Oraciones Para las Madres Enfermas

Las Oraciones para las Madres Enfermas son siempre muy especiales, pues nos ayudan a sentirnos más confiados dondequiera que se encuentren. El mejor referente que tenemos es la madre de Jesús, María la Virgen, la Inmaculada, a quien siempre le demostró su amor, con una resignación admirable, esperando su hora final.

Rezar estas Oraciones para agradecer, proteger, pedir o desearle las mejores cosas, es una acción comprensiva para cualquiera de sus hijos(as) En esta sección, publicamos algunas de las más importantes Oraciones Para las Madres Enfermas y esperamos que las clamen con mucha fe.


Índice()

    Oraciones Para las Madres Enfermas

    Oraciones Para las Madres Enfermas

    Oracion al Iniciar el Día para las Madres Enfermas

     

    ¡Bondadoso Dios Padre! Hoy al iniciar este día, clamo humildemente a tu misericordia para que cuides a todas nuestras Madres, especialmente a quienes se encuentran enfermas. No me las dejes solas ahora, porque ellas son el pilar fundamental de nuestros hogares; son la luz que hace germinar nuestras vidas y el faro de sus hijos e hijas.

    ¡Te Suplico Padre Amado por todas esas madres Enfermas! A ti quiero clamar al iniciar este día por su protección. Quiero suplicarte por ellas donde quiera que se encuentren, para que desaparezcan sus dolencias, sus angustias; que no vivan con miedo y angustia. Dales a todas ellas la paz y la armonía que tanto desean en estos momentos difíciles.

    Al iniciar este día, bendice aquellas están postradas en su lecho esperando mejorar de sus enfermedades, siendo algunas veces mal atendidas en los hospitales: Concédeles la dicha de poder contar con todos sus medicamentos y el dinero suficiente para comprarlos, ahora que la crisis económica nos ha golpeado a todos.

    Ampáralas de cualquier negligencia médica, de cualquier informe errado que desestabilice su salud emocional y espiritual. Tampoco descuides la fe que te profesan en este tiempo presente, pues muchas se han olvidado de ti y han quedado huérfanas de tu presencia, de tus enseñanzas y del cariño que guardas con tanto celo en tu noble morada espiritual.

    Iniciando este nuevo día, te suplico de nuevo por tu protección eterna para todas esas madres enfermas que lo han dado todo por hacernos felices, muchas veces sin esperar nada a cambio. Por esa razón, te ruego le obsequies toda la salud del mundo para que sus almas se transformen y alcancen su bienestar, al lado de sus seres queridos. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegarias para Proteger a las Madres Enfermas

     

    ¡Amado Dios Todopoderoso! Tú que eres nuestro gran Dios Padre Omnipotente, hoy quiero rogarte por todas las madres enfermas, quienes sufren calladamente sus lamentos, sus penas existenciales, sus problemas emocionales diarios y sus dolores físicos por tantas pestes que las agobian en esta hora.

    Estoy consiente mi Dios perpetuo que de mis labios solo brotan palabras de aliento y de compasión para todas las Madres a las que hoy tenga que hablarle, pero que no sean palabras de muerte; todo lo contrario, que sean oraciones para bendecirlas en tu nombre; para que todo, absolutamente todo lo que hoy les diga, sea abundancia de bendiciones, en riquezas espirituales y materiales.

    De nuevo mi alma te alaba en este esplendido día. Encontrarme contigo Padre Eterno es muy alentador; tu embrujo Santo y Bendito me quita el sosiego y calma mis ansiedades. Pero cuando pienso en las madres enfermas, y muy especialmente en la mía, solo me queda homenajearlas por su entrega abnegada hacia sus hijos y su hogar.

    ¡Oh Alabado Creador del Universo!, elevo mis manos hacia tu trono celestial, porque ciertamente solo necesito que las ayudes a todas ellas y que la felicidad las cubra a todas, y aunque no me la cumplas, siempre expresaré tu grandeza en todos los horizontes y mi eterno agradecimiento por tanta ayuda que le has dado hoy, ayer y siempre Amen.

    Oración para las Madres Enfermas de Covid19

    Oraciones Para las Madres Enfermas

     

    ​¡Oh, Glorioso y Misericordioso Señor Jesús! Protector de nuestra fortaleza y de nuestra pasión hacia ti. Hoy unidos como hermanos, te suplicamos que por tu misericordia nos sane a nuestra abnegada madre y la liberes del Coronavirus

    Padre Amado, te rogamos con mucha angustia en este difícil momento por el que hoy atraviesa la humanidad, que perdones nuestras culpas, pecados y ofensas para que podamos ver tu amor en todo su esplendor, sobre todo bañando con tu piedad y misericordia el cuerpo de mi adorada madre.

    ¡Magnificado Dios Padre!, colócale un muro de ángeles en su entorno y que se haga viva tu santa palabra en el Salmo 91.10: “No te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada, pues a sus ángeles mandará cerca de ti para que te guarden en todos tus caminos”.

    Bendita y santa palabra en la que tenemos plena confianza, como creyentes de tu gloria y de tu infinita bondad. No permitas Señor que este mal deteriore más el cuerpo de mi madre ni se propague más, por el contrario, has que se diluya pronto y que no sufran ni mueran más personas.

    Nuevamente, y sin que me quede nada por dentro, te rogamos humildemente además por todas esas madres que ya se encuentran contagiadas por este diabólico virus, para que poses sobre sus cuerpos tu mano sanadora, se recuperen y sigan adelante, viendo tu infinita bondad. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación a San Rafael Arcángel para las Madres Enfermas

     

    ¡Oh Milagroso y Faro Espiritual San Rafael Arcángel! Mi madre ha enfermado y no sabemos que la ha postrado en su cama. Por ella, te invoco como el patrón de quienes están afligidos por cualquier enfermedad o dolencia corporal.

    ¡Oh Milagroso Arcángel! Me dirijo a ti para implorar tu ayuda divina en mi necesidad actual y ampares a (se dice el nombre de la madre enferma).  Si así es la voluntad de Dios, dígnate en sanar su mal, o al menos, otórgale la gracia y la fuerza que requiere para poder soportarla con paciencia y humildad, ofreciéndola por el perdón de mis pecados y por la salvación de su lastimada alma.

    Guíame o Santo Bendito en esta hora para unir sus sufrimientos con los de Jesucristo y los de María Siempre Virgen y escudriñar sobre la gracia de Dios en cada oración y la comunión. Glorificado Arcángel Benefactor, dale la gracia y la bendición del Dios Padre, así como el favor que te hoy te imploro por tu poderosa intercesión para sanar definitivamente a mi madre y a todas las madres del mundo.

    ¡Oh Gran Médico de los Afligidos y Enfermos! Alíviala y cúrala de sus enfermedades, como también lo hiciste con Tobías si es la voluntad del gran Creador. Magnánimo San Rafael Arcángel, espíritu sacrosanto que moras al lado de Dios, Ángel de la Salud y la Medicina Santa, intercede por ella y por todos los seres de este mundo que anhelan buena salud. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración de Sanación Para las Madres Enfermas

    Oraciones Para las Madres Enfermas

     

    ¡Oh Diosito!  estoy de rodillas suplicándote para que intercedas por la salud de mi madre, quien padece de una terrible enfermedad y está muy descompensada. ¡Dios Padre Bendito! Ayúdame. No sé qué hacer. Para ella y para nosotros es muy fuerte también no ver su mejoría cada día que pasa, a pesar de que la han tratado muchos doctores, quienes le han practicados muchos exámenes y le han recomendado diversas medicinas, que muy pocas le han caído bien.

    No permitas que decaiga más. Concédele la sanación para que recupere sus energías y pueda mejorar paulatinamente. Padre Amantísimo después de ti, mi adorada madre es lo que más amo. Por favor, levántala de la cama, bríndale tu sanación en el nombre de Jesucristo, tu hijo sacramentado.

    Todos oramos para que oigas nuestras suplicas y liberes a mi madre de ese trance que le ha jugado la vida, que solo tú lo puedes hacer. Ten compasión y piedad con tu sierva.

    Sabemos que esa enfermedad (nombre de la enfermedad) es agresiva, tanto que los doctores y cirujanos le dan pocas probabilidades, pues solo un milagro podría sanarla. De allí que acudamos a ti, para que intercedas por su salud y la salves.

    Con el favor de Dios y de Virgen María, Santísima madre de Jesús, sé que mi madre mejorará y recobrará su semblante, su color de piel natural, su lucida mente se va a despejar, su agraciado cuerpo sentirá menos dolor y su corazón más se abrirá para que tu entres en su corazón y la sanes para siempre. En tus poderosas manos está la vida de mi querida madre enferma, quien aún no ha perdido la lucidez, Señor, hágase tu voluntad si la requieres a tu lado, si no devuélvemela saludable para junto a ella alabarte por siempre. Por los siglos de los siglos. Amen.

    La Virgen María es el Reflejo de todas las Madres del Mundo

    Oraciones Para las Madres Enfermas


    La representación de la Madre Amada y Eterna nos viene de la Santísima Virgen María, quien siempre llena de un profundo y leal amor, se dedicó por entero a cuidar de su hijo amado, Jesucristo, quien aun estando en la cruz tuvo palabras para magnificarla: “Madre he ahí tu hijo; hijo he ahí tu madre”, queriendo resaltar esa innegable relación que todo hijo debe tener con su madre para protegerse y viceversa.

    Ciertamente esa relación de amor entre María y Jesús, su amado hijo, fue un sentimiento mutuo, aun a sabienda de que su hijo vino a cumplir un mandato de su Dios Padre aquí en el plano terrenal y ya hecho carne. Puedes confiar y rezarle estas sencillas Oraciones para Las Madres Enfermas por todo lo que la amas. Clámale al Dios Padre, a Jesucristo y a María Siempre Virgen y ellos sabrán escuchar tus suplicas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir