Oraciones a San Gregorio

Las Oraciones a San Gregorio Magno, San Gregorio I o también San Gregorio, nos revelan al sexagésimo cuarto Papa de nuestra Iglesia católica y uno de los cuatro Padres de la Iglesia latina, además de Jerónimo de Estridón, Agustín de Hipona y Ambrosio de Milán, nacido en Roma en el año 540 y quien falleció 12 de marzo del año 604.

Fue en el año 1295 cuando llegó a ser proclamado Doctor de la Iglesia, gracias a Bonifacio VIII. Se sabe que fue el primer fraile que logró la dignidad pontificia, y quizás definió la posición del papado medieval, separando su poder del Imperio romano.

Hondamente místico, para ese tiempo la Iglesia romana alcanzó un gran prestigio en todo el Occidente, y tras su muerte el papado en general quiso titularse como él lo hizo: “siervo de los siervos de Dios” (servus servorum Dei).

Índice

    Oraciones a San Gregorio

    Oraciones a San Gregorio Contra la Incertidumbre

    Oración a San Gregorio Contra la Incertidumbre

    ¡Oh Bendito San Gregorio glorioso!, Obispo insigne y misericordioso, tú que has sido nombrado el “Iluminador” por darnos tu luz a quien la requiera, por siempre aclararnos los caminos y llenarlos de infinita esperanza; me arrodillo ante ti y espero con ansias tu amor y tu bondad.

    Tu, que te convertiste en un bendecido evangelizador y que seguiste al pie de la letra las enseñanzas de San Pablo, promoviendo con ardor y pasión la cimiente santificada de la fe, a fin de que todos pudieran conocer las Sagradas Escrituras.

    ¡Oh Magnánimo y Bendito San Gregorio! En esta ocasión a ti acudo para que me liberes de las incertidumbres ante mis senderos cotidianos y pueda sentir la calma y el sosiego necesario para seguir adelante, gracias a ti, que nos distes a entender el poder vivificador de nuestro amado Jesús

    Por ti, santísimo San Gregorio, que te erguiste en la Santa Iglesia Católica como “Siervo de los Siervos de Dios” con obras y acciones para magnificar la  misericordia y el amor imperecedero que el Altísimo tiene hacia todos sus hijos, hoy te suplico que no me desampares en estos días de dudas y angustias. En ti confío como confío en nuestro sacrosanto Jesucristo. Por los siglos delos siglos. Amén.

    Oración a San Gregorio para Llenarnos de Fe

    ¡Milagroso y Bienaventurado San Gregorio!, Tú que has sido un santo aclamado de toda la iglesia católica por tu amor y entrega a los desvalidos y necesitados, por tus inmutables obras en pro del prójimo, hoy deseo implorarte encarecidamente por todos ellos.

    Empero, por ser yo también un pobre y necesitado, me siento atraído por tu magnanimidad y me acerco a tu bondad y a tu poder transformador, para que me toques con tu poder y así pueda ser un ejemplo de virtud como lo fuiste tu para nunca dejar de hacer el bien.

    Lléname de fe, embriágame de esperanzas para entregarme en cuerpo y alma, a nuestro Dios Padre Amado, aún en las peores condiciones y sin pedir nada a cambio en esta vida tan mundana.

    Lléname de tu fe ¡Oh Amadísimo San Gregorio!, pues sabes bien que eso fue lo que te convirtió en un hombre invencible. Lléname de esa fuerza, de esa esperanza que en ti brotaba por tus poros y te hizo fuerte y bondadoso, demostrando una Caridad inigualable que te sirvió para alcanzar la santidad. Por los siglos delos siglos. Amén.

    Oracion a San Gregorio Contra Martirios y Pesadumbres

    ¡Oh amantísimo San Gregorio Magno! Tú que te mostraste Santo ante la humanidad y por no despreciar tus creencias llegaste a sufrir fuertes martirios, padeciendo en soledad tus dolores y tribulaciones, ayúdame en este momento de sufrimiento. No me abandones en esta hora aciaga.

    ¡Oh Misericordioso y Santificado San Gregorio! Tú que desde ahora disfrutas de la ganada Gloria de los Santos Cielos, y que te has ganado el respeto y admiración de los demás pontífices, quiero rogarte que le pidas al Señor por todos los seres humanos que soportamos miles de pesadumbres y desasosiegos.

    En estos momentos, acudo a tu magnifico poder para que me orientes y pueda yo lograr tu sabiduría ¡Oh milagroso San Gregorio!, que no nos dejas ni un momento sólo. Solo te pido me acompañes y estés siempre a mi lado, pendiente de cada paso que doy, para lograr alcanzar la paz espiritual que tanto deseamos.

    Por eso, te pido San Gregorio El Magno, que intercedas por mi, ahora que las pesadumbres y los martirios han tocado en mi puerta e intentan socavar mi felicidad plena, buscando convertirla en un gran desierto inevitable. Ayúdame amado Santo, como tu amaste siempre a nuestro Señor Jesucristo. Por los siglos de los Siglos. Amén.

    Oración a San Gregorio para Sanar a los Enfermos

    Oraciones a San Gregorio para Sanar a los Enfermos

    Hoy quiero un poco de consuelo y solo un Santo me puede ayudar ¡Oh Bondadoso San Gregorio! Que ante la humanidad te mantuviste firme con tus creencias, sufriendo en solitario tus angustias y atribulaciones, te ruego que me ayudes en este instante y no me dejes solo ante tantos atropellos y dolores.

    Santo Milagroso y Benefactor, que con tus sabias palabras y acciones siempre nos diste consuelo, además de tu protección y socorro a los más menospreciados. Tú que le diste justicia a los oprimidos y valor al miedoso, hoy te pido me des la fuerza necesaria, para no temer más nunca y luchar a tu lado por mi bien.

    ¡Oh Bendito y Sacrosanto San Gregorio” Tú que fuiste el sexagésimo cuarto Papa de nuestra Iglesia católica y uno de los cuatro Padres de la Iglesia latina, que rescataste a los cautivos, le diste la libertad a los prisioneros y con todo tu inmenso amor y misericordia sanaste a los enfermos que te lo pidieron.

    Hoy, lleno de humildad y arrepentimiento, quiero ser como tú que en su momento acompañaste al triste y nunca te olvidaste de auxiliar a los más necesitados. Por ello, te imploro me envíes un rayo de luz ahora que estoy aturdido y desesperado y no sé cómo superar mis múltiples necesidades.

    ¡Oh San Gregorio Protector! En estas horas de depresión y angustia, acudo ante ti colmado de una inmensa confianza y seguridad, para que te conviertas en mi bendecido mediador ante las puertas de nuestro amado Jesucristo e intercedas por mí para aliviar esta pesada carga, en nombre de nuestro Dios Santísimo. Por los siglos de los Siglos. Amén.

    Oracion a San Gregorio Contra las Injusticias

    Las injusticias abundan en este mundo, afectando la vida y la felicidad de muchos hombres y mujeres desamparados. Por esa razón, hoy con mucha humildad y lleno de tu esencia, amado Señor Jesucristo, te suplico que escuches  las plegarias de mi amado San Gregorio, quien desea exponerte mis ruegos.

    ¡Oh Benevolente San Gregorio Magno! Por esa inmensa compasión que te caracteriza hacia quienes se ven obligados a enfrentar las injusticias de la sociedad, y se enfrentan a procesos por razones de tipo judicial y legal, te  pido nos concedas la victoria y poder salir con bien de estos asuntos cuanto antes se aleje este mal momento que nos atormentan (aquí se expresa lo que se pide: juicios, papeles, tramites, demandas, etc.).

    Por tu inquebrantable amor hacia aquellos que padecen de necesidades y carencias, te pido le concedas la solución a sus problemas financieros. Haz que se termine esta ingrata situación por la que estamos pasando, que es la causa de tanta tristeza en nuestro hogar.

    Finalmente ¡Oh Amadísimo y Protector San Gregorio! Toda esta calamidad onerosa de por sí, nos ha dificultado poder hacerle frente a los gastos y pagos que debo cumplir para sostener mi hogar (aquí se le pide lo que se desea conseguir en lo económico). Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración a San Gregorio por la Salud

    ¡Oh Santificado y Amantísimo San Gregorio Magno! Sabes que los demonios y espíritus satánicos siempre deambulan a nuestros alrededores, tratando de transformarse en enfermedades, penetrarnos y anidar en nuestras almas para atormentarnos nuestras vidas.

    Pero con esta oración, quiero rogarte que por favor, logres que esas entidades maléficas se alejen de mí. Que no me toquen ni intenten interferir en el metabolismo de mi cuerpo, que lo conservo sano y dispuesto a servirte siempre, al lado de mi Jesucristo y de su padre Amado.

    Por tu abnegada dedicación y tu entrega incondicional hacia los seres carentes  de salud y por las muchas sanaciones milagrosas que has obrado y obras, te suplico inmensamente que intercedas ante nuestro Señor y le pidas por favor que me conceda la sanación plena.

    Sin embargo, te pido, en esta hora aciaga, le concedas el auxilio necesario a quienes hoy padecen alguna siniestra enfermedad, para que cesen sus dolores y quebrantos, sus debilidades y pesares de angustias y depresión. Curales por favor sus enfermedades que tanto los hace sufrir.

    Permite que con la siempre victoriosa señal de la Cruz, tu socorro, tu auxilio los alcance en su gracia de la perfecta salud: (aquí se expresa la enfermedad y lo que se quiere alcanzar). Por los Siglos de los Siglos. Amén.

    Oración a San Gregorio por el Perdón de los Pecados

    ¡Oh Misericordioso y Benevolente San Gregorio el Iluminador! Ante tus pies he venido de hinojos a rogarte para que me asistas y me ayudes a conseguir la tan ansiada Luz que hoy necesito en mi vida para enrumbarme por los senderos de paz y felicidad, de gozo espiritual al lado de nuestro Dios Padre.

    Se que no soy un ser perfecto, pero soy su hijo amado y tengo derecho a arrepentirme por mis pecados. Por ello, quiero que ruegues mí al Padre Todopoderoso y Eterno, para que nos conceda el perdón y nos cubra con su manto de misericordia, para bien de todos.

    Él, que ha sido nuestra dador de vida y nuestra salvación, cuya generosidad es grandiosa y perdona nuestros pecados, quien concede bienes y es espléndido con sus hijos y es el más justo tanto en la tierra como en el cielo. No me los dejes solos. Y perdona sus pecados ahora que sus vidas y su arrepentimiento ha llegado.

    Tu que le otorgas mucha misericordia a todas sus criaturas para que se encamine por los senderos de la gran antorcha sacrificada y puedes hacer que mis necesidades y problemas se resuelvan para darme la tranquilidad de alma y cuerpo que hoy necesito.

    Ilumíname ¡Oh Grandioso Señor Jesucristo, para que al verme libre de tanta adversidad, pueda engrandecer tu santo nombre ante el mundo y pueda  alabarte y bendecirte. Por los siglos de los siglos. Amén. (Se deben rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria, por tres seguidos, solicitando la ayuda que se requiere con inmensa fe y esperanza).

    San Gregorio: Abad del Monasterio de San Andrés

    San Gregorio: Abad del Monasterio de San Andrés

    Con más justicia llamado "Magno", se convirtió en el primer Papa que fue monje cuando Italia se encontraba en una situación muy deplorable producto de los enfrentamientos entre los ostrogodos y el emperador Justiniano, las cuales acabaron con la derrota y muerte de Totila, durante el año 562 d.C..

    A pesar de que San Gregorio cumplía fielmente sus funciones como prefecto, mucho tiempo antes había sentido el llamado de una vocación superior, por lo que decidió apartarse de lo mundano y consagrarse al servicio de Dios, al ser ordenado séptimo diácono y enviado como embajador ante la corte bizantina. Luego de volver a Roma, (año 586), se convirtió en abad del monasterio de San Andrés.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir