Oraciones por los Niños al Señor

Las Oraciones por los Niños al Señor siempre son necesarias en el hogar. Desde que nacen crecen a nuestro lado, llenos de amor y ternura, ¡Y qué mejor que rezar estas plegarias, ya que muchos niños pueden adentrarse en caminos tortuosos, donde las incertidumbres, y las angustias, no los dejan ser hombres y mujeres de bien.

Por eso siempre es bueno clamar al Señor por ellos y su futuro, pues como padres queremos lo mejor para ellos y que vivan experiencias gratificantes en la vida. ¡Cómo no amar a los niños!

En este compendio, podrás orar con algunas de estas Oraciones por los Niños al Señor y esperamos que las eleven al Señor, al Dios Altísimo por el bienestar de nuestros niños.

Puedes Consultar También... Oraciones de una Madre por la Crianza de sus Hijos

Índice
  1. Oraciones por los Niños al Señor
    1. Oración por los Niños Desprotegidos al Señor
    2. Plegaria al Señor por los Niños Abusados Sexualmente
    3. Invocación al Señor por los Niños de la Calle
    4. Oración al Divino Niño por el Resguardo de los Niños
    5. Plegaria al Señor por la Paz de los Niños
    6. Invocación al Señor por los Niños Perdidos
  2. Un Niño es el Reflejo más Hermoso de la Pureza

Oraciones por los Niños al Señor

Oración por los Niños Desprotegidos al Señor

¡Señor Mío e imperecedero! Obviar a los niños de este mundo en medio de esta crisis económica mundial en la actualidad es imposible. Menos olvidarme de los niños de mi patria, que cual semilla del mañana, son la esperanza de un futuro mejor.

Te ruego además por los que están a punto de ser abortados, sin tener culpa de su existencia. A ti quiero clamar por ellos, porque son víctimas sin sentido, y a la vez suplicarte por aquellos niños que sufren y viven llenos de angustia, dolor, miedo, y desesperación. Dales a todos ellos la paz y la armonía de un mundo feliz.

Sería injusto no tomar en cuenta a los niños abandonados, castigados impunemente y rechazados por sus padres, que sin familia donde crecer y resguardarse, añoran un poco de alegría. O de aquellos que desde pequeños no cuentan con educación, viéndose en la obligación de trabajar, siendo algunas veces explotados o esclavizados.

¡Oh Venerado Señor! Cuida a todos esos niños de esos peligros. Dales comida, techo y resguardo, cuando anden por esas calles. Igualmente protege a quienes, aun contando materialmente con todo, son abandonados frente a la TV, una computadora o los video-juegos, sin ser guiados por sus padres y familiares. Por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria al Señor por los Niños Abusados Sexualmente

¡Oh Magnánimo Señor! Hoy quiero rogarte que protejas a los niños y niñas ante  cualquier violación a su intimidad y su sexualidad. También por aquellos que por recibir una formación equivocada sobre la sexualidad, pueden perder su inocencia, siendo presas fáciles de aberrados sexuales, hijos de los demonios. No los desampares amado Señor.

En medio de tantos peligros acechando, cuida aquellos niños y niñas que crecen sin orientación y son educados sin tu presencia y tus enseñanzas, quedando  huérfanos de ti, de tu amor y el cariño de sus padres.

Por todos los niños y niñas del mundo, que son el futuro de cualquier país, te de  nuevo te ruego Santo Señor por tu protección eterna y le obsequies todo el amor que puedas ofrecerles, para que sus corazones y sus almas se transformen y te busquen en sus corazones.

Pido tu Misericordia, para que ninguno de esos niños y niñas se nos pierdan en la delincuencia, las drogas y puedan postrarse ante tus pies, trasparentes y confiados en tu gran poder y tu inmensa gloria. Por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación al Señor por los Niños de la Calle

¡Glorioso Señor Omnipotente! Tu que eres magnánimo y el amor es la característica más hermosa de tu ser indivisible, hoy quiero suplicarte para que  colmes con tu misericordia a todos los niños de la calle, sobre todo aquellos que se hallan abandonados, sin cariño, sin cuidado ni resguardo.

Ofréceles el amparo necesario a esos niños. Resguárdalos Señor, donde quiera que se encuentren. Demuéstrales que tú eres el Padre y la Madre para ellos, y permite que por esas calles se encuentre con seres generosos que los acojan y les brinden el amor que tanto desean, para que vivan con dignidad y respeto frente a tu presencia.

Con profunda fe, nuevamente te suplico tu resguardo para todos esos niños y niñas que sobreviven en las calles su ciudad. No me los abandones Señor Mío. Colócale la compañía del Divino Niño para que los proteja y guie en tu nombre. Bendícelos y acompáñalos por esas calles peligrosas y solitarias. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración al Divino Niño por el Resguardo de los Niños

¡Oh Querido Divino Niño!, Tú que has sido ejemplo de mi corazón y de mi vida, mi tierno y sagrado Niño, hasta ti hoy he venido muy lleno de esperanzas, para suplicar tu misericordia, para pedirte que derrames sobre todos los niños amor y resguardo.

¡Bendita y Sacrosanta Criatura! Haz que los niños y niñas se alejen del mal y se hagan semejantes a Ti, creciendo en sabiduría y gracia frente a nuestro Dios y delante de los hombres.

¡Por Siempre te clamaré mi Divino Niño! Para que tu alma limpia y noble, guía a los niños y niñas de esta tierra y los bendigas en sus pasos; escuchándolos y proporcionándole el alivio necesario.

¡Oh Mi Bello Niño! Concédeles a todos los niños la gracia que tanto necesitan para atenuar la desesperanza e intranquilidad que viven en su día a día. Con profundo amor te imploro por mis niños: (Aquí se nombran y se les reza un Padrenuestro).

Plegaria al Señor por la Paz de los Niños

¡Oh Amado Señor Jesucristo!. Tu que fuiste un niño perdido en el templo y nunca te desesperaste, permite que nuestros niños vivan en paz y felices. Por ellos imploro tu poder para que los colmes con la paz.

En vano no acudo a ti, ya que estoy plenamente convencido de que eres el hijo predilecto, el ungido, y el auxilio de todos los cristianos.

Jamás nadie te ha rogado antes sin recibir tu ayuda, por ello, totalmente dolido por mis pecados, pero lleno de amor y esperanzas, recurro con ilusión a tu magnificencia para que me cumplas esto que hoy te clamo: (Aquí se pide lo que se quiere obtener).

Otórgales la bendición a todos y oye sus quejidos y lamentos. Concédeles el consuelo y apóyalos, pero especialmente resguárdalos por tu infinita bondad y poder absoluto. Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo. Amen. (Aquí se debe rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Hacer la oración y los rezos tres días seguidos).

Invocación al Señor por los Niños Perdidos

¡Oh Señor Benevolente! Sabes que es algo difícil de describir el amor que sentimos por los niños y niñas. Y lo sabes porque estuviste pendiente de tu hijo cuando se perdió en el Templo mientras preocupados sus padres lo buscaban por todos los rincones del pueblo.

Pero Amado Señor sabias que no andaba perdido, y al contrario, les enseñaba tus enseñanzas a los fariseos, que si estaban perdidos cuando interpretaban el antiguo testamento.

Amadísimo Señor, tu hijo Jesús que en la cruz padeció y entregó su vida, para que todos pudiéramos ser salvados en su nombre, les demostró el profundo amor y respeto que sentía por ti. ¡Y como no rogarte que cuides a los niños! Si en un breve descuido, pueden perderse y ser presa fácil de la maldad.

Con tu protección los niños perdidos podrán seguir luchando de una forma digna y confiable, solo dependiendo de tus bendiciones, confiando en tus regalos durante las horas más angustiantes y apremiantes.

Esta invocación te la hago porque como padre los veo confundidos y temerosos. Y me da mucha tristeza verlos desorientados, como perdidos en medio de sus realidades. Pero sé que tú los llevas por veredas seguras, como cuidaste a tu hijo Jesús en el desierto, quien despreció las tentaciones de Satanás. Por los siglos de los Siglos. Amen.

Un Niño es el Reflejo más Hermoso de la Pureza

Verdaderamente, Gloria a Dios, un niño es la creación más hermosa de nuestro Dios. Ellos son la inocencia pura y vienen a este mundo para recibir amor y orientación, motivándolos a desplegar todas sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales, contando siempre con la ayuda del Señor Dios Padre.

A los niños, donde quiera que estén, hay que protegerlos siempre de los peligros. No dejes de elevar al cielo estas Oraciones por los Niños al Señor. Rézalas con fe por su felicidad y su futuro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir