Oraciones Para Todos Los Días

Levantarnos todos los mañanas y elevar nuestras Oraciones para Todos los Días al cielo es un acto digno de todo católico. Estas Oraciones para Todos los Días dependen de quien las necesite. Pueden ser por agradecimiento, la familia, los hijos, el trabajo, los amigos, incluso agradecer por los problemas que nos enseñan a vivir mejor.

Aquí, en este breve resumen, te expongo algunas de las más buscadas por los fieles devotos, quienes todos los días luchan y buscan la felicidad. Todos los días hay que orar a nuestro Dios Padre, creador y sustentador de toda la existencia en la tierra.

Índice
  1. Oraciones Para Todos los Días
    1. 1.- Plegaria de Agradecimiento Para Todos los Días
    2. 2.- Oraciones Para Todos los Días por nuestros Hijos
    3. 3.- Invocación Para Todos los Días por los Hijos Emigrantes
    4. 4.- Plegarias Para Todos los Días por nuestros Hijos Abandonados
    5. 5.- Invocación Para Todos los Días por la Vida y la Naturaleza
    6. 6.- Oración Para Todos los Días contra las Enfermedades y la Muerte
    7. 7.- Plegarias Para Todos los Días por las Deudas y Compromisos
  2. Una Oración para Todos los Días y Encomendarse a Dios

Oraciones Para Todos los Días

Oraciones Para Todos los Días

1.- Plegaria de Agradecimiento Para Todos los Días

¡Amado Dios Todopoderoso! Hoy, como todos los días te agradezco por darme la vida y permitirme disfrutar tantas cosas hermosas. Cada vez que abro mis ojos al despertar, con una sencilla oración te doy las gracias. Porque el hecho de estar vivo ya eso es una ganancia para mi existencialidad.

Tener una Oración para Todos los Días debe ser una acción permanente en nuestras vidas como cristiano, pues el don de la vida es la dadiva más significativa que tú nos has obsequiado, desde aquel día que le diste aliento de vida Adam, a los animales, plantas, insectos, etc.

¡Bendecido Padre Amado! Agradecido siempre te estaré por brindarme el derecho a nacer, vivir y disfrutar. A tu magnánima misericordia todos los días debemos agradecerte por todos los dones y privilegios que nos has otorgado para valorarla y sentirla por amor a tu gloria. Por los siglos de los siglos. Amén.

2.- Oraciones Para Todos los Días por nuestros Hijos

¡Bondadoso Dios Padre Amado! Hoy clamo humildemente a tu misericordia para que todos nuestros hijos puedan postrarse ante tus pies, limpios y confiados en tu poder y tu grandeza y te rindan honores y alabanzas por el infinito amor que nos prodigas todos los días.

Oro a ti con el corazón en mis manos para que los ampare de las drogas, de la delincuencia y de todo mal. No me los dejes solos, ahora que la crisis social y económica se hace más fuerte y todos los hijos del mundo pueden ser tocados por la maldad.

Ellos que son la semilla del mañana, la esperanza de un mundo mejor, necesitan de tu protección. Te Suplico ¡Oh Padre Amado! por los hijos desamparados, víctimas de la irresponsabilidad de sus padres, por los hijos de todos nosotros, para que no sufran y vivan con rencor, miedo y angustia. Dales a todos ellos la paz y la armonía de un mundo feliz.

Igualmente, por esos hijos que se ven obligados a trabajar desde pequeños, siendo en ocasiones explotados o esclavizados. Concédeles la dicha de contar con alimentos, techo y abrigo cuando transiten por esas calles solitarias y se enfrenten a los peligros. Por los siglos de los siglos. Amén.

3.- Invocación Para Todos los Días por los Hijos Emigrantes

¡Omnipotente Padre Amantísimo! Bien sabes lo que sufre un padre o una madre cuando sus hijos deciden emigrar y salen de nuestras casas. Por ello quiero pedirte protección para todos esos hijos e hijas, que en su afán por ayudar a su familia se convierte por necesidad en emigrantes.

Pero ¿Cuántos peligros, infortunios y preocupaciones deben enfrentar? De eso, resguárdalos Dios Amado, donde quiera que estén. Hazle saber que tú eres indispensable para ellos, y permite que en su camino se encuentren con buenas personas que los acojan y les brinden lo necesario, para que vivan con dignidad, sin olvidarse de ti.

Te suplico con sincera fe, que protejas a todos nuestros hijos e hijas emigrantes que transitan por esas calles solitarias. Nunca los dejes solos por donde caminen. Padre Amadísimo y Todopoderoso, colócale a su lado a Jesús, nuestro Señor, para que los guie en tu nombre. Bendícelos y acompáñalos en sus senderos solitarios. Por los siglos de los siglos. Amén.

4.- Plegarias Para Todos los Días por nuestros Hijos Abandonados

¡Milagroso Omnipotente Dios Padre! A tu infinita misericordia, hoy como todos los días, clamo humildemente para ampares a todos esos hijos, que, aun contando materialmente con todo, son abandonados frente a un televisor, una computadora o los video-juegos sin ser guiados en tu amor por sus padres.

Protégelos de cualquier violación a su intimidad, y a aquellos que, por recibir una formación equivocada sobre la sexualidad, pierden su inocencia y son presas fáciles de los demonios. Tampoco descuides a quienes crecen y son educados sin tu presencia y tus enseñanzas y han quedado huérfanos de ti, de tu amor y el cariño de sus padres.

De nuevo te imploro por tu defensa eterna para todos esos hijos e hijas, y los de mis amigos, y le obsequies todo el amor para que sus almas se transformen y alcancen su bienestar y felicidad. Por los siglos de los siglos. Amén.

5.- Invocación Para Todos los Días por la Vida y la Naturaleza

¡Padre Amado Bondadoso! Ellas La vida es como una caja de Pandora. No sabemos que nos puede pasar en su trayecto. Sin embargo, son muchísimas las cosas bellas y gratificantes que vivimos. Por ello, hoy te doy las infinitas gracias por la vida y la naturaleza.

Es inmensa la gran alegría y la satisfacción que siento cuando contemplo el increíble espectáculo de la vida, cuando disfruto la belleza de los colores de las flores, cuando me extasío viendo los animales e insectos, cuando siento la brisa, la llama de Sol, cuando bajo la luz de la luna, pienso en ti y toda tu creación…

¡Oh Protector de mis andanzas! Y, sin embargo, siento a menudo mucha tristeza cuando vemos a gente inconsciente despreciando y destruyendo tu creación sin importarles el valor de la vida por su insensatez, irresponsabilidad, injusticia y otros males, que se imponen ante el amor.

Tú, Padre Amado, que eres la esencia del amor, que sacrificaste a tu amado hijo Jesús por nosotros, perdónalos y haz que rectifiquen Tú, Magnificado y Glorioso Creador que nos concediste su vida a través de su muerte, solo tú eres conocedor de la verdadera magnificencia de la vida. Por los siglos de los siglos. Amén.

6.- Oración Para Todos los Días contra las Enfermedades y la Muerte

¡Oh Dios de los Dioses! Hoy me desperté turbado, y como todos los días, quiero clamar a tu magnánimo poder por todas aquellas personas que sufren desconsoladamente sus penas espirituales, sus dificultades diarias y sus dolencias físicas por tantas enfermedades que agobian nuestro planeta tierra.

Infúndeles tu poder para que sanen sus cuerpos y sus espíritus y permite que solo broten de sus bocas palabras de vida, de amor y alabanza hacia ti. Concédeles aliento ¡Oh Señor Todopoderoso!, para que sus palabras sean para desterrar la muerte, el odio y todo aquello que haga daño al prójimo.

Que solo sean palabras para bendecirte donde todo tu resplandeciente poder, absoluta y plenamente todo, sirva para expresarse en tu nombre y colmen de inmensas bendiciones, en riquezas espirituales y materiales, a todo aquel que los escucha.

En este día tan esplendido, donde el encuentro contigo calma mis angustias, quiero enaltecer con esta oración tu energía espiritual de amor y sabiduría. Elevo ante tu grandioso poder mis manos abiertas, proclamando a los cuatro vientos la grandeza de tu piedad, con la que nos sentimos dichosos por tus favores cumplidos. Por los siglos de los siglos. Amén.

7.- Plegarias Para Todos los Días por las Deudas y Compromisos

¡Eterno Dios Todopoderoso! En este nuevo día quiero clamar a tu inmenso poder para que me permitas pagar nuestras deudas y apremios. Hoy he decidido ser próspero. Lo decreto, a pesar de que todos los días vemos como la situación se vuelve más complicada y difícil de sobrellevar.

Gran Maestro Creador de la Vida y la Prosperidad, tú que sabes que todas las crisis son para aprender, te imploro que me ayudes a controlar mis gastos e invertirlos prioritariamente en lo necesario. Estoy convencido que lo puedo lograr y sé que tú estás ahí con una cosecha de bendiciones para todos nosotros.

Amado Dios, elevo mis suplicas a tu poder celestial esperando recibir las bendiciones que has preparado para este magnífico día y sé que muchas bendiciones más, vienen en camino para solventar mis problemas económicos.

Solo me queda decirte, como lo hago todos los días: Gracias Amantísimo Dios Padre Misericordioso, infinitas gracias por socorrerme cada vez que acudo a ti. Fortaléceme en la fe y en tu misericordioso poder eterno, para que las situaciones de escasez monetaria por las tantas deudas desaparezcan. Por los siglos de los siglos. Amén.

Una Oración para Todos los Días y Encomendarse a Dios

Oraciones Para Todos los Días

Siempre es bueno, tener a la mano las Oraciones para Todos los Días y encomendarse a nuestro Dios Padre. A menudo, nos desconsolamos mucho porque las cosas no salen como queremos, pero obviamos la importancia de dialogar e interactuar con el Dios Padre y el valor de la sabiduría, que es uno de los dones más hermosos del ser humano.

El apoyo de nuestro Dios Padre nos da aliento para seguir adelante, porque solo él, es el único que dictamina el tiempo y el espacio para hacer realidad nuestras plegarias al empezar el día. Él es nuestro liberador más grande. Rezarle y orarle con mucha fe para todos los días en nuestros actos y decisiones, es el arma más poderosa que tenemos, para agradecerle por un día más de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir