Oraciones a Santa Mónica Para Pedir Por Los Hijos Y Por La Familia

Toda madre sueña con ver a su hijo en el camino correcto. Pero algunos jóvenes terminan por no escuchar los consejos de su madre, causando repugnancia a sus familias, se convierten en rebeldes e incluso se rinden ante las adicciones. Es por ello que recurrimos a las milagrosas oraciones a santa Mónica.

oraciones a santa monica

La historia de Santa Mónica no fue diferente a la de muchas madres. Era una mujer fuerte que luchaba contra las adversidades de su vida e hizo todo lo que pudo para liberar a su hijo menor, San Agustín, de un camino sin retorno. Las oraciones a Santa Mónica son conocidas por ayudar en la conversión de los niños rebeldes y en la vida familiar. Por esta razón, se la considera la protectora de las esposas y madres.

Santa Mónica un modelo de devoción y fe

Santa Mónica nació en Tagaste al norte de África en el año 332.Su familia era muy cristiana y por lo tanto, como era costumbre en ese entonces, la entregó para que se casara con un joven llamado Patricio.

Mónica se vio obligada a vivir con un hombre violento que se consideraba ateo. Aunque estaba oprimida y sometida por su marido, se mantuvo firme en su fe y siguió las enseñanzas de Dios en sus oraciones. De este triste matrimonio nacieron tres hijos: Navigius, Perpetua y Agustín. Los dos primeros escucharon sus consejos y vivieron una vida de fe y devoción. Agustín, a diferencia de sus hermanos, se comportaba muy mal: era rebelde y, cuando aún era joven, causaba mucho sufrimiento y tristeza a su madre.

Y fue en ese momento cuando vio que sus oraciones no eran en vano. Después de orar por la conversión de su hijo durante treinta años, finalmente logró ver cumplida su petición. Agustín se cristianizó se hizo en sacerdote y más tarde en arzobispo. Hoy en día, es considerado uno de los santos más grandes de la Iglesia Católica. Santa Mónica murió después de ver la conversión de su hijo conocido hoy como “San Agustín”, el santo que influye en todo Occidente hasta hoy.

Oraciones a Santa Mónica

Si estas pasando por momentos familiares difíciles o estás buscando mejores maneras para sus hijos, ofrecemos estas oraciones a Santa Mónica. Antes de comenzar su oración, encuentre un lugar tranquilo donde no sea interrumpido y abra su corazón. Entrega tus aflicciones a Santa Mónica y mantén tu fe como ella lo hace.

Oración a Santa Mónica por los hijos
Con el peso sobre mis hombros, acudo a ti, gloriosa Santa Mónica, para pedirte ayuda y asistencia. Desde tu lugar en el cielo, te imploro que cuides a mi hijo (NOMBRE), que está perdido en la fe y en todo lo que tratamos de enseñarle.
Yo sé, queridísima santa Mónica, que nuestros hijos no son de nuestra pertenencia, sino que son de Dios, y que Dios a veces les admite perderse para que esta pérdida forme parte del camino para llegar a él.
Su hijo, Agustín, también estaba perdido; pero encontró la fe y llegó a creer, y en esa creencia se convirtió en un verdadero maestro. Él me ayuda, por lo tanto, a tener paciencia y a creer que todas las cosas – incluyendo este decepcionante movimiento de alejamiento de la fe – suceden de acuerdo a los propósitos de Dios.
Por el alma de mi hijo rezo para que lo entienda y confíe en él. Gloriosa Santa Mónica, por favor, enséñame a perdurar en el poder de la oración como lo hiciste tú por el bien de tu amado hijo. Inspírame para que me comporte de tal manera que no aleje a mi hijo de Cristo, sino que lo guíe suavemente hacia su luz maravillosa.
Te pido por favor, que me des la enseñanza del doloroso proceso de separación, lo que sabes sobre este doloroso misterio de separación, apaciguamiento y de que nuestros hijos reencuentren el camino al cielo.
Santa Mónica, amorosa de Cristo y creyente de su Iglesia, suplica por mí y por mi hijo[Nombre], para que logremos ganar el cielo, estar junto a ti y ser testigos y agradecidos de una constante alabanza a Dios. Amén.

Oración a Santa Mónica por la paz en la familia
Oh, Santa Mónica, esposa y madre ejemplar: Tú que has experimentado las alegrías y dificultades de la vida matrimonial; lograste tu traer a tu esposo Patricio, un hombre de carácter rebelde e irascible, a la fe; tú que lloraste tanto y rezaste día y noche por tu hijo Agustín y no lo abandonaste ni siquiera cuando te engañó y huyó de ti.
Intercede por nosotros, oh gran Santo, para que sepamos transmitir la fe en nuestra familia; para que siempre amemos y logremos la paz. Ayúdanos a generar a nuestros hijos también en la vida de la Gracia; consuélanos en los momentos de tristeza y alcánzanos desde la Santísima Virgen, Madre de Jesús y Madre nuestra, verdadera paz y Vida Feliz.Amén. Santa Mónica, ruega por nosotros.

Te invitamos a ver el siguiente vídeo de Oración a Santa Mónica para la conversión de mi hijo del padre Sergio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba