Oraciones a Santa Apolonia

Las Oraciones a Santa Apolonia nos revelan la grandeza y bondad de una noble Santa, que según los exegetas es considerada la abogada contra las dolores de muelas y dientes, casi desde la fecha de su tormento, acaecido a mediados del siglo III en Alejandría.

Se sabe que recibió un atroz martirio de las frenéticas turbas de Alejandría, enloquecidas por un adivino que auguró grandes trastornos para la ciudad si no fallecían todos los cristianos que convivían en ella. Dionisio, obispo de Alejandría, refiere que sus torturadores la mortificaban quebrándole todos sus dientes con una piedra y abollándole todo su semblante.

Esos dientes fueron recogidos por los cristianos y los distribuyeron cual bellas reliquias por diferentes iglesias cristianas donde se leían oraciones para aliviar los dolores de dentadura de los devotos.

Índice

    Oraciones a Santa Apolonia

    Oraciones a Santa Apolonia en Momentos Difíciles

    Oración a Santa Apolonia en Momentos Difíciles

    ¡Oh Bendita Virgen y ferviente mártir, abogada nuestra, Santa Apolonia! Repleta de amor a nuestro Dios Padre Omnipotente, que con la perseverancia de tantos años de virtud te diste a respetar y ser venerable en toda Alejandría.

    Auxíliame hoy Benevolente Santa, préstame atención y oye mi humilde clamor, obséquiame tu favor y tu ayuda en estos tiempos de angustia, dolor y desamparo de mi alma.

    ¡Oh Magnánima Virgen Santa Apolonia! Agradezco que intercedas ante nuestro Dios Padre y tu salvaguardia conmigo para convertirme en un digno devoto tuyo al imitar  tus virtudes y tu constancia en los buenos propósitos (Aquí se dice lo que se desea).

    Alcánzame igualmente, este favor que ahora te pido, anteponiendo con tus méritos los de mí amado Señor Jesucristo. No me dejes solo en estos momentos difíciles. No me desampares ahora que la angustia abruma mi corazón y no encuentro sosiego. Ese, que solo tu puedes darme en el nombre de nuestro Dsios Padre y su hijo Jesucristo. Por los siglos de los siglos. Amén. (Aquí se hace la solicitud y se reza tres veces el Padrenuestro, el Ave María, con un Gloria).

    Plegaría en Tiempos de Pandemias

    Oraciones a Santa Apolonia en Tiempos de Pandemias

    ¡Oh Majestuosa y Venerada Virgen Santa Apolonia! A menudo los días difíciles te golpean con fuerza y solo contamos con tu poder para enfrentarlos y salir adelante. En este momento de angustia, donde mi alma y mi corazón, se constriñen por tanto pesar, me aferro a tu hermosa benevolencia y magnificencia para conversar contigo abiertamente y confesarme.

    Son esos instantes los que acaban con toda tu seguridad emocional y física, cuyas acciones son determinantes para seguir adelante construyendo nuestros días. Pero con tu ayuda ¡Oh Gloriosa Santa Apolonia! Sé que te acercarás al oído de mi  Padre Amado, y le contarás de mis sufrimientos, de mis preocupaciones, de mis congojas, de mis desesperanzas, de mis temores más íntimos.

    ¡Padre Amado y Misericordioso! Escucha mi súplica en labios de la Virgen Santa Apolonia! Hoy concurro a tu sacro manto espiritual para que me envuelvas y me alejes de todas esas situaciones amargas y traumáticas que obstruyen mi felicidad plena.

    Ahora, que la pandemia ha desarticulado todo en nuestras vidas, que ha hecho claudicar todas nuestras cotidianas vivencias y comprender el valor de la solidaridad, de la humildad, de nuestro bienestar familiar y social, sobre todo lo existencial y espiritual, me atrevo a pedirte perdón y a rogarte por nuestro  bienestar total. Siempre alabaremos al Señor. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Invocación a Santa Apolonia Por Nuestra Salud

    Oraciones a Santa Apolonia Por Nuestra Salud

    ¡Oh Amada y Bendecida Virgen Santa Apolonia! Tu que veneraste con supremo amor a nuestro Dios Padre, quien le dio sentido a la existencia humana y se la confirió como un don bendito, resucitando a tu hijo amado al tercer día, demostrándonos que eres el Señor y Amo Absoluto de nuestro Universo.

    Hoy, primeramente quiero agradecerte de nosotros, de nuestras enfermedades y nos devuelvas la salud. Que te conduelas de tantos hombres y mujeres que sufren momentos difíciles muy duros por tantas dolencias y pestes, pero también quiero pedirte que fijes tu mirada y tu compasión en estos momentos difíciles por la que atraviesa mi salud.

    ¡Bienaventurado aquel que sabe lo que es el amor! ¡Bienaventurado quien  sabe entregarlo sin egoísmo, que sabe lo que es amar y valorar la vida, sin olvidarse ni despreciar tu inconmensurable misericordia! ¡Que estén en buena hora quienes han sentido tu presencia espiritual! Solo quien lo ha experimentado  siente el más hondo agradecimiento y fervor hacia ti, Padre Amado. Por los siglos de los siglos. Amén.

    Oración en Agradecimiento de Amor

    Oraciones a Santa Apolonia Por Agradecimiento de Amor

    ¡Oh Amada y Bendecida Virgen Santa Apolonia! Fiel y leal devota de nuestro Excelentísimo Padre Dador de vida! Prolóngame la vida. Prolóngame el bienestar en estos difíciles momentos.

    Amado Padre, oye el clamor de Santa Apolonia Bendita. No quiero dejar pasar por alto mi agradecimiento hacia ti por permitirme hallar el amor en mi adorada esposa, a la que siempre se ha mantenido a mi lado, todo ello a pesar de mis errores, fallas y pecados.

    Te lo ruego convencido de tu generosidad y misericordia, ¿Por qué de qué sirve la vida si no hay una salud plena? Padre Altísimo y servicial, requiero que regresen aquellos días alegres, el éxito en el trabajo, las amistades apreciables con las que cuento.

    Deseo con urgencia tu intervención celestial para sanar mi cuerpo y mi espíritu. Pero por encima de todo, también quiero agradecerte, porque todo eso ha formado parte de mi existencia terrenal y me han hecho sentir el ser humano más feliz que haya existido en este hermoso planeta. Amén.

    Plegaria para Sanar el Espíritu en Tiempos Difíciles

    Plegaria para Sanar el Espíritu en Tiempos Difíciles

    ¡Omnipotente y magnánima Santa Apolonia! Hoy es un día donde me veo obligado a acudir a ti por el difícil momento en el que me encuentro. Mi inconsistencia de espíritu me agobia, me confunde y aturde. Por eso te pido que oigas mi ruego: no nos dejes solo en estos peligrosos momentos.

    Fortalece nuestras almas atormentadas para entender de forma profunda su verdadera esencia espiritual, su real significación y así fortificar nuestros caminos. A veces espiritualmente, siento que desfallezco. Sin embargo, tengo un apoyo fundamental.

    Mi Dios Padre precursor y dador de vida, ¿cómo olvidarme de Él si estoy aquí y existo por su manifiesta benevolencia? ¿Cómo negarme a su existencia y su infinita pasión si nos creó a su imagen y semejanza? ¿Cómo no agradecerle en estos difíciles momentos, si por Él mi alma se remueve ante su presencia y mi corazón se acelera cuando le rezo e imagino que está a mi lado gobernando mis pasos?

    ¡Oh Poderosa y Venerada Santa Apolonia! Son tantos los momentos difíciles que se les presentan a sus hijos, pero a la vez son tantas las cosas por las que hay que agradecerle, que mis palabras se quedarían cortas. De nuevo, te pido Amada Santa que me ayudes, que intercedas ante nuestro Dios Padre en este difícil momento en el cual mi espíritu lo siento debilitado y ahora más que nunca te necesita, por los siglos de los siglos. Amen.

    Invocación a Santa Apolonia Contra las Deudas Económicas

    Plegaria a Santa Apolonia Contra las Deudas Económicas

    ¡Oh Poderosa y Portentosa Santa Apolonia! Ante este momento traumático por el cual atraviesan mis finanzas para sostenerme económicamente y mantener a mi familia, solo me queda acudir a tu benevolencia y pedirte encarecidamente que intercedas ante nuestro Dios padres para que me sostenga en sus brazos divinos.

    Por ello, hoy solo espero que atiendas esta plegaria y me des el valor necesario y la cordura deseada. Señora Milagrosa, tú me conoces muy bien lo que vivo y lo que llevo por dentro, que a veces son debilidades espirituales que pueden afectar mi paz y mi desenvolvimiento ante la vida.

    Pero cuando se trata de las deudas y compromisos cotidianos y vemos que el dinero no alcanza por esta crisis económica, los planes se nos desbaratan en la cara y nos sentimos atrapados y solos, pensando solventar lo del sustento de nuestra familia.

    ¡Bendito y Santificado Dios Padre!! Escucha a mi Bendita Santa Apolonia. Tú que conoces lo que me preocupa, lo que ahora siento, lo que pienso, lo que necesito y lo que añoro. Ampárame en esta hora crucial de mi vida. Tú sabes cuándo lloro o rio, cuando estoy con mi soledad. Protégeme, salvaguárdame, anímame a seguir luchando y acompáñame siempre.

    Pero Amado Dios Bendito, por sobre todas las cosas, perdona mis pecados, porque te amo y te necesito en mi vida para siempre. Cobíjame con tu manto, resguarda mis finanzas para seguir dándole bienestar a mi familia, seguir contando con un hermoso hogar, con mi necesario empleo.

    Déjame seguir forjando mis sueños, mis planes y mi felicidad. Ampáralos a todos y haz que prosperen económicamente. Revierte estos amargos momentos. Transfórmalos en momentos de plena felicidad. Por los siglos de los Siglos. Amen.

    Oración a Santa Apolonia Contra la Inseguridad

    Oración a Santa Apolonia Contra la Inseguridad

    ¡Oh mi omnipotente Padre Creador de todo el Universo! Cuando voy a la calle, me encomiendo a tu protección. Sin ti, sin tu intervención milagrosa, sin tu mágica mano protectora y conservadora, ¿Cómo transformar esta tierra y nuestras vidas?

    Por eso siempre le clamo a nuestra Amada Santa Apolonia, para que intervenga ante ti, Dios Padre Salvador, tú que llenas mis días de bendiciones, te manifieste mi suplica y apartes de mí todo mal augurio, toda amenaza que pueda poner en peligro mi vida y la de los míos.

    Pon tus bendiciones sobre mi alma y corazón. Y aleja de mi los difíciles momentos que experimento cuando estoy por las calles de mi ciudad. Esa sensación de inseguridad me acecha a cada instante. De antemano te pido que me protejas, al igual que a mi familia y a todos los hombres y mujeres que deambulan por esas calles, por esos senderos misteriosos y peligrosos.

    Dios Padre, único ser dador de vida, atiende mis plegarias de los labios de Santa Apolonia; en tus manos omnipotentes me encomiendo en la calle y pongo mis preocupaciones y problemas. En tu profunda sabiduría encomiendo mis planes y metas. En tu amor enaltecido, descanso y me siento más seguro, andando al lado de mis seres queridos. Confió en ti enteramente. Por los siglos de los Siglos. Amen.

    Santa Apolonia: Abogada Contra las Dolencias Dentales

    Casada con un hombre tosco y rudo, casi siempre sus golpes alcanzaban su rostro; harta de ese trato abandonó su hogar y se protegió en el convento de las dominicas de Monte Sion.

    Al cabo de unos días de meditación, contempló en un rincón de su cuarto una visión de Cristo con la cruz a cuestas. Al día siguiente se le acercó y de rodillas, le preguntó humildemente: "Señor, ¿queréis que te ayude a cargar la cruz?

    A lo que Jesucristo le respondió: "Apolonia ¿cómo vas a ayudarme a cargar mi cruz si no soportas la de tu liviano matrimonio?". Sorprendida volvió al otro día a su casa, cuyo marido, nada más al verla le propinó dos puñetazos que le hicieron saltar todos sus dientes y muelas de la boca.

    Sin duda, como pueden observar, son los dientes arrancados los que de verdad determinan el hecho de designar a esta milagrosa Santa como generosa contra los dolores de la dentadura.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir