Oraciones a San Gregorio de la Rivera

Cuando hacemos las Oraciones a San Gregorio de La Rivera, puedes estar seguro de que el objeto que se te ha perdido aparecerá, el dinero que te deben te lo pagarán y aquello que ha sido robado lo encontrarás. Haz la prueba y comprueba que lo que le hoy te exponemos aquí es cierto. Pídale con fe a San José Gregorio de la Rivera verás su respuesta.


Índice

    Oraciones a San Gregorio de la Rivera

    Oración Para Pedir un Gran Favor

    Oración Para Pedir un Gran Favor

    ¡Oh Venerado José Gregorio de la Rivera! Tú que fuiste iluminado por el Mártir del Cerro del Gólgota y luego autenticado por la Santa Sede del Vaticano para que te convirtieras en el guardián del patrimonio de tus devotos, de su dinero, de sus joyas, prendas y piedras para la buena suerte.

    Tu que posees el don de hacer que las cosas perdidas aparezcan, que concientizas a nuestros deudores a pagar el dinero y los compromisos adquiridos en el pasado, hoy conociendo de estas virtudes de las que has sido investido, acudo a ti para pedirte este gran favor. (Aquí se pide el favor que se desea obtener).

    Las preocupaciones me abruman en este día, pues ahora estoy requiriendo esos objetos y dinero para cumplir con mis acreedores y saldar mis deudas. Por eso te suplico que no te olvides de mí. Te imploro con suma humildad me concedas este inmenso favor para honra y gloria tuya. Amén.

    Plegaria para Recuperar las Cosas Perdidas

    Plegaria para Recuperar las Cosas Perdidas

    ¡Oh Dios Milagroso! Tu que eres experto en colmar de humildad los corazones cristianos y capaz de concedernos la bienaventuranza. Tu que te apiadaste de tu hijo Jesucristo expuesto al escarnio público en el madero del tormento, y se erigió como nuestro salvador, dándonos la dicha de librarnos de la muerte eterna. defendiéndome en este momento frente a las pasiones desmedidas mundana.

    Con enorme fe espiritual, te suplico ¡Oh San Gregorio de la Rivera! que aparezca mi (se dice el nombre del objeto perdido) pues gran valor sentimental tiene para mi causa. Consciente estoy que lo material puede recuperarse y por esa razón acudo a ti para que aparezca lo que he perdido.

    ¡Oh San Gregorio de la Rivera! Agradezco tu mediación ante el Dios Todopoderoso para que le recuerdes en dónde deje mi (se dice de nuevo el nombre del objeto que deseas encontrar). Infúndeme la memoria necesaria para traer a mi mente la última vez que lo use tuve en mis manos y lo usé para saber el lugar exacto donde lo perdí. Amén.

    Invocación para Peticiones Urgentes

    Invocación para Peticiones Urgentes

    ¡Oh Dios Padre Misericordioso!, Otórgame la dicha de emular a nuestro San Gregorio de la Rivera, quien se ha llenado de fe y esperanza, gracias al  supremo testimonio de la fe, consagrándose como el Patrón de las Cosas Perdidas,  auxíliame en esta hora para seguir sus pasos, como fiel amante de tu hijo Jesucristo.

    A Él me he entregado, quien falleció en la Cruz por todos nosotros, y quiero serle fiel en lo mucho y en lo poco, en la alegría y en la tristeza. También en la adversidad y en la bonanza, en el hogar y en trabajo, en los estudios y en la recreación, así como también en la bondad y en la oración.

    No permitas que me alejen de ti. Haz que por medio de la intercesión de San Gregorio de la Rivera, pueda solventar esta apremiante calamidad que tanto me aflige: (aquí se hace la petición).

    Señor, te agradezco que me oigas, pues confío en tu gran bondad y por la mediación de San Gregorio de la Rivera, espero tener pronto una respuesta oportuna y que me ayudes a andar rectamente por los caminos de la verdadera fe, el amor, la virtud y la bondad, y bajo la protección de la Virgen María, me mantengas siempre atentos a mis cosas y alejado del pecado.

    Te pido que hoy en medio de esta desesperación, me concedas todo lo que sea más beneficioso para tu mayor honra y gloria, además de provecho para mi alma atormentada, para fallecer en tu gracia y regocijarme eternamente al estar contigo en tu morada celestial. Amén.

    Oración para Pedir Protección

    Oración para Pedir Protección

    Esperanzado y deseoso de que no me falles ¡Oh Benevolente y Piadoso San Gregorio de la Rivera! Yo (debes decir tu nombre), en esta hora aciaga y de incertidumbres, he decidido invocar tu santo nombre para sentir la paz y tranquilidad que tanto aspira mi alma sufrida.

    Por ello, con sumo respeto acudo hoy a tu sublime influencia ante el Dios todopoderoso para que me brindes la protección y la ayuda requerida y así poder librarme de la pobreza y la estrechez, a fin de poder proveerme de abundante felicidad y que brille siempre para mí el lucero de la buena suerte dándome la fortuna y el éxito en todo lo que emprenda durante mi existencia terrenal.

    Bajo tu infinito amparo en este instante me acojo, ¡Oh Glorioso y Misericordioso San Gregorio de la Rivera!, por favor no me tires al olvido, al abandono.  Acompáñame siempre y oriéntame a la horade tomar mis decisiones cuando se trate de asuntos financieros.

    Sabes bien, que de mis triunfos y éxitos en los negocios que emprenda, depende la estabilidad de mi hermosa familia, de mi caluroso hogar, que ha sido consagrado para alabar a nuestro Dios Padre, a su hijo bien amado Jesucristo, y a venerar a su santísima madre María siempre Virgen. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Plegaria para la Prosperidad

    Plegaria para la Prosperidad

    Esperando que nunca me falles ¡Oh Amadísimo y Piadoso San Gregorio de la Rivera! Las siete vacas gordas y las siete vacas flacas que se le presentaron en sueño al Rey Nabucodonosor, son mi inspiración, cuando pienso en la abundancia terrenal. Por eso, te ruego que nos concedas toda la abundancia posible para satisfacer nuestras carencias y la de nuestro prójimo.

    Regálame la fe de tus riquezas, pero sobre todo regálanos la riqueza de pensamientos, de ideas, de sentimientos y de misericordia a la hora de trabajar, de esforzarnos en nuestras tareas o labores, para poder sentir tu grandeza y bondad.

    Reflexionando siempre sobre la prevención para el futuro, como se lo manifestó el profeta Daniel, ofrécenos tus frutas frescas, tus verduras, tu dulzura y misericordia para revertirlas en nuestros hermanos y hermanas de mi comunidad. Tráenos también el oro bendito, tus piedras, rubíes, zafiros. Cólmanos de, prosperidad.

    Apertura las arcas, levanta tu cuerno de la abundancia y abre la llave de la fuente de la prosperidad ¡Oh Gran Señor Jesucristo!, que fuiste encarnado para guiar los pasos de nuestro San Gregorio de la Rivera, hoy te pedimos a ti con profundo amor, que pongas atención a nuestro llamado. Amén.

    Invocación a San Gregorio de la Rivera Contra la Pobreza

    Invocación a San Gregorio de la Rivera Contra la Pobreza

    ¡Oh siempre Venerado San Gregorio de la Rivera!, en medio de estas dificultades que nos acechan en nuestra familia, hoy quiero invocarte con mucha fe y esperanza, esperando puedas interceder por mí, para solucionarlas y poder vivir con tranquilidad.

    Frente a tu altar, y de hinojos ante tus pies, te suplico hagas valer sobre mí la poderosa y sublime influencia del Santo Nombre del Dios Padre Todopoderoso y de nuestro amado Jesucristo para que la protección y la ayuda nunca me abandonen.

    ¡Oh Bondadosa San Gregorio de la Rivera Bendito! A ti clamo con desesperación para que me liberes de la pobreza y de las necesidades perennes, para que me proveas de abundancia y mucha felicidad y que el lucero de la buena suerte me ilumine todos los días.

    Bendita abundancia, que tantas calamidades solventas.  Permite que la fortuna y el éxito siempre me acompañen en todo lo que me proponga desarrollar. Hoy, bajo tu cobijo y patrocinio me pongo, confiado en que San Gregorio de la Rivera, no me dejará solo en el olvido y estarán siempre a mi lado. Amén.

    Oración para Ganar Dinero

    Oración para Ganar Dinero

    ¡Oh Magnánimo y Bien Amado San Gregorio de la Rivera!, en medio de estas penurias financieras que desde hace tiempo atormentan a nuestra familia, hoy deseo invocarte con inmensa fe y esperanza, estando a la espera de que intercedas por mí, para buscarle solución y poder vivir con tranquilidad

    Primero, debo alabar a mi querido Dios Padre Celestial, ya que siempre tengo hambre y sed de Él y de su santa justicia. Pero hoy deseo rezar por mi prosperidad, la cual le dará a mi vida una mayor felicidad, que muy bien sabré compartir con mis seres amados y mis amigos.

    Igualmente, debo agradecerte por darme la necesaria sabiduría y que me apoyes en el manejo justo de mis finanzas. Querido y excelentísimo Dios Padre, te lo suplico hoy, ayúdame a tener presente siempre en mi memoria, que como soy bendecido, debo saber bendecir a otros también.

    Por ello, y complacido infinitamente por su atención ante mis problemas, hoy declaro que (se dice lo que se desea), porque mi desarrollo financiero está aquí y depende de mi fe y de mis fortalezas. En el nombre de nuestro amado Jesucristo y de nuestro Señor Altísimo Dios Padre. Por los siglos delos siglos. Amén.

    Oración a San Gregorio de la Rivera para que Paguen

    Oración a San Gregorio de la Rivera para que me Paguen

    ¡Oh mi San Gregorio de la Rivera, siempre Venerado y Respetadísimo!, Sabes bien que estas dificultades económicas trastornan la estabilidad de nuestra familia, por esa razón deseo invocarte en esta mañana con mucha fe y esperanza, para que intercedas por mí en aras de mi prosperidad económica.

    ¡Oh Respetado Señor Mío! te imploro que me ayudes a superar esta carga financiera para que todo aquel que tenga deudas conmigo se digne en pagarme lo más pronto posible, y así poder aliviar mis deudas y compromisos, enfrentando con la frente altiva a todos los mal pensados. En el nombre de Jesús, continúa ayudándome en mi lucha diaria para lograr que mis planes y mis negocios prosperen de la mejor manera.

    Yo (se dice el nombre de la persona que está rezando) hoy invoco la influencia sublime de San Gregorio de la Rivera, para que en el Santo Nombre de Dios Todopoderoso, pueda darme tu anhelada protección y ayuda ablandando el corazón de mis deudores; Glorioso San Gregorio de la Rivera, no me olvides en esta hora.  Amén.

    San Gregorio de la Rivera y las Cosas Perdidas

    San Gregorio de la Rivera y las Cosas Perdidas

    Vivió en la época colonial y murió en la ciudad de Mérida, Venezuela. De familia pudiente y esquizofrénico; estaba casado con Josefa Ramírez, quien abandonó su casa y se refugió en el convento por miedo a su esposo, un hombre muy violento, quien reclamó le entregaran a su esposa, pero las monjas se negaron, pues la señora estaba protegida por ésta orden religiosa.

    Lleno de ira mató al superior y huyó.  Pero cuando volvió en sí de su arrebato de locura, se halló frente a la Iglesia Mayor y de nuevo se escondió en las montañas. Días después se entregó a las autoridades siendo juzgado y condenado a muerte.

    Luego se le apareció a una monja a quien le revela que él tiene el poder de aparecer las cosas perdidas, comenzando a ser venerado. Esto llegó a oídos del Papa, quien le concedió ese don.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir