo digno e hijo de nuestro Dios Padre, soldado leal y fiel de quien a ti hoy acude, otórgame la vida suficiente para conservar mi espíritu limpio de pecado y motivado en cada labor que emprenda.

    Auxíliame y enséñame a disponer sabiamente de mis recursos, de mi dinero, y así evitar que nunca le falte nada a mi familia, y además me sobre lo suficiente para colaborar con los más pobres y necesitado. Confiando en tu infinita misericordia, te doy las gracias desde lo más hondo de mi corazón por ser mi apoyo en este momento de gran necesidad a (aquí se hace la petición).

    Con profunda fe ¡Oh Grandioso y Bienaventurado San Benito! Con la fe y la esperanza anidadas en mi corazón, hoy de nuevo me atrevo a acudir a ti para clamarte con mucha ternura y muy seguro de tu infinita bondad que me cubras con tus bendiciones y bañes mi espíritu con tu amor y bondad. Amén.

    San Benito y San Alejo: Dos Santidades Siempre Respetadas

    San Benito y San Alejo: Dos Santidades Siempre Respetadas

    Las Oraciones a San Benito y San Alejo nos reflejan la grandeza por sus actos y milagros concedidos. A San Benito se le tiene como descendiente de esclavos africano. Desde tiempos de la conquista española las Oraciones a San Benito nos han prodigados prodigiosos milagros, hoy reconocidos en gran parte de Latinoamérica, muy especialmente en Nicaragua, Paraguay, Colombia y Venezuela.

    Por su parte, las Oraciones a San Alejo, nos llevan a valorar su historia y a reflexionar sobre sus sufrimientos, sus angustias y pesares, siempre apoyándose en las enseñanzas dadas por nuestro Señor Jesucristo. Todas sus virtudes y santidad lo han hecho merecedor de las más hermosas oraciones, creadas para enfrentar las calamidades y pobrezas de la gente del pueblo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir