Versículos Bíblicos Sobre Familia

La familia y todos sus aspectos es muy importante para nuestro Dios Padre, de hecho, la idea de crearla surgió de Él. Nuestro Dios Padre, con toda su sabiduría, pudo haberla creada de otro modo. Por ello, en estos Versículos Bíblicos sobre Familia ahondamos sobre su verdadero significado y su importancia para todos nosotros.

Porque ciertamente, pudo haberla creado para que viviéramos aislados, pero así no lo hizo. Eso no estaba concebido en sus planes, Él sabía que nos necesitábamos no solamente para la multiplicación o continuación de la especie humana, sino también para apoyarnos, construir y bendecir el espacio donde Dios nos ha colocado, para que lo disfrutáramos y lo preserváramos. Aprovecha estas reflexiones y cuida a tu familia.


Índice

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Génesis 1:27-28

    “Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo».”

    Según estos Versiculos Bíblicos sobre Familia, nuestro Dios Padre creó tanto al hombre como a la mujer para que se apoyaran, aprovechando la ocasión para bendecirlos, pero a la vez les dio una importante misión constituida por dos acciones.

    Primeramente, debían multiplicarse, ser fructuosos y poblar toda la tierra de hijos hijos. Todo ello, gracias a la unidad sexual entre ambos; de lo contrario no habría la continuidad de la especie humana. En cuanto a la segunda parte de la misión, esta consistía en dominar y subyugar la tierra, preservarla, cultivarla y someter a todos los animales. Es decir, amansarlos y dominarlos, en función de sus necesidades.

    Pero los seres humanos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios con un propósito asignado por Él. En eso, fuimos llamados a favorecer y a poner a producir el lugar donde estamos. Pero no solamente fue eso, pues a diferencia de los animales, los humanoides poseemos cuerpo, alma y espíritu, lo que nos otorga la capacidad de construir y mantener una relación de amistad con nuestro Dios Padre, que vino a constituirse para nosotros en manantial de amor y sabiduría.

    Génesis 2:24

    “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.”

    He aquí el verdadero matrimonio. El hombre es quien debe dejar a sus padres y unirse a su mujer, en una sola carne, con cada hijo procreado. Todo nuevo enlace matrimonial debe dar prioridad a la unión y a convivir de acuerdo a los mandatos y leyes de nuestro Dios Padre.

    Aun cuando pertenecemos a la familia en la que hemos crecido, al contraer matrimonio pasamos a convertirnos en uno con nuestro cónyuge y a concebir una nueva familia, tomando nuestras decisiones juntos con la anuencia de Dios y buscando su voluntad para nuestro bien en común y nuestro futuro próspero.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Génesis 2:18

    “Y el Señor Dios dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea.”

    Y esa ayuda idónea fue la mujer, que salió de una de las costillas de Adán, para que siempre estuviese a su lado. De acuerdo con nuestro Dios Padre Jehová estar solo no era bueno; por eso procedió a crear a la “Varona”, para que le hiciese compañía a Adán.

    Colosenses 3:18

    “Mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.”

    Desde el principio de la creación humana, y de acuerdo con estos Versículos Bíblicos sobre Familia, nuestro Dios Padre lo sentenció; la mujer debe sujetarse a su marido, como Él mismo lo estableció, para multiplicarse y prosperar.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Deuteronomio 6:6-7

    “Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.”

    Nosotros los padres, debemos procurar llenar los corazones y las mentes de nuestros hijos con las palabras de nuestro Dios Padre para que luego ellos puedan enseñarla a sus hijos, siendo su ejemplo amoroso y permanente, mientras vivamos según los mandatos de Dios quien los inspira y bendice.

    Toda familia que ama y respeta a nuestro Dios Padre debe compartir de forma natural lo que Él hace en cotidianidad y cómo él media en los problemas a diario. Siempre debemos como padres cultivar en nuestros hijos el amor y el respeto por las Sagradas Escrituras y las enseñanzas que nos legó nuestro Dios Padre, a través de nuestro Amado Jesucristo.

    1 Crónicas 16:28-29

    “Tributen al Señor, familias de los pueblos, tributen al Señor la gloria y el poder; tributen al Señor la gloria que corresponde a su nombre; preséntense ante él con ofrendas, adoren al Señor en su hermoso santuario.”

    Un vínculo muy especial existe en aquellas familias que adoran a Dios juntas, en comunión. Es una inmensa alegría poder transitar juntos e ir al templo para dar gloria al Dios Padre por todas las bendiciones que a diario nos concede.

    La familia que está reunida, no solamente por lazos de consanguineidad sino también por lazos espirituales es la que disfrutará de una relación mucho más profunda y verdadera. Todos sus miembros deben estar unidos en espíritu santo preparados para recibir la bendición que nuestro Dios Padre concede a quienes con entusiasmo y fe le sirven.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Salmo 127:3

    Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa.”

    Los hijos que nuestro Dios Padre nos obsequia representan la bendición más hermosa que él nos concede. Nunca podemos asumirlos como una carga económica o una obligación sobre nosotros. Es todo lo contrario.

    Lo que debemos hacer, por mandato divino, es amarlos, apoyarlos y educarlos, para que se conviertan en buenos ciudadanos, haciéndoles partícipes de todas las maravillas y cosas buenas que nuestro Dios Padre nos ha dado como bendiciones.

    Proverbios 22:6

    “Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará.”

    Nosotros los padres debemos enseñar e instruir a los hijos en valores, cómo comportarse de manera correcta, aceptable y respetuosa ante todos los demás. Otra responsabilidad de los padres es educarlos en la verdad del evangelio, en las enseñanzas de Jesucristo, formándolos en cuanto a lo que realmente significa amar e imitar a Jesús.

    Porque una buena base espiritual le permitirá a futuro enfrentar los múltiples retos que la vida y el futuro les presente. Con estos Versículos Bíblicos sobre Familia, aprendemos que todo lo aprendido por los niños durante su niñez les servirá para moldearlos por el resto de sus vidas. Eso es lo que debemos ser: padres responsables que aman y forman o educan a sus hijos en los senderos del Señor.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Proverbios 6:20

    “Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre.”

    Todos los hijos están en el deber de obedecer y respetar a sus padres. Aquí nos estamos refiriendo a padres y madres que forman a sus hijos en los mandamientos y las leyes que nos dejó nuestro Dios Padre.

    Los padres que realmente aman a nuestro Dios Padre no exigirán nada sin sentido a sus amados hijos. A medida que nuestros hijos van creciendo y estudiando las Sagradas Escrituras por sí mismos, van a comenzar a valorar y reconocer la sabiduría de nuestro Dios Padre, junto a los mandatos de sus padres y la obediencia ante Dios, cuyas bendiciones resultarán más prolíficas en nuestros corazones si vivimos una vida apegada a su amor y a sus enseñanzas.

    Proverbios 17:6

    “La corona del anciano son sus nietos; el orgullo de los hijos son sus padres.”

    En estos Versículos Bíblicos sobre Familias se encierra una gran verdad. Los nietos, sobre todo cuando están pequeños, representan su gran corona, que es otorgada por sus hijos, es decir, por nosotros.

    Pero la alegría y la satisfacción de los abuelos es inmensa, es como una bendición volver a ser padre, pero ya sin las responsabilidades de antes. Los hijos desde pequeños tienen a su héroe: su padre y se convierten en su orgullo en la medida en que él los encamino hacia su futuro y los protege de todos los peligros.

    La familia toda debe valorar la aportación que hace cada uno de sus miembros. Una familia fortalecida estima a todos los que la conforman, ya sean hijos, nietos, abuelos, primos o tíos, y además festejan juntos sus éxitos, se protegen, se motivan y se apoyan en los momentos más difíciles, ya sean enfermedades o necesidades imprevistas.  

    Por su parte, los abuelos se llenan de alegría al ver a sus hijos como crían y educan a sus nietos con el mismo amor y dedicación que ellos lo hicieron. Tengamos siempre presente, que los hijos también aprenden a valorar con el tiempo el esfuerzo y el sacrificio que sus padres ha hecho para formarlos y sobrellevarlos en un ambiente lleno de mucho amor y de estabilidad tanto material como espiritual.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    Marcos 3:25

    “Y, si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie.”

    Es muy lamentable observar familias enteras que solo se hablan para enemistarse y crear problemas. Por eso, debemos trabajar proactivamente en la unión familiar, pasar más tiempo juntos, no solamente en el hogar, sino también paseando en un parque, haciendo deportes juntos o disfrutando de tiempos de relax juntos, viendo una buena película, por ejemplo.

    Porque la familia que se ama debe tener planificadas sus metas y sueños comunes y celebrar cuando estos se logran, para glorificar a nuestro Dios Padre cuando nos esforzamos en conservar la paz y la armonía en nuestros hogares.

    Versículos Bíblicos Sobre Familia que Aman y Siguen a Dios

    Versículos Bíblicos Sobre Familia

    La familia es la primera unidad básica de la sociedad. En cada familia sus padres, deben esforzarse por mantenerla unidad y feliz. Compartir, reír, disfrutar, viajar, dialogar en familia, son aspectos invalorables para todos los miembros. Unidos y aplicando la solidaridad, pueden hacer grandes obras y salir adelante en todas sus metas y objetivos.

    También deberías leer: Oraciones Poderosas Para La Restauración Del Matrimonio

    Pero de nada sirve todo eso, si no se cuenta con la bendición de nuestro Dios Padre, quien siempre está allí para orientarla y hacerse sentir. Aprovecha estos Versículos Bíblicos sobre Familias. Estamos seguros que te ayudarán en tus relaciones familiares.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir