Oraciones a San Peregrino

Las Oraciones a San Peregrino nos muestran en esta ocasión al patrono de los devotos que están enfermos de cáncer. Dedícale una plegaria a esta santidad  italiana que sufrió a los 60 años de una terrible infección cancerosa en su pierna y que fue sanada milagrosamente.

Hoy comparto estas oraciones cristianas que son buscadas y exclamadas para aliviar el dolor y el sufrimiento de miles de personas que padecen este penoso mal, siendo dedicadas a San Peregrino Laziosi, un santo milagroso a quien se acude con suma fe para que interceda ante nuestro Dios Padre. Por medio de esta plegaria se deja en sus manos la salud de los enfermos de cáncer.


Índice

    Oraciones a San Peregrino

    Primera Oración a San Peregrino por los Enfermos de Cáncer

    Primera Oración a San Peregrino por los Enfermos de Cáncer

    ¡Oh Milagroso y Benevolente San Peregrino Amado!, A ti, a quien siempre han llamado “El Hacedor de Maravillas” por tus innumerables milagros que obtienes de parte de nuestro Dios Padre para todos aquellos que a ti recurren en momentos en los que se sienten desahuciados.

    Tú que por tantos años sufriste una enfermedad cancerosa, que llegó a carcomer tus tejidos y acabó con las fibras de tu cuerpo, que tuviste solo alivio cuando todos médicos no te daban esperanza.

    Tú que llegaste a ser bendecido observando a Jesucristo bajar de la cruz para curar tu terrible enfermedad, ruégale a nuestro Dios Padre y a la Santísima Virgen María para que le conceda la cura a todas esas personas a quienes hoy  te encomiendo (Se debe decir los nombres de las personas por quienes se oramos)

    ¡Oh Grandioso y Venerado San Peregrino Amado! Solo te pedimos que metas tus manos y nos ayudes por medio de tu poderosa intercesión ante el Altísimo para cantarle ahora y por siempre, una canción de infinito agradecimiento por su anhelada misericordia. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Segunda Oración a San Peregrino por los Enfermos Graves de Cáncer

    Segunda Oración a San Peregrino por los Enfermos Graves de Cáncer

    ¡Oh Bendecido San Peregrino! Humilde servidor de nuestro Señor y de la Virgen Santa María, ven en mi apoyo y susténtame  en mi debilidad, ya que este mal ha invadido mi cuerpo y la vida ahora la veo incierta, la tristeza enturbia mi corazón y mi fe se desvanece.

    Por tus súplicas, alcánzame una fe y esperanza viva, firme, a fin de que nuestro Dios Padre tenga compasión de mí, me libere de todo mal, cure mi corporalidad y se cumpla su santa voluntad en mí.

    Que en su hermosa ternura, pueda ser fortalecido en todas las pruebas y preocupaciones y que él me llame a vivir para dar siempre testimonio viviente de su presencia en mi vida.

    ¡Oh San Peregrino! Mi hermano en la fe, sé mi amparo, mi resguardo y clama por mí a nuestro Dios Padre, a nuestro Señor Jesucristo, el Buen Pastor, para que me oriente un día a su refugio de paz y de dicha, desde donde celebraré su amor. Implora por nosotros que siempre recurrimos a ti. Por los siglos de los siglos! Amén. (Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria)

    Plegaria a San Peregrino en Contra del Cáncer de Seno

    Oración a San Peregrino en Contra del Cáncer de Seno

    ¡Oh Grandioso Señor Jesús! Tu que has preferido a San Peregrino para ser invocado como santidad especial de aquellas mujeres que están en estos momentos afectadas con enfermedades en los senos y en tu compasión y bondad, te has dignado a escuchar los lamentos de tus siervas a través de la mediación de este gran Santo.

    En este instante quiero darte las gracias infinitas por tu comprensión y clemencia y pedirte que nos asista con tu inconmensurable misericordia. Otórgale a cuantos se acercan a la imagen de San Peregrino, la paz que requieren y los medicamentos que solo tú puedes obsequiarles para librarlos de los males de su cuerpo, aniquilando sus enfermedades.

    Permite que los ruegos y virtudes de San Peregrino auxilien a tantas almas que sufren afligidas serios males en sus cuerpos, como el terrible cáncer: por ello te encomiendo en especial a (Aquí se nombra a la persona que padece la enfermedad).

    Préstale toda la atención y escucha nuestras humildes súplicas, que son las que San Peregrino lleva en sus sagradas manos para presentártelas. Dales el consuelo necesario y la sanación que tanto desean, si es tu santa voluntad.

    Permítenos imitar a San Peregrino en su fortaleza, en su constancia y en su resignación, para que seamos como él y poder merecer un día la recompensa eterna de llegar a la gloria, donde vives y siempre reinas. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación a San Peregrino para Necesidades Urgentes de Salud

    Oración a San Peregrino para Necesidades Urgentes de Salud

    ¡Oh gloriosísimo San Peregrino! Muy humilde devoto del Señor de los señores y benigno apreciador de su humildad. Te ruego humildemente, me alcances de nuestro amado Jesús un corazón muy sencillo y humilde y a la vez  bondadoso.

    Un alma que sepa apreciar en medio de la creación divina de nuestro Dios Padre  la gracia que mi señor y maestro Jesucristo me mereció con el coste infinito de su divina sangre.

    Poderoso Patrono, siempre te considero uno de los más humildes, así como lo mostraste con tus innumerables milagros a una devota y humilde mujer, que veneraba tus sagradas reliquias, y aturdiendo dolorosamente a otra, que con su soberbia expreso, que no quería ir a tu sepulcro a darte culto y veneración.

    Haz, Santo mío que mis sinceras palabras, obras y traje puedan respirar y rebosen mucha humildad; y dame una idea para solventar las necesidades que hoy sufro, que son urgentes y graves, ya que tú por generosa gracia, atendiste siempre a los necesitados, prestando resguardo y ayuda.

    Asimismo, sea mi corazón tan sencillo y magnánimo, que pierda, si necesario fuese, hasta mi vida por conservar la gracia de Dios, con la cual pueda alcanzar la eterna bienaventuranza. No me abandones ahora que tengo estas necesidades urgentes. Auxíliame en tu nombre. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración a San Peregrino para la Sanación del Cuerpo

    Oración a San Peregrino para la Sanación del Cuerpo

    ¡Oh Portentoso y Milagroso San Peregrino Bendito! Tú que tanto sufriste los rigores de tu enfermedad a los sesenta años y respetaste y seguiste al lado de  nuestro Dios Padre, ayúdanos a tener tu fortaleza y aguante como la tuviste tú ante tus enemigos.

    ¡Oh San Peregrino Victorioso! Tú que después de sufrir tanto y sentirte desahuciado, y poco antes de entregar tu alma, fuiste reconfortado con un inesperado milagro por nuestros Dios Padre Misericordioso, que te consolaba, intercede por todos nosotros ante el Dios Padre Todopoderoso.

    Asegúranos Amadísimo Santo, su cuidado y amparo, proporcionándonos la salud que requiere hoy nuestro cuerpo, además de nuestra mente y alma, para que con su infinita bondad nos brinde socorro en estos tiempos difíciles por Jesucristo nuestro único amado maestro, a quien sea la alabanza, la gloria y la acción de gracias por todos los tiempos. Amén.

    Plegaria a San Peregrino contra el Cáncer de Mama

    Oración a San Peregrino contra el Cáncer de Mama

    ¡Oh Magnánimo y Sanador San Peregrino! Tú que eres el patrón de las personas que sufren cáncer, acude a mi llamado urgente, gran amigo que  fuiste desahuciado y lanzada a la incertidumbre de la vida, apiádate (Aquí se dice el nombre de la persona) quien hoy sufre calladamente, como sufriste tú por tu pierna infectada.

    Tú que conoces de primera mano el sufrimiento que causa esta enfermedad, ayuda a los que la padecen. Acudo ante tus pies, rezándote esta oración sencilla ¡Oh Valiente San Peregrino! Tu sufrimiento nos inspira a suplicarte por quienes padecen y sufren cáncer en cualquier parte del cuerpo.

    Hoy, con impotencia, pero con sentidas esperanzas y fe, te encomendamos a (se dice el nombre o nombres de las personas enfermas) y te rogamos que  intercedas por ellos desde tu morada celestial, donde todas tus heridas fueron sanadas y todas tus lágrimas fueron enjugadas, te suplico que la sanes.

    Suplícale a nuestro Dios Padre Omnipotente que nos bendiga con su piedad para alcanzar la sanidad y la recuperación total, sin olvidarnos que Tú ¡Oh Santo Bendito! Que también fuiste víctima del cáncer y sufriste en primera persona esta cruel e incurable enfermedad.

    Hoy también te pedimos por los seres de nuestro mundo. Solicítale a Dios que nos ilumine para que podamos alcanzar la tan anhelada salud. Que nos envíe su Espíritu sereno, y su auxilio seguro para ayudar a compartir esa armonía y paz con quienes nos encontremos.

    ¡Oh magnánimo San Peregrino! Con lo aprendido en tu camino de dolor, ruégale  a Dios que nos otorgue la gracia que requerimos para permanecer santos en las dificultades, sin que se imponga nuestra ira o amargura. Y reza para que podamos ser más caritativos, en un mundo de justicia y paz. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación a San Peregrino por la Salud

    Plegaria a San Peregrino por la Salud

    ¡Oh Amadísimo San Peregrino!, tú que alabas a Dios todos los días y proclamas sus beneficios. Practica el bien y no tropieces con el mal. Buena y sabia es la oración para el ayuno, y hacer limosna es mejor que atesorar riquezas o tesoros como el oro o la plata.

    Por eso, ¡Oh Bondadoso San Peregrino! te suplico que no te alejes de mi presencia y acompáñame siempre a donde quiera que transite, en todos mis senderos y alcánzame siempre las gracias para seguir tus consejos y proseguir con esta batalla enfrentando el mal.

    ¡Oh Gran Poderoso Hijo de Dios! Tú que en verdad todo lo puedes hacer y a cualquier ser humano puedes sanar. Yo te clamo y te suplico que vigiles mi salud, evitando a futuro sufrir ningún tipo de enfermedad que me haga claudicar ante su gravedad.

    Ahora te ruego para que no apartes la salud de todos mis familiares y amigos. Te imploro para que les devuelvas la salud a todos los enfermos, especialmente a quienes se las han declarado como enfermedades incurables, y verdaderamente sufren dolores e inquietudes. Para ellos te suplico mi amado San Peregrino sanaciones apropiadas para que logren salir adelante en este amargo trance. Por los siglos de los siglos. Amén.

    San Peregrino Laziosi: Patrono de la Salud contra el Cáncer

    San Peregrino Laziosi: Patrono de la Salud contra el Cáncer

    San Peregrino Laziosi vino a este mundo en Italia en el año 1265. Se cuenta que a los treinta años ingresó a la Orden de los Servitas, ubicada en la ciudad de Siena.

    Fue un sacerdote ejemplar con gran notoriedad, predicando con fervor y de confesor. Una de las especiales penitencias que escogió en el trance de su enfermedad fue estar de pie mientras no fuese necesario estar sentado.

    Se sabe que al cabo de varios años, sus piernas desarrollaron venas varicosas y luego hizo la aparición el cáncer en un pie. La noche antes de serle practicada  la cirugía para amputarle la pierna, estuvo mucho tiempo en oración, quedándose dormido.

    Al despertarse las llagas ya estaban sanadas al igual que su pie y su pierna, por lo que no requirió la amputación de su pierna. Por este motivo, se le considera como el Santo Patrón de las personas enfermas de cáncer.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir