Oraciones Para Pedir Un Milagro

En muchas ocasiones a lo mejor has tenido que enfrentar situaciones complejas y difíciles, en las cuales piensas que todo se ha perdido y estas convencido que lo único que puede remediar la situación es un milagro con el cual poder salir de la frustración que te producen esas vivencias.

Pero, a lo mejor, la petición de un milagro sea la opción necesaria para lograr dicho cometido y dejar de lado lo negativo que pueda frustrar todos tus planes o deseos; para ello, solo debes tener mucha fe y poner en las manos del Dios Padre, tu ruego para que se produzca un milagro con estas oraciones.

Índice
  1. Oraciones para un Milagro
    1. Oración para un Milagro al Arcángel San Gabriel
    2. Plegaria para un Milagro que Ayuden a Balancear tu Vida
    3. Oración para para pedir un Milagro por mis Exámenes de Salud
    4. Invocación al Dios de los Milagros para la Sanación
    5. Plegaria para un Milagro en mis Exámenes Universitarios
    6. Oración para un Milagro por el Amor Perdido
    7. Invocación para un Milagro por el Amor Deseado
    8. Oración para un Milagro y Obtener Trabajo
  2. Tu Salvación: Un Milagro que solo Dios puede Cumplir

Oraciones para un Milagro

Oraciones para un milagro

Oración para un Milagro al Arcángel San Gabriel

Adorado Arcángel Gabriel: Santo Ángel del Señor Bien Amado, conviertete tú en el legado del milagro que hoy espero, sé tú el que solvente mis tristezas y amarguras.Obséquiame el amor de mi Dios Padre, para que apacigüe mis carencias sentimentales, mis requerimientos físicos y materiales, para derrocharme la compasión del Señor. Libérame de esta sensación de abandono y soledad, apacigua mi temor, cura mis temores y minimiza mi angustia.

¡Oh Ángel Bendito del Señor!, trae hasta mí el milagro que tanto deseo, las gracias y las bendiciones que tanto he esperado: (aqui se pide con fe lo que anhelas). Dios Mio, tú eres su exaltación más pura y compartes con todos nosotros la creación. ¡Oh Ángel Amado de Dios! En esta hora aciaga trae los dones del cielo a la tierra y concédeme este el milagro.

¡Oh Glorioso Arcángel San Gabriel, no tardes en anteponer mi ruego ante su Sagrada Presencia. Yo (di tu nombre) te imploro le transmitas mi llamado de auxilio y hagas lo posible para poder recibir el milagro que tanto quiero en mi vida y así alcanzar la felicidad máxima que tanto deseo. Tú que eres el dador de las buenas noticias y protector de todos los hogares, haz que muy pronto vea arreglados mis dificultades.

Hoy te bendigo por todo lo que me has dado y te agradezco por lo que para mi significas, por eso te pido que no dejes de guiar mis pasos, resguarda mis senderos y acompáñame en mi vida con tu protección, tu patrocinio y tu benevolente intercesión. Jamás te aleje de mí, para que sea una persona buena aún en los momentos más tristes y amargos.

Yo (di nuevamente tu nombre) te daré las gracias eternamente y junto a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y la Virgen María Santísima, que es tu reina y la mía, siempre te cargaré en mi corazón. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria para un Milagro que Ayuden a Balancear tu Vida

Amado Dios Padre Todopoderoso y Misericordioso. Ahora que me encuentro aquí ante tu presencia divina, quiero pedirte encarecidamente y con extrema humildad que me concedas un milagro, deseando llegar ante ti con toda mi inocencia.

Convencido ciegamente estoy que tu eterno amor hacia tus hijos e hijas, me amparas y me colmas de tu espiritual y sagrada esencia, tú que para mí prefieres todo lo bueno, permite que tu gran amor pueda obrar en mi conciencia. Por todo el sustento que me proporcionas a diario, te agradezco infinitamente, y confiado en tu bondad, coloco en tus manos milagrosas mis sueños, pues siento en mi ser tu divina sinceridad y el milagro que te hoy clamo con empeño.

Bajo tu espiritual gracia, bajo tu voluntad divina, y pensando en el bien de todo el mundo, de los pobres, de los afligidos, de los abandonados, de los abatidos, de los desahuciados, de los más necesitados, no queda sino permitirte que se haga todo de manera perfecta, como tu lo dispongas.

Necesito profundamente ¡Oh Amantísimo Padre Celestial! Que mi vida tenga un sano equilibrio. Busco balancear mi vida, donde el orden, la paz, la sensatez, la paciencia, la tolerancia y la calma sean el sostén de mi cotidianidad, de mis vivencias y trayectoria.

Solo un milagro te puedo pedir: devuélveme la sonrisa, el animo, las energías, la pasión, los momentos dichosos con mis familiares y amigo. Aleja de mi los desafueros y las irresponsabilidades. Te doy las gracias siempre por oírme y no dejarme desfallecer, porque tu eres el Único y Verdadero Dios. Por los siglos de los Siglos. Amén.

Oración para para pedir un Milagro por mis Exámenes de Salud

¡Oh benevolente y crucificado Jesús de Nazareth!. A ti he venido hoy a suplicarte para que me concedas un milagro. Pronto me realizaré los exámenes de salud rutinarios, porque me he estado sintiendo muy decaído y ya mi cuerpo no responde como antes, por lo que hay que descartar cualquier enfermedad peligrosa.

Pero Padre Amado, no puedo negarte que tengo mucho miedo por los resultados. Por eso acudo ante tus pies, con estas oraciones para pedirte que todos esos exámenes salgan bien, que no sean problemas de salud mayores, de los cuales me tenga que lamentar después.

¡Adorado Señor Jesucristo! Quítame estas preocupaciones, estas angustias que no me dejan dormir pensando siempre en las cosas malas. No permitas que esos exámenes se conviertan en tristezas y preocupaciones que lastimen aún mas mi languidecido cuerpo. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación al Dios de los Milagros para la Sanación

Amantísimo y Benefactor Señor de los Milagros, hoy he venido a postrarme ante tu presencia para confiarte nuestras dificultades y dolencias. Con la misma fe de aquella santa mujer que al acércate a ti, tocó el borde de tu manto sagrado y fue sanada porque creyó en tu poder, así nosotros debemos postrarnos ante ti.

Pero desde el fondo de nuestras almas te clamamos diciendo: «Señor, si lo deseas puedes curarnos». Porque sabemos que Tú sigues haciendo maravillas y sanando multitudes de enfermos y has decidido tomar nuestras penas y lamentos, cargando con nuestros sufrimientos y angustias. Concédenos, pues, a través de un hermoso milagro, la gracia que hoy venimos a suplicarte. (se hace una pausa silenciosa y de inmediato se expresa el milagro deseado).

Estamos consciente que tu corazón se perturba al vernos tan afligidos y desubicados, como ovejas que no cuentan con un pastor que las encamine hacia la paz y la tranquilidad. Tú eres nuestro gran Pastor, quien ha dado la vida por sus ovejas. Tu triunfo contra la muerte y tu resurrección es la garantía mas segura para nuestra victoria sobre la marca del pecado, donde impera siempre la injusticia, el egoísmo, el dolor, la violencia y la muerte.

Haz que tu Espíritu purificador nos haga partícipes de la victoria sobre el mal, como testigos de la novedad puesta de manifiesto en la vida y en el amor. Piadoso Jesús Santificado, te alabamos, te bendecimos y te agradecemos por todo lo que nos das, resguardándonos con tu constante bendición, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria para un Milagro en mis Exámenes Universitarios

Un gran milagro quiero que me cumplas Padre Amado Jesucristo. Un milagro que me hará inmensamente dichoso, ahora que estoy llegando al final de mis estudios. Ahora que se acercan los exámenes finales, la preocupación me acecha y pienso que no podré obtener las mejores puntuaciones.

Acudo ante ti Amado Jesús, porque sé que nunca me has abandonado en mis momentos mas difíciles. Por eso te ruego que me ayudes con ese milagro, que tanto me haría feliz, al igual que a mis padres. No quiero fracasar en mis examenes. No me dejes solo en este trance. Estoy estudiando, esforzándome todos los días para agradar a mis padres y abuelos. Y sobre todo para demostrarme que yo si puedo hacerme cargo de mi futuro como trabajador.

Dime que debo hacer Padre Amado. Oriéntame calladamente hacia el éxito, hacia la prosperidad y hacia la dicha de graduarme con honores y obtener mi título universitario como profesional. Solo tu lo puedes permitir. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para un Milagro por el Amor Perdido

¡Oh Benefactor y Santo Padre! Desde que la vi no he podido olvidar su hermoso rostro. Aunque nos relacionamos durante algún tiempo, hoy ya eso no es posible, porque ha desaparecido, sin dejar un rastro seguro donde poder buscarla y declararle todo el amor que llevo por dentro, como ella se lo merece.

Me dejó envuelto en una tristeza eterna que no he podido superar. Pensé que nunca más la volvería a ver. Pero ¡Glorioso Dios Padre Protector y Misericordioso! Ella ha regresado y está más bella que nunca. Ayúdame a conquistarla. Quiero atraerla hacia mí. Que se fije en mis sentimientos. Pero para ello necesito un milagro tuyo.

Haz que se acerque ansiosamente. Hazle ver que la estoy esperando con ansias para retribuirle todo el amor que como hombre puedo ofrecerle y hacerla feliz. Oye esta plegaria y bendíceme con este milagro de amor, porque mi alma ya no aguanta más tanta tristeza. Padre Mio, me siento incompleto.

Solo deseo que se interese en mí y tenerla a mi lado para amarla infinitamente y poder contar con su confianza, sobre todo ahora que estoy seguro de lo que siento por ella, cuyos arrebatos son impredecibles y las dudas me agobian por todos lados. Agradezco que me oigas y perdones mis pecados. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación para un Milagro por el Amor Deseado

¡Bendito Dios Todopoderoso!, Tu que te has erigido como el más hermoso manantial de amor y compasión perpetua. Santifica mi existencia con un milagro, con el amor que tanto deseo en mi vida. Concédeme como Milagro la dicha de ser una fuente de amor y lograr que alguien me ame por lo que soy y lo que valgo. Ayúdame a atraer el amor de alguna bella persona con la que pueda caminar tomados de las manos por el resto de nuestras vidas.

Coloco Amado Dios Padre, mi futuro amoroso en tus sagradas manos, con la fe y la esperanza de que pronto me concederás ese tan ansiado milagro, y que alguien amoroso(a) me corresponda, me acepte como novio(a) como siempre lo he soñado. Bendecido Dios padre Celestial. Aquí estoy a tus pies suplicándote. Rogándote que esa persona llegue por fin a mi vida y pueda envilecerse con mi noble corazón. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para un Milagro y Obtener Trabajo

¡Oh, Todopoderoso Señor Padre! Con sublime humildad a tu trono celestial he clamado a tu trono celestial para rogarte un milagro y que permitas conseguir un buen trabajo y con estas manos poder ejercerlo con dignidad y honestidad. Concédeme Padre Amado la dicha de tener un buen trabajo. Tóma mis manos y purifícalas de todo lo que pueda dañar mi noble trabajo, y asi poder disfrutar de todas tus bendiciones.

¡Gran Señor y Bendito Padre!, yo solo sé que te adoro y te alabo incansablemente cada día, dame siempre tu sagrada bendición y te glorificaré por siempre ante todas las personas con las que me relaciono todo el día, para poder transmitir y difundir tu gloria y la fe que me embriaga cuando pienso en ti y siento tu presencia.

Con cualquiera de las expresiones que les exponga a través de mis palabras, que solo broten de mi corazón palabras de amor hacia ti, de felicidad, de gozo hacia los demás; para contagiarlos de ese interés y entusiasmo, esperando que sea un día maravilloso, un día esplendoroso, único e inolvidable; porque estoy seguro que tú Señor me harás el milagro de poder contar pronto un buen trabajo a futuro. Por los siglos de los siglos. Amén.

Tu Salvación: Un Milagro que solo Dios puede Cumplir

Oraciones para un Milagro

Diferentes cosas deseamos que ocurren en nuestras vidas para solventar diversas carencias, problemas, lamentos, etc. A veces nos olvidamos que con una sencilla Oración para un Milagro, tenemos la esperanza remediar todos esos inconvenientes que nos aquejan.

De allí la importancia de las Oraciones para un Milagro, cuya efectividad radica en nuestra fe, para atraerlos hacia nosotros y nuestra felicidad se mantenga intacta. Puedes rezarlas todas las noches y atraer la benevolencia de nuestro Dios Padre hacia tu existencia y tu corazón, gracias al poder divino de nuestro Señor Jesucristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir