5 Oraciones de San Judas Tadeo Para Sanidad, Trabajo Y Otros

Según las escrituras y otras historias, San Judas Tadeo es considerado como uno de los santos más venerados y queridos entre todos los católicos por los incontables “favores” que sus fieles devotos han logrado a través de su intercesión. Son diversas las oraciones de San Judas Tadeo que han surgido en su honor.

¿Pero quién era San Judas Tadeo?

También llamado el “patrono de los imposibles”,  a San Judas Tadeo  se le conoce con como “el magnánimo”, de acuerdo con la tradición de la Iglesia católica.

¿De dónde proviene el sobrenombre “Tadeo”? Aun no se conoce su origen. Lo que si se conoce es que proviene del arameo “taddà‘”, que significa “pecho”, es decir “magnánimo”. Otros piensan que nace de la abreviación de un nombre griego como “Teodoro”, o quizás “Teódoto”.

Lo que si es cierto es que, para muchos países latinoamericanos, representa una de las santidades más populares y respetadas de la comunidad católica internacional, que a la vez cuenta con un gran número de oraciones, las cuales se han esparcido por todos los pueblos, ciudades y países católicos.

Al parecer, todo comenzó cuando Santa Brígida de Suecia, patrona de Europa, escribió que un día Jesús le recomendó que, al desear obtener algunos favores, lo hiciera pidiéndolo a través del patrono de las causas imposibles,  A continuación, exponemos cinco (5) de las oraciones de San Judas Tadeo mas conocidas, dedicadas a esta Santidad.

Oraciones de San Judas TadeoOraciones de San Judas Tadeo

 

No. 1. Oración por sanidad y por las familias

¡Oh! San Judas Tadeo. Apóstol y primo mi Señor Jesús de Nazareno, Tú Santo de lo imposible, recibe mi súplica,  quien ayuda a los necesitados que cumple  todas las peticiones, que necesitamos. Recibe hoy mi alabanza y mi honra, de los mas  sincero de mi corazón porque al necesitado  ayuda.

Porque quienes te rezan con fe, tu no  menosprecia, y yo te tengo fe; pero la  circunstancia de las enfermedades, de mis  hijos, me han hecho sentir muy triste y mal; Pero como tú eres mi ayuda hoy por eso te alabo porque tu  eres patrón de los desahuciados y por  eso te doy honra. Recibe mi fe total y  convicción a través de mis oraciones.

¡Oh! Señor y patrón de los desesperados y  caso imposible, recibe honro te oro con todo  mi corazón y anhelo, porque tú, Santo tú me  ayudarás mediante mi ruego tí, como ayuda  y mediador con Dios intercede por mi clamo, clamo como siervo, que brama agua en el  desierto, como niño sin mamá.

Mi hijo, hoy más que nunca requiere de tu favor y yo de tu  respuesta, cumple mi oración, porque los  médico no encuentran medicina ni solución. Mi hijo necesita de tus milagros. Contesta mi oración y calma mi afición que me carcome, por no poder ayudar a mis hijos, pues no existe ni encuentro médico que me ayude; pero tú con tu amor y tu intercesión yo recibiré el milagro de ver a mis hijos jugar como ante corrían.

Ver a mis hijos en una cama enfermo, desahuciados por médico y familiares; pero tú eres bueno y no me va dejar de socorrer, pues tu misericordia me ayuda a  seguir estar firme orando con fe a ti. Con mi fe tú lo sanará porque, tú los  cuidarías, de que estaban en el vientre, cuidarlos ahora que te necesitan, escucha esta mi humilde oración, mi fe hacia tí sobrepasa toda  enfermedades, diagnóstico médico.

Gracias por que tú me contestara y tu divina gracia me tocará con tu bondad para ayudar a mis hijos, pues tú los cuidarás y cualquier mal quitarás, oh agradecido estoy de todo corazón, y yo sé que contesta mi petición.  Agradecido  estoy de que cumplirá mi oración.

Alabanza recibe por que tu honda es grande gracias te doy de corazón tu oración me  rehabilita de todas las enfermedades y me da fe  para seguir con mis hijas y me encela a no  desfallecer, y mis hijos estarán bien por ti  gracias de antemano te doy porque eres  grande. Gracias.

¡Oh bendito Santo! Gracias te doy, pues hoy nuestros hijo ostentan tu favor y mi atribulada vida se calma de toda  afición. Cuando oro a ti te doy toda mi honra y yo sé que conseguiré todos mis males y los de mis familiares porque me darás paz.

Mi fe salvará a mi familia, porque al que  tiene fe tú ayudas, a los que te rezan así que  complacido estoy porque tu amor y tu  sabiduría me llena de paz, Amén.

No. 2. Oración de San Judas Tadeo para los Casos Desesperados

Apóstol glorioso de Nuestro Señor Jesucristo, adorado por los fieles con el dulce título de abogado de los casos desesperados, hazme sentir tu poderosa intercesión aliviando la gravísima necesidad en que me encuentro.

Por el constreñido parentesco que te hace primo hermano de Nuestro Señor Jesucristo, por las innumerables privaciones y fatigas que por El sufriste, por el heroico martirio que aceptaste gustoso por su irrenunciable amor, por la promesa que el gran Salvador concibió para Santa Brígida de consolar a los fieles que acudiesen a tu poderosa intercesión, obtenme del Dios de las misericordias y de su abnegada Madre Purisima la gracia que con ilimitada confianza te pido a Ti, Padre mío bondadosísimo, seguro que me la obtendrás siempre que convenga a la gloria de Dios y bien de mi alma. Así sea.

No. 3. Oración de San Judas Tadeo por la Visita (Para el día 28 de Cada Mes)

Oh misericordioso Guardián mío, San Judas Tadeo, tu que que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio, con el que tuviste el don de conmover las almas con tus enseñanzas, el poder de obrar milagros, y diste tu vida en defensa y testimonio de la Fe, recibe mis parabienes por estos grandes privilegios.

Y acepta gustoso esta visita que te hago en agradecimiento de favores obtenidos y para obtener nuevas gracias por tu mediación. Alcánzame un gran amor del Divino Maestro, que me dé aliento en la práctica de la virtud, me consuele en mis tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me acrisolen. Jamás permita que la falta de confianza en su Providencia divina me aparte del amor y servicio de Dios. Dame tu protección, S. Judas, y alcánzame todo lo que requiero y pido para mi bienestar temporal y eterno. Amén.

No. 4. Oración para Pedir Trabajo

Oh¡¡¡¡ magnánimo San Judas Tadeo, tú que eres el fiel intercesor de todo problema difícil, consígueme un trabajo en que me realice como humano y que a mi familia no le falte lo necesario en ningún aspecto de la vida, para que la conserve a pesar de las circunstancias y problemas adversos.

Que en el progrese por siempre, mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerza. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean. Relaciono hoy tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén.

No. 5. Oración Para Quienes Están Solos

¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!, nuestra Iglesia hoy te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mí, estoy íngrimo, solo y sin ayuda.

Te imploro, por favor, hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido, de ayudar pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza. Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente… (haga aquí su petición), y para que pueda alabar a nuestro Dios contigo y con todos los elegidos de la tierra por siempre.

Te doy infinitamente las gracias oh magnánimo San Judas Tadeo, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción. Amén.

La Fe Mueve Montañas

No podemos obviar la Novena a San Judas Tadeo, de Charles W. Dahm, O.P., permisado por los frailes dominicos del Santuario de San Judas Tadeo de Chicago (USA). Poco se sabe de la vida de San Judas Tadeo, pero ésta viene a iluminar aspectos de su vida mediante diversas escenas de los evangelios a las cuales debió asistir como testigo.

No obstante, la fe mueve montañas, y sin ella de nada sirve cumplir con tantas oraciones. Pablo, el más fiel de los apóstoles, nos dijo que “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

También puedes leer: Oraciones a Santa Bárbara Bendita Para Pedir Su Intersección

Por ello, la fe es un principio, una ley de acción y de poder, mas cuando nos esforzamos por una meta digna, centrada en el Señor Jesucristo (véase Hechos 4:10–12), quien sufrió todos los dolores, las aflicciones y las enfermedades que podamos sufrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba