Oraciones para Momentos de Desesperación

Cuando la desesperación ataca a los seres humanos, ya sea por deudas, enfermedades, problemas maritales, etc., las Oraciones para Momentos de Desesperación son como un aliciente necesario.

Invocar a nuestro Dios Padre en estos momentos de angustias es como nuestra última alternativa, poniendo nuestras esperanzas en sus manos poderosas y contrarrestar la depresión.

Puedes Consultar También Las... Oraciones del Día de Acción de Gracias

Índice
  1. Oraciones Para Momentos de Desesperación
    1. Oración para Momentos de Angustias y Depresión
    2. Plegaria para los Momentos en Casos de Urgencias
    3. Invocación a San Agustín para los Momentos de Desesperación
    4. Oración para los Momentos de Urgencias Monetarias
    5. Plegaria para los Momentos de Desesperación por la Salud
  2. Dios es mi Escudo Bienhechor en mis momentos de desesperación

Oraciones Para Momentos de Desesperación

Oración para Momentos de Angustias y Depresión

¡Amadísimo Dios Padre Todopoderoso! En este momento de desesperación  y por medio de esta sencilla plegaria, quiero clamarte para que me preserves de las angustias y depresiones aciagas que me agobian. Mañana, tarde y noche te suplico y estoy seguro que me oyes cada mañana.

A pesar de que son muchos los traumas que enfrento, tú me rescatas de ese estado, me salvas la vida en esta lucha que se libra en mi contra. Por momentos, nos olvidamos de orarte en medio de nuestras preocupaciones o dificultades. Nos cegamos ante las intimidaciones que nos cercan y por la magnitud de los problemas. Pero tu estás allí siempre pendiente de nuestra desesperación.

¡Sacrosanto Dios Padre Bondadoso! Sabemos que cuando te clamamos nos escuchas y el tiempo nos demuestra tu inmensa piedad, en el momento menos pensado, en el tiempo justo, cuando te rogamos por algún mal que nos agobia, tus nos liberas y lo controlas todo completamente.

Solo te pido que nos bendigas siempre con la paz que anhelamos, dándonos una nueva visión sobre la realidad que enfrentamos. Estas Oraciones las hago en tu santo nombre y nos recuerdan que nuestras vidas están en tus poderosas manos y en tu hijo amado Jesucristo, que está sentado a tu diestra acobijándonos y perdonándonos nuestros pecados en pro de nuestra salvación eterna. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria para los Momentos en Casos de Urgencias

¡Oh Venerado Dios Padre! Nunca se nos ha olvidado que un día dijiste “Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirán todos los   caminos”. Por eso hoy, cumpliendo tu palabra, te ruego con sincera humildad y amor que favorezcas mi futuro y que mis deseos sean concedidos, gracias a mis plegarias.

¡Oh Bendecido Altísimo! Con la más profunda fe y esperanza, solo te pido que la paz y la tranquilidad me acompañen en estos momentos cuando deseo que  (Aquí se debe pide la suerte deseada), porque tu hijo amado Jesús nos dijo que todo lo que le pidas al Padre en mi nombre, él te lo concederá.

Por esa razón, te imploro humildemente me otorgues urgentemente lo que en esta oración te he pedido para que la desesperación, la angustia constante, desaparezcan de mi alma.

¡Padre Santificado! Hoy confío fielmente en tu misericordia ya que un día nos dijiste que “el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra nunca pasará”. Por eso, por la intercesión de tu amado hijo Jesucristo, confío plenamente en que mis aspiraciones de paz no pasaran desapercibidas y mi oración será siempre oída en tu sagrada morada. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación a San Agustín para los Momentos de Desesperación

¡Oh Santificado y Magnánimo San Agustín! Nuestro Dios Padre, que conoce los relucientes senderos y también los caminos retorcidos de los hombres, hoy nos embelesamos con los prodigios que la gracia divina ha desempeñado en ti, convirtiéndote en el testigo perfecto y apasionado de la verdad y la bondad puesta al servicio de los hombres.

En este momento de desesperación, me coloco en tus manos para que me orientes hacia los caminos de paz, y me enseñes a no abandonar jamás mi búsqueda de la verdad, con la seguridad de que finalmente mis esfuerzos serán ensalzados ante el encuentro encantador con la Suprema Verdad, que siempre será la fuente de toda verdad perpetua.

Hoy te imploramos con sublime humildad ¡Oh Bondadoso San Agustín! Que no te olvides de nosotros, los pobres pecadores, para que por tus virtudes y santidad milagrosa podamos ser liberados de todos los males, tanto del alma como de nuestro cuerpo, y nuestras piadosas obras y virtudes se acrecienten a diario para gloria de nuestro Dios Padre.

Que en su misericordia infinita nos permita por siempre enfrentar estos momentos de desesperación; y nos regales algo de ese amor con el que siempre resplandece en los altares, para que nuestras almas se iluminen con su divino amor, siendo dignos de ensalzar a Jesucristo en los altares cristianos por una perpetua eternidad. Por los siglos delos siglos. Amén.

Oración para los Momentos de Urgencias Monetarias

¡Oh Glorificado Jesucristo Amado!, Ser apreciado de mi corazón desesperado, ampárame con tu protección, en las noches y los días aciagos. Te suplico que ilumines mi camino hacia el éxito, la prosperidad y la fortuna, que mediante esta llama bendita lleguen a ti todas mis oraciones.

¡Amadísimo Hijo del Dios Padre! Tú mejor que nadie conoces mi desesperación, mi angustia y mí sufrimiento por el que hemos pasado, quienes persistimos en este mundo terrenal. Sabes bien que requerimos de un hogar, de ropa y sustentos. Auxílianos para que logremos la obtención del dinero requerido  para sobrevivir.

Tú que siempre nos defiendes y amparas, más allá del bien y del mal, concédenos este favor. Hoy he venido ante tu altar para pedirte ayuda, pues no me queda más remedio que acudir a tu magnificente poder y rendirte respeto y admiración.

¡Oh Glorioso Hijo del Padre Eterno! Hoy estoy desesperado pues tengo una urgencia monetaria y requiero de una cantidad grande de dinero que no poseo para cubrir mis gastos en el hogar. No es para solventar vanidades o desenfrenos.  Me he encomendado a tu gran caridad pues estoy en una urgencia y lo requiero para cubrir mis necesidades más apremiantes.

Requiero urgentemente de tu ayuda para acabar con esta angustia, ya que no  puedo conseguir el capital que requiero. Por eso, a tu bondad yo me acojo y como muestra de mi amor y mi fe prometo rezarte con todos los días ¡Oh Benevolente y Bendito Jesucristo!, No me desampares en estos momentos difíciles!  Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria para los Momentos de Desesperación por la Salud

¡Oh Bondadoso y Omnipotente Amado Dios Padre! Hoy que hago este ayuno por la salud de todos los enfermos a los que amo, mi alma te alaba y clamo a mi Señor Jesucristo para que santifique todo mi cuerpo en tu santo nombre.

Te enaltezco inmensamente Señor Padre y amado Jesucristo, y te ruego por la paz de mi alma desesperada, que solo desea de tu atención, porque venerarte es poder confiar en tus promesas y bendiciones. Tú nos perdona todos nuestros pecados y sanas todos nuestros sufrimientos y dolencias.

¡Oh Amadísimo Dios Padre! Como lo dice el salmista (103:1-3), tú siempre les concedes a tus hijos sanidad espiritual y corporal. Nuestra alma se robustece si nos encauzamos en función de tus misericordias y bendiciones, las que nos obsequias sin distinciones ni discriminaciones, porque todos somos tus queridos hijos.

En estos momentos de desesperación, recuerdo lo que has hecho por nosotros, aunque nos encontremos en medio de calamidades o dificultades; además siempre tengo presente que Tú, Dios Padre Omnipotente, nos regalaste la vida eterna y nos concediste el perdón de todos nuestros pecados, para librarnos de todos nuestros padecimientos físicos y espirituales, porque tu poder y amor es ilimitado. Por los siglos de los siglos. Amén.

Dios es mi Escudo Bienhechor en mis momentos de desesperación

Los momentos de angustias y depresión es una buena ocasión para elevar nuestras humildes Oraciones para Momentos de Desesperación al Dios Padre. Son todas y puedes aprovecharlas al máximo y rezarlas siempre antes de acostarte o al levantarse en la mañana.

Clamar estas oraciones en momentos de desesperación nos ayudarán a proteger todo lo que amamos y apreciamos, lo que hacemos con la convicción de que pronto todo lo malo será superado y la desesperación desaparecerá. Rézalas siempre al Altísimo con fe y confianza porque la mejor armar contra estos males es tu oración sincera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir